Denuncian red de corrupción en Refinería de Esmeraldas

Según Cppcs, irregularidades se habrían dado en rehabilitación de la refinería.

  • Según Cppcs, irregularidades se habrían dado en rehabilitación de la refinería. Foto: Archivo Petroecuador
7 Mayo, 2019, 5:20 pm
Por: Javier Vite 
Un informe del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cppcs) transitorio indica que altos funcionarios del Estado estarían involucrados en una presunta de red de corrupción dentro de la “Rehabilitación Integral de la Refinería Estatal Esmeraldas”, uno de los mayores proyectos hidrocarburíferos del país.
 
Según un boletín del organismo, el proyecto fue aprobado por el Directorio de Petroecuador en agosto de 2006, con un plazo de ejecución estimado de 2 años; sin embargo, culminó en diciembre de 2015, al cabo de 9 años y cuatro meses aproximadamente. De acuerdo con el Consejo de Participación, en ese período, el presupuesto del proyecto se incrementó de USD 127´053.000 a USD 1.712´835.027,76. Un incremento de más del mil por ciento (1.348 %) en el costo total.
 
 
En el mismo período se emitieron múltiples declaraciones de emergencia desde la Presidencia de la República, Presidencia Ejecutiva de Petroecuador, Vicepresidencia de Petroindustrial y Gerencia de Refinación de EP Petroecuador, “con la finalidad de obviar procedimientos de contratación establecidos en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública (LOSNCP) y su Reglamento; y proceder a contrataciones directas de construcción de obras, adquisición de bienes o prestación de servicios, incluidos los de consultoría, que se requerían para superar las situaciones de emergencia”. 
 
Para la ejecución de este proyecto se empleó el “giro específico del negocio”, que es una modalidad de contratación pública bajo régimen especial, apartado de los principios y otros procedimientos contractuales previstos en la LOSNCP y su Reglamento.
 
Esto, de acuerdo con el informe del Cpccs, “se convirtió en una práctica para encubrir manejos poco transparentes: contratos otorgados a compañías en forma directa; contratos complementarios; convenios de pago; subcontrataciones sin autorización de la entidad contratante; discrecionalidad en el gasto; participación de empresas en actividades para las que no están calificadas; sobreprecios; entre otros”. 
 
 
Por ejemplo, detalla el caso de la empresa Tesca, que se encontraba registrada como contratista fallida en el portal de compras públicas desde el 17 de diciembre de 2014, pero se le otorgó un nuevo contrato en el proceso de rehabilitación de la Refinería Esmeraldas.
 
También, se gestionaron créditos externos a nombre de Petroecuador, como el de la Empresa Noble Americas Corp. (crédito de USD 1.000´000.000), a cambio del suministro de naftas de alto octanaje y diésel premium, para el financiamiento de los programas de rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas y el proyecto de Construcción del Poliducto Pascuales-Cuenca; sin embargo, menciona el documento, “no existe evidencia de que el dinero entregado se hubiere invertido en los proyectos antes mencionados”. 
 
 
El Consejo de Participación Ciudadana pedirá a la Fiscalía acelerar los procesos de enjuiciamiento e investigar un presunto peculado por parte de Alex Fabricio Bravo Pachano, Carlos Pareja Yannuzzelli, Diego German Tapia Ayala, Marco Gustavo Calvopiña Vega, Marcelo Patricio Reyes López, Pablo Humberto Romero Quezada, Diego Rovere Buitrón, Carlos Luis Quinde Alejandro, Raymond Falcón Jr. y Jaime Patricio Morillo Wellwnius.
 
De acuerdo con el Cpccs, el entonces contralor general, Carlos Pólit, no cumplió su obligación de control. Tampoco lo hizo Galo Chiriboga, tanto en su calidad de exfiscal, como expresidente Ejecutivo de Petroecuador y exministro de Energía y Minas.
 
Un informe del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cppcs) transitorio indica que altos funcionarios del Estado estarían involucrados en una presunta de red de corrupción dentro de la “Rehabilitación Integral de la Refinería Estatal Esmeraldas”, uno de los mayores proyectos hidrocarburíferos del país.
 
Según un boletín del organismo, el proyecto fue aprobado por el Directorio de Petroecuador en agosto de 2006, con un plazo de ejecución estimado de 2 años; sin embargo, culminó en diciembre de 2015, al cabo de 9 años y cuatro meses aproximadamente. De acuerdo con el Consejo de Participación, en ese período, el presupuesto del proyecto se incrementó de USD 127´053.000 a USD 1.712´835.027,76. Un incremento de más del mil por ciento (1.348 %) en el costo total.
 
 
En el mismo período se emitieron múltiples declaraciones de emergencia desde la Presidencia de la República, Presidencia Ejecutiva de Petroecuador, Vicepresidencia de Petroindustrial y Gerencia de Refinación de EP Petroecuador, “con la finalidad de obviar procedimientos de contratación establecidos en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública (LOSNCP) y su Reglamento; y proceder a contrataciones directas de construcción de obras, adquisición de bienes o prestación de servicios, incluidos los de consultoría, que se requerían para superar las situaciones de emergencia”. 
 
Para la ejecución de este proyecto se empleó el “giro específico del negocio”, que es una modalidad de contratación pública bajo régimen especial, apartado de los principios y otros procedimientos contractuales previstos en la LOSNCP y su Reglamento.
 
Esto, de acuerdo con el informe del Cpccs, “se convirtió en una práctica para encubrir manejos poco transparentes: contratos otorgados a compañías en forma directa; contratos complementarios; convenios de pago; subcontrataciones sin autorización de la entidad contratante; discrecionalidad en el gasto; participación de empresas en actividades para las que no están calificadas; sobreprecios; entre otros”. 
 
 
Por ejemplo, detalla el caso de la empresa Tesca, que se encontraba registrada como contratista fallida en el portal de compras públicas desde el 17 de diciembre de 2014, pero se le otorgó un nuevo contrato en el proceso de rehabilitación de la Refinería Esmeraldas.
 
También, se gestionaron créditos externos a nombre de Petroecuador, como el de la Empresa Noble Americas Corp. (crédito de USD 1.000´000.000), a cambio del suministro de naftas de alto octanaje y diésel premium, para el financiamiento de los programas de rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas y el proyecto de Construcción del Poliducto Pascuales-Cuenca; sin embargo, menciona el documento, “no existe evidencia de que el dinero entregado se hubiere invertido en los proyectos antes mencionados”. 
 
 
El Consejo de Participación Ciudadana pedirá a la Fiscalía acelerar los procesos de enjuiciamiento e investigar un presunto peculado por parte de Alex Fabricio Bravo Pachano, Carlos Pareja Yannuzzelli, Diego German Tapia Ayala, Marco Gustavo Calvopiña Vega, Marcelo Patricio Reyes López, Pablo Humberto Romero Quezada, Diego Rovere Buitrón, Carlos Luis Quinde Alejandro, Raymond Falcón Jr. y Jaime Patricio Morillo Wellwnius.
 
De acuerdo con el Cpccs, el entonces contralor general, Carlos Pólit, no cumplió su obligación de control. Tampoco lo hizo Galo Chiriboga, tanto en su calidad de exfiscal, como expresidente Ejecutivo de Petroecuador y exministro de Energía y Minas.
 
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS