Chileno se disculpa por llamar "muerto de hambre" a rival

El jugador Nicolás Díaz admitió su falla y lamentó lo ocurrido ante los venezolanos.

Nicolás Díaz, discutiendo con los jugadores venezolanos.
21 Enero, 2019, 8:37 am
Por: Redacción 
El jugador chileno Nicolás Díaz pidió disculpas por sus "dichos hirientes" al venezolano Pablo Bonilla, luego de gritarle "muerto de hambre" en medio del duelo entre ambas selecciones por el Suramericano Sub- 20 que se juega en Chile y que terminó con triunfo de los 'chamos' por 2-1.
 
En una carta abierta publicada en la página de la Asociación del Fútbol chileno (ANFP), el jugador admitió su falla y extendió sus "sinceras disculpas" a "toda la comunidad venezolana que vive en Chile".
 
"Las cosas que pasan en la cancha, se quedan en la cancha" es un dicho que se utiliza de forma habitual en esta actividad, pero no justifica actitudes irresponsables y dichos tan hirientes como el que cometí", señala la misiva.
 
El episodio se replicó en las redes sociales, en especial entre la numerosa comunidad venezolana que se instaló en Chile en los últimos tres años a causa de la profunda crisis económica y política que vive el país caribeño. 
 
 
El jugador chileno Nicolás Díaz pidió disculpas por sus "dichos hirientes" al venezolano Pablo Bonilla, luego de gritarle "muerto de hambre" en medio del duelo entre ambas selecciones por el Suramericano Sub- 20 que se juega en Chile y que terminó con triunfo de los 'chamos' por 2-1.
 
En una carta abierta publicada en la página de la Asociación del Fútbol chileno (ANFP), el jugador admitió su falla y extendió sus "sinceras disculpas" a "toda la comunidad venezolana que vive en Chile".
 
"Las cosas que pasan en la cancha, se quedan en la cancha" es un dicho que se utiliza de forma habitual en esta actividad, pero no justifica actitudes irresponsables y dichos tan hirientes como el que cometí", señala la misiva.
 
El episodio se replicó en las redes sociales, en especial entre la numerosa comunidad venezolana que se instaló en Chile en los últimos tres años a causa de la profunda crisis económica y política que vive el país caribeño.