Asambleístas en embajada de México comparecen ante comisión

Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía y Carlos Viteri dicen ser perseguidos políticos.

Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía y Carlos Viteri dicen ser perseguidos políticos. Foto: Asamblea
8 Noviembre, 2019, 3:36 pm
Por: Televistazo 
El asambleísta del correísmo, Yofre Poma, acusado de paralización de un servicio público llegó, custodiado por guías penitenciarios, a comparecer a la comisión multiparidista del Legislativo que investiga los hechos ocurridos durante los 11 días de paro nacional.
 
Pero no solo Poma rindió su versión en condiciones particulares. Sus 3 coidearios Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía y Carlos Viteri, que tienen protección política en la embajada de México en Quito, comparecieron vía videoconferencia y señalaron que son perseguidos políticos.
 
 
“Si el gobierno ecuatoriano, si la propia Asamblea Nacional no es capaz de proteger a una ciudadana, a una parlamentaria, yo agradezco que haya otro gobierno, como el gobierno mexicano, que si haya considerado esta protección”, dijo Gabriela Rivadeneira.
 
Buendía afirmó que desde 2017 recibe amenazas, que ha denunciado en la Fiscalía sin recibir respuesta favorable. “Me vi obligada a dejar mi domicilio y pedir protección internacional”, manifestó la legisladora. 
 
Ninguno de los 3 parlamentarios tiene procesos judiciales en su contra.
 
A la comisión también acudió el periodista Freddy Paredes, quien fue agredido con un piedrazo en la cabeza al salir de la Casa de la Cultura, el 10 de octubre de 2019, mientras cubría la concentración indígena en el Ágora.
 
“Sí, señores, fui secuestrado, al igual que el resto de colegas periodistas. Un secuestro se entiende como la posibilidad de evitar la libre movilidad de una persona a base de coerción, de fuerza, de intimidación”, aseguró el comunicador. 
 
 
En la mesa legislativa, miembros de la Policía retenidos y heridos durante las manifestaciones también dieron su testimonio sobre lo que vivieron.
 
La comisión deberá preparar un informe sobre estas comparecencias, que será debatido en el Pleno del Legislativo. 
El asambleísta del correísmo, Yofre Poma, acusado de paralización de un servicio público llegó, custodiado por guías penitenciarios, a comparecer a la comisión multiparidista del Legislativo que investiga los hechos ocurridos durante los 11 días de paro nacional.
 
Pero no solo Poma rindió su versión en condiciones particulares. Sus 3 coidearios Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía y Carlos Viteri, que tienen protección política en la embajada de México en Quito, comparecieron vía videoconferencia y señalaron que son perseguidos políticos.
 
 
“Si el gobierno ecuatoriano, si la propia Asamblea Nacional no es capaz de proteger a una ciudadana, a una parlamentaria, yo agradezco que haya otro gobierno, como el gobierno mexicano, que si haya considerado esta protección”, dijo Gabriela Rivadeneira.
 
Buendía afirmó que desde 2017 recibe amenazas, que ha denunciado en la Fiscalía sin recibir respuesta favorable. “Me vi obligada a dejar mi domicilio y pedir protección internacional”, manifestó la legisladora. 
 
Ninguno de los 3 parlamentarios tiene procesos judiciales en su contra.
 
A la comisión también acudió el periodista Freddy Paredes, quien fue agredido con un piedrazo en la cabeza al salir de la Casa de la Cultura, el 10 de octubre de 2019, mientras cubría la concentración indígena en el Ágora.
 
“Sí, señores, fui secuestrado, al igual que el resto de colegas periodistas. Un secuestro se entiende como la posibilidad de evitar la libre movilidad de una persona a base de coerción, de fuerza, de intimidación”, aseguró el comunicador. 
 
 
En la mesa legislativa, miembros de la Policía retenidos y heridos durante las manifestaciones también dieron su testimonio sobre lo que vivieron.
 
La comisión deberá preparar un informe sobre estas comparecencias, que será debatido en el Pleno del Legislativo. 
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS