Odebrecht financió coimas en Ecuador mediante pólizas, según investigación periodística

La constructora brasileña habría utilizado seguros de dos obras para desviar fondos.

ECUADOR.- La constructora brasileña habría utilizado seguros de dos obras para desviar fondos. Foto: Archivo
27 Junio, 2019, 10:28 am
Por: Redacción 
Dos pólizas del poliducto Pascuales Cuenca y el trasvase Daule Vinces habría utilizado la constructora brasileña Odebrecht para desviar fondos y financiar coimas en Ecuador. Así lo revela la reciente publicación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), en colaboración con diario El Universo.
 
Ambas pólizas suman $1,1 millones y fueron firmadas, primero, con una aseguradora nacional y, luego, con una reaseguradora de Barbados. Esta cedió su póliza a una financiera panameña que alimentaba las cuentas que Odebrecht usaba para el pago de sobornos. 
 
Según recoge El Universo, la constructora brasileña firmó dos pólizas, en diciembre de 2014, con la compañía de seguros Ecuatoriano Suiza. Se trató de contratos adicionales para cubrir el deducible de unas pólizas anteriores que Odebrecht había adquirido a otras aseguradoras para los proyectos Pascuales Cuenca y Daule Vinces.
 
Ecuatoriano Suiza reaseguró con otra empresa para compartir el riesgo. El reaseguro se hizo con Ocean Re, registrada en Barbados, que tiene una calificación de riesgo menor a Ecuatoriano Suiza.
 
Esta fue una de las tres vías que usó Odebrecht para desviar fondos de obras públicas.
 
De los $1,1 millones que costaron estas dos pólizas, según las facturas entregadas por Ecuatoriano Suiza, esta se quedó con una comisión de $71.000 y Ocean Re con $33.000. El resto, casi $1 millón, se transfirió a la financiera panameña Nashville Financial Corp, relacionada con el departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, que administraba los pagos ilícitos. 

La nueva publicación del Consorcio de Periodistas revela que el Metro de Quito y la Ruta Viva constan entre las obras por las que Odebrecht habría pagado sobornos. En el primer caso, por $5 millones; y en el segundo por $2,8 millones.

Estas dos obras se suman a las cinco que se había detallado en una publicación anterior: Refinería del Pacífico, acueducto La Esperanza, trasvase Daule-Vinces, poliducto Pascuales-Cuenca e hidroeléctrica Manduriacu. Por las siete obras, Odebrecht pagó $51 millones en coimas. 
 
Dos pólizas del poliducto Pascuales Cuenca y el trasvase Daule Vinces habría utilizado la constructora brasileña Odebrecht para desviar fondos y financiar coimas en Ecuador. Así lo revela la reciente publicación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), en colaboración con diario El Universo.
 
Ambas pólizas suman $1,1 millones y fueron firmadas, primero, con una aseguradora nacional y, luego, con una reaseguradora de Barbados. Esta cedió su póliza a una financiera panameña que alimentaba las cuentas que Odebrecht usaba para el pago de sobornos. 
 
Según recoge El Universo, la constructora brasileña firmó dos pólizas, en diciembre de 2014, con la compañía de seguros Ecuatoriano Suiza. Se trató de contratos adicionales para cubrir el deducible de unas pólizas anteriores que Odebrecht había adquirido a otras aseguradoras para los proyectos Pascuales Cuenca y Daule Vinces.
 
Ecuatoriano Suiza reaseguró con otra empresa para compartir el riesgo. El reaseguro se hizo con Ocean Re, registrada en Barbados, que tiene una calificación de riesgo menor a Ecuatoriano Suiza.
 
Esta fue una de las tres vías que usó Odebrecht para desviar fondos de obras públicas.
 
De los $1,1 millones que costaron estas dos pólizas, según las facturas entregadas por Ecuatoriano Suiza, esta se quedó con una comisión de $71.000 y Ocean Re con $33.000. El resto, casi $1 millón, se transfirió a la financiera panameña Nashville Financial Corp, relacionada con el departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, que administraba los pagos ilícitos. 

La nueva publicación del Consorcio de Periodistas revela que el Metro de Quito y la Ruta Viva constan entre las obras por las que Odebrecht habría pagado sobornos. En el primer caso, por $5 millones; y en el segundo por $2,8 millones.

Estas dos obras se suman a las cinco que se había detallado en una publicación anterior: Refinería del Pacífico, acueducto La Esperanza, trasvase Daule-Vinces, poliducto Pascuales-Cuenca e hidroeléctrica Manduriacu. Por las siete obras, Odebrecht pagó $51 millones en coimas.