Gobierno nacional contrató 6 obras con constructora Odebrecht en los últimos 6 años

Empresa brasileña está envuelta en escándalo de corrupción por posible entrega de coimas.

Central Hidroeléctrica Manduriacu. Foto: Archivo / Flickr del Ministerio de Electricidad
22 Diciembre, 2016, 8:49 pm
Por: Redacción 

En el período comprendido entre los años 2010 y 2016 el Gobierno nacional contrató 6 obras con la constructora brasileña Norberto Odebrecht.
 
En 2011 se contrató la construcción de la Central Hidroeléctrica Pucará, en la provincia de Tungurahua; obra cuyo precio referencial fue de 18 millones de dólares. Esta central genera 78 megawatios de energía para el país, pero en 2001 debió ser reparada por una falla en un túnel de abastecimiento. 
 
En el 2012 se contrató la obra del Trasvase Daule Vinces con un precio referencial de 191 millones de dólares, que fue inaugurado por el presidente Rafael Correa en diciembre de 2015. Se construyó para el riego de 170 mil hectáreas de tierras agrícolas
 
Ese mismo año Odebrecht se hizo cargo de la remoción y relleno del terreno para la Refinerá del Pacífico a un precio referencial de 229 millones de dólares. La participación de la constructora es parte del proyecto en el que hasta la fecha se han invertido 1.503 millones de dólares.
 
 
También en ese año se contrató la construcción de la Central Hidroeléctrica Manduriacu que costó 124 millones de dólares. La central, que aporta 65 megavatios, está en pleno funcionamiento aunque en medio de otra polémica debido a la denuncia de la Comisión Ciudadana contra la Corrupción acerca de que la obra tendría un sobreprecio de hasta el 82%
 
En 2013 el Gobierno contrató a Odebrecht para implementar el Poliducto Pascuales - Cuenca a un precio de 369 millones de dólares. En febrero de este año fue el vicepresidente Jorge Glas quien dio inicio a su operación.
 
Y en 2015 el régimen volvió a contratar a Odebrecht para que construya el Acueducto La Esperanza - Refinería El Pacífico por 334 millones de dólares. Esta es una de las obras del proyecto de Refinería del Pacífico.
 
En total, en los últimos 6 años, el Gobierno nacional contrató con Odebrecht obras por 1.265 millones de dólares, la mayoría de ellas en los sectores estratégicos del Estado.
En el período comprendido entre los años 2010 y 2016 el Gobierno nacional contrató 6 obras con la constructora brasileña Norberto Odebrecht.
 
En 2011 se contrató la construcción de la Central Hidroeléctrica Pucará, en la provincia de Tungurahua; obra cuyo precio referencial fue de 18 millones de dólares. Esta central genera 78 megawatios de energía para el país, pero en 2001 debió ser reparada por una falla en un túnel de abastecimiento. 
 
En el 2012 se contrató la obra del Trasvase Daule Vinces con un precio referencial de 191 millones de dólares, que fue inaugurado por el presidente Rafael Correa en diciembre de 2015. Se construyó para el riego de 170 mil hectáreas de tierras agrícolas
 
Ese mismo año Odebrecht se hizo cargo de la remoción y relleno del terreno para la Refinerá del Pacífico a un precio referencial de 229 millones de dólares. La participación de la constructora es parte del proyecto en el que hasta la fecha se han invertido 1.503 millones de dólares.
 
 
También en ese año se contrató la construcción de la Central Hidroeléctrica Manduriacu que costó 124 millones de dólares. La central, que aporta 65 megavatios, está en pleno funcionamiento aunque en medio de otra polémica debido a la denuncia de la Comisión Ciudadana contra la Corrupción acerca de que la obra tendría un sobreprecio de hasta el 82%
 
En 2013 el Gobierno contrató a Odebrecht para implementar el Poliducto Pascuales - Cuenca a un precio de 369 millones de dólares. En febrero de este año fue el vicepresidente Jorge Glas quien dio inicio a su operación.
 
Y en 2015 el régimen volvió a contratar a Odebrecht para que construya el Acueducto La Esperanza - Refinería El Pacífico por 334 millones de dólares. Esta es una de las obras del proyecto de Refinería del Pacífico.
 
En total, en los últimos 6 años, el Gobierno nacional contrató con Odebrecht obras por 1.265 millones de dólares, la mayoría de ellas en los sectores estratégicos del Estado.