(VIDEO) Recuerda las dos primeras presentaciones de Cerati en Ecuador

Ecuador recibió en siete ocasiones al genio de la música, su primer concierto aquí fue hace 28 años.

Ecuador recibió en siete ocasiones al genio de la música, su primer concierto aquí fue hace 28 años.
4 Septiembre, 2014, 12:53 pm
Por: Redacción 
Con el fallecimiento de Gustavo Cerati vienen los mejores recuerdos que este genio nos hizo vivir a través de la música. Ecuador tuvo el honor de recibirlo en siete ocasiones. 
 
Junto a su banda Soda Estéreo, el argentino se presentó por primera vez el 10 de noviembre de 1986 en las instalaciones de Telecentro Central 10, hoy el actual canal TC. Una epifanía que se quedó guardada con mucho cariño en el corazón de los ecuatorianos. 
 
“Nosotros partimos desde la base de que no nos gustan mucho los grupos que aconsejan a la juventud, tenés que hacer tal cosa, tal otra, es ridículo. Lo que sí la temática gira en torno a cosas que nos pasan y eso puede ser una temática irónica, crítica, de amor... de odio, de cualquier cosa, no importa. Lo importante para mí es producir efecto, el que sea”, dijo en ese escenario hace ya 28 años.
 
Aquel día tocaron “Juegos de Seducción”, “Observándonos”, “Cuando pase el Temblor”, entre otros temas. 
 
 
 
Un año después regresaron con “Signos”. El público eufórico ya tenía impregnada en las venas sus discos “Soda Estéreo” y “Nada Personal”. Se presentaron para las fiestas julianas en el Coliseo Voltaire Paladines Polo, en el Hotel Ramada, la discoteca Infinity y en la Universidad Católica. En Quito pisó el escenario del anfiteatro La Chorrera. 
 
 
 
El 6 de diciembre de 1987 vino por tercera ocasión, nuevamente a la Chorrera, compartiendo escenario con Yordano y la Sonora Dinamita. 
 
El 26 de mayo del 2000 visitó como solista el Ágora de la Casa de la Cultura de Quito con su disco “Bocanda”. 
 
El 27 de diciembre del 2002 fue el concierto de los grandes. Cerati compartió escenario en el coliseo Rumiñahui con Charlie García, Fito Páez, Aterciopelados y Krucks en Karnak.  
 
Tuvo que pasar 10 años para que regresara como parte de su última gira “Me verás volver”, junto a su amada banda. Ese 27 de octubre del 2007 vinieron a Guayaquil miles procedentes de diferentes partes del país. Fue el adiós definitivo de más de 35.000 personas hacia el hombre que cambió el panorama del rock latinoamericano, el músico revolucionario, el rebelde. 
 
Con el fallecimiento de Gustavo Cerati vienen los mejores recuerdos que este genio nos hizo vivir a través de la música. Ecuador tuvo el honor de recibirlo en siete ocasiones. 
 
Junto a su banda Soda Estéreo, el argentino se presentó por primera vez el 10 de noviembre de 1986 en las instalaciones de Telecentro Central 10, hoy el actual canal TC. Una epifanía que se quedó guardada con mucho cariño en el corazón de los ecuatorianos. 
 
“Nosotros partimos desde la base de que no nos gustan mucho los grupos que aconsejan a la juventud, tenés que hacer tal cosa, tal otra, es ridículo. Lo que sí la temática gira en torno a cosas que nos pasan y eso puede ser una temática irónica, crítica, de amor... de odio, de cualquier cosa, no importa. Lo importante para mí es producir efecto, el que sea”, dijo en ese escenario hace ya 28 años.
 
Aquel día tocaron “Juegos de Seducción”, “Observándonos”, “Cuando pase el Temblor”, entre otros temas. 
 
 
 
Un año después regresaron con “Signos”. El público eufórico ya tenía impregnada en las venas sus discos “Soda Estéreo” y “Nada Personal”. Se presentaron para las fiestas julianas en el Coliseo Voltaire Paladines Polo, en el Hotel Ramada, la discoteca Infinity y en la Universidad Católica. En Quito pisó el escenario del anfiteatro La Chorrera. 
 
 
 
El 6 de diciembre de 1987 vino por tercera ocasión, nuevamente a la Chorrera, compartiendo escenario con Yordano y la Sonora Dinamita. 
 
El 26 de mayo del 2000 visitó como solista el Ágora de la Casa de la Cultura de Quito con su disco “Bocanda”. 
 
El 27 de diciembre del 2002 fue el concierto de los grandes. Cerati compartió escenario en el coliseo Rumiñahui con Charlie García, Fito Páez, Aterciopelados y Krucks en Karnak.  
 
Tuvo que pasar 10 años para que regresara como parte de su última gira “Me verás volver”, junto a su amada banda. Ese 27 de octubre del 2007 vinieron a Guayaquil miles procedentes de diferentes partes del país. Fue el adiós definitivo de más de 35.000 personas hacia el hombre que cambió el panorama del rock latinoamericano, el músico revolucionario, el rebelde.