Conaie acepta diálogo directo con Moreno

Así lo anunció la dirigencia la tarde del sábado 12 de octubre de 2019.

Entre las condiciones que demanda la dirigencia, está que las conversaciones sean públicas. Foto: Archivo AFP
12 Octubre, 2019, 12:52 pm
Por: AFP y Redacción 
En el décimo día de protestas contra las medidas económicas, la Conaie anunció que acepta el diálogo directo con el presidente Lenín Moreno para buscar solucionar el conflicto.
 
"Hemos decidido participar en el Diálogo directo con Lenin sobre la derogatoria o revisión del decreto 883", que estableció la eliminación del subsidio a las gasolinas. 
 
 
 
“Si vamos al diálogo, este debe ser público, deben escuchar los 16 millones de ecuatorianos, todos los medios de comunicación deben transmitir para se vea que los dirigentes no están vendidos, nosotros no vamos a dialogar tras los bastidores, debe ser con el pueblo ecuatoriano", aseveró Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi.
 
 
Añadió que el diálogo deber ser en un lugar independiente, "sin injerencia de ninguna condición política ni de ningún sector político”.
 
“Debe estar garantizado por las organizaciones independientes, como Conferencia Episcopal Ecuatoriana, las Naciones Unidas, entre otras”, expresó.
 
Según el dirigente indígena Salvador Quishpe, la comisión política dirigentes y exdirigentes de la Conaie, “luego de una serie de análisis recomendó asistir al llamado del gobierno. Toda vez que no queremos seguir perdiendo más vidas y tampoco queremos que EL correísmo siga manipulando para sus venganzas políticas, donde nada tiene que ver la CONAIE”. Así lo escribió, más temprano, Quishpe en su cuenta de Twitter. 
 
“No estamos para dar el gusto al correísmo, estamos con el objetivo del decreto 883, nuestros territorios, vamos a luchar por eso y no por cosas oscuras que no responde a los propósitos del movimiento indígena”, agregó. 
 
Los indígenas responden al ofrecimiento que hizo el viernes el mandatario para que dialoguen directo con él. Los manifestantes habían mantenido como exigencia la eliminación el decreto que desató la protesta del movimiento y de organizaciones sociales.
 
La organización reconsideró su negativa inicial y aceptó un encuentro cara a cara con el presidente para discutir "la derogatoria o revisión del decreto" sobre las reformas económicas, tras más de una semana de protestas que dejaron cinco muertos y casi 2.000 heridos y detenidos.
 
El viernes Moreno consideró "indispensable frenar la violencia" e invitó a la Conaie a "encontrar soluciones" frente al llamado de la dirigencia a radicalizar las acciones tras el fracaso de una primera tentativa de acercamiento a instancias de la ONU y la Iglesia católica.
 
 
Sin embargo, el movimiento indígena dijo que la propuesta carecía de "credibilidad", insistiendo en que solo se sentaría a conversar "cuando se derogue" el decreto que eliminó subsidios y encareció los combustibles en hasta 123%.
 
Este sábado los indígenas, esta vez liderados por las mujeres, salieron a marchar en el marco de nuevas protestas y focos de violencia contra los ajustes. 
 
 
En el décimo día de protestas contra las medidas económicas, la Conaie anunció que acepta el diálogo directo con el presidente Lenín Moreno para buscar solucionar el conflicto.
 
"Hemos decidido participar en el Diálogo directo con Lenin sobre la derogatoria o revisión del decreto 883", que estableció la eliminación del subsidio a las gasolinas. 
 
 
 
“Si vamos al diálogo, este debe ser público, deben escuchar los 16 millones de ecuatorianos, todos los medios de comunicación deben transmitir para se vea que los dirigentes no están vendidos, nosotros no vamos a dialogar tras los bastidores, debe ser con el pueblo ecuatoriano", aseveró Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi.
 
 
Añadió que el diálogo deber ser en un lugar independiente, "sin injerencia de ninguna condición política ni de ningún sector político”.
 
“Debe estar garantizado por las organizaciones independientes, como Conferencia Episcopal Ecuatoriana, las Naciones Unidas, entre otras”, expresó.
 
Según el dirigente indígena Salvador Quishpe, la comisión política dirigentes y exdirigentes de la Conaie, “luego de una serie de análisis recomendó asistir al llamado del gobierno. Toda vez que no queremos seguir perdiendo más vidas y tampoco queremos que EL correísmo siga manipulando para sus venganzas políticas, donde nada tiene que ver la CONAIE”. Así lo escribió, más temprano, Quishpe en su cuenta de Twitter. 
 
“No estamos para dar el gusto al correísmo, estamos con el objetivo del decreto 883, nuestros territorios, vamos a luchar por eso y no por cosas oscuras que no responde a los propósitos del movimiento indígena”, agregó. 
 
Los indígenas responden al ofrecimiento que hizo el viernes el mandatario para que dialoguen directo con él. Los manifestantes habían mantenido como exigencia la eliminación el decreto que desató la protesta del movimiento y de organizaciones sociales.
 
La organización reconsideró su negativa inicial y aceptó un encuentro cara a cara con el presidente para discutir "la derogatoria o revisión del decreto" sobre las reformas económicas, tras más de una semana de protestas que dejaron cinco muertos y casi 2.000 heridos y detenidos.
 
El viernes Moreno consideró "indispensable frenar la violencia" e invitó a la Conaie a "encontrar soluciones" frente al llamado de la dirigencia a radicalizar las acciones tras el fracaso de una primera tentativa de acercamiento a instancias de la ONU y la Iglesia católica.
 
 
Sin embargo, el movimiento indígena dijo que la propuesta carecía de "credibilidad", insistiendo en que solo se sentaría a conversar "cuando se derogue" el decreto que eliminó subsidios y encareció los combustibles en hasta 123%.
 
Este sábado los indígenas, esta vez liderados por las mujeres, salieron a marchar en el marco de nuevas protestas y focos de violencia contra los ajustes. 
 
 

NOTICIAS DESTACADAS