Volcanes Chimborazo y Cotopaxi, sin más de la mitad de su hielo

Con la pérdida de los glaciares también se pierde el agua.

Con la pérdida de los glaciares también se pierde el agua. Foto: Captura de video
12 Noviembre, 2019, 3:51 pm
Por: Televistazo 
El Chimborazo es el nevado más alto del Ecuador con 6.310 metros. El volcán es parte central del escudo nacional, donde aparece con un casquete de hielo que cubre completamente sus flancos.
 
Pero esa imagen ya no es real. El Chimborazo es una de las montañas que más ha sufrido el retroceso de sus glaciares: entre 1962 y 2016 perdió el 72% de su capa de hielo.
 
 
“Nos preocupa que alguna vez el Chimborazo se quede sin hielo, sin la nieve, descubierto. Hoy llegan los visitantes y dicen que no hay nieve”, dijo Óscar Tixi, quien trabaja cuidando la montaña desde hace 31 años.
 
Los pocos que logran llegar a los 5.460 metros, que es en donde está el glaciar, solo pueden imaginar cómo hace años todas las laderas hacia abajo estaban cubiertas de nieve.
 
 
Actualmente, el glaciar está resquebrajado; inmensas grietas con decenas de metros de profundidad muestran su deterioro. Con la pérdida del glaciar, también se pierde el agua. 
 
5 comunidades de la parte alta de Chimborazo dependen directamente de los hielos, pero ahora solo 2 tienen un suministro suficiente.
 
El Cotopaxi, con sus 5.897 metros de altura, es el segundo atractivo turístico más importante del Ecuador. 
 
Este volcán perdió el 55% de su glaciar desde 1976 y ahora, en un día despejado, se puede ver con claridad la arena roja que queda cuando el hielo retrocede. 
 
 
Uno de los atractivos de la montaña era la caminata desde el parquedero hasta el refugio José Rivas, a 4.864 metros de altura, abriéndose paso entre la nieve. Pero eso ya no es posible. Llegar al refugio solo es la mitad del camino hacia el hielo. 
 
Llegar a la altura es solo constatar la realidad de este glaciar, que retrocede entre 1 y 2 centímetros cada día, poniendo en riesgo, incluso, a las fuentes de agua de comunidades y ciudades como Quito.
 
El Chimborazo es el nevado más alto del Ecuador con 6.310 metros. El volcán es parte central del escudo nacional, donde aparece con un casquete de hielo que cubre completamente sus flancos.
 
Pero esa imagen ya no es real. El Chimborazo es una de las montañas que más ha sufrido el retroceso de sus glaciares: entre 1962 y 2016 perdió el 72% de su capa de hielo.
 
 
“Nos preocupa que alguna vez el Chimborazo se quede sin hielo, sin la nieve, descubierto. Hoy llegan los visitantes y dicen que no hay nieve”, dijo Óscar Tixi, quien trabaja cuidando la montaña desde hace 31 años.
 
Los pocos que logran llegar a los 5.460 metros, que es en donde está el glaciar, solo pueden imaginar cómo hace años todas las laderas hacia abajo estaban cubiertas de nieve.
 
 
Actualmente, el glaciar está resquebrajado; inmensas grietas con decenas de metros de profundidad muestran su deterioro. Con la pérdida del glaciar, también se pierde el agua. 
 
5 comunidades de la parte alta de Chimborazo dependen directamente de los hielos, pero ahora solo 2 tienen un suministro suficiente.
 
El Cotopaxi, con sus 5.897 metros de altura, es el segundo atractivo turístico más importante del Ecuador. 
 
Este volcán perdió el 55% de su glaciar desde 1976 y ahora, en un día despejado, se puede ver con claridad la arena roja que queda cuando el hielo retrocede. 
 
 
Uno de los atractivos de la montaña era la caminata desde el parquedero hasta el refugio José Rivas, a 4.864 metros de altura, abriéndose paso entre la nieve. Pero eso ya no es posible. Llegar al refugio solo es la mitad del camino hacia el hielo. 
 
Llegar a la altura es solo constatar la realidad de este glaciar, que retrocede entre 1 y 2 centímetros cada día, poniendo en riesgo, incluso, a las fuentes de agua de comunidades y ciudades como Quito.