El príncipe William se viste de samurái

El príncipe William de Inglaterra continuó el sábado con su visita a Japón.

De viaje sin su esposa Kate, que pronto dará a luz a su segundo hijo, William, segundo en la línea de sucesión al trono
De viaje sin su esposa Kate, que pronto dará a luz a su segundo hijo, William, segundo en la línea de sucesión al trono
De viaje sin su esposa Kate, que pronto dará a luz a su segundo hijo, William, segundo en la línea de sucesión al trono
De viaje sin su esposa Kate, que pronto dará a luz a su segundo hijo, William, segundo en la línea de sucesión al trono
28 Febrero, 2015, 4:20 pm
Por: Redacción 
El príncipe William de Inglaterra continuó el sábado con su visita a Japón vistiendo, para deleite de los fotógrafos, la rica indumentaria y el casco de un samurái durante una visita a los estudios de la cadena de televisión nipona NHK.
 
De viaje sin su esposa Kate, que pronto dará a luz a su segundo hijo, William, segundo en la línea de sucesión al trono británico, pidió un sable para perfeccionar su atuendo de la nobleza guerrera del Japón feudal antes de las fotos. 
 
 
"¿Está bien así?", preguntó el príncipe, a lo que alguien contestó: "te queda verdaderamente bien". 
 
 
 
El príncipe William recorrió a continuación los estudios de la NHK, donde los responsables de la cadena le explicaron cómo cubrieron el sismo, el tsunami y la catástrofe nuclear de Fukushima en 2011.
 
A continuación tenía previsto viajar hasta la región del noreste devastada por el sismo del 11 de marzo de 2011, donde debía entrevistarse por la tarde con el primer ministro conservador, Shinzo Abe.  
 
 
El principe William se reunió el viernes con la familia imperial nipona en su palacio en el corazón de Tokio durante una jornada fastuosa donde fue evocado el recuerdo de su madre, la princesa Diana. 
 
William representa no solo a la reina de Inglaterra quien, con 88 años, delega cada vez más sus viajes al extranjero, sino también a su padre, el príncipe Carlos, cuya última visita a Japón se remonta a 2008.
 
Después de Japón, William viajará a Pekín el domingo, con la esperanza de mejorar las relaciones diplomáticas entre ambos países. 
Fuente: AFP
El príncipe William de Inglaterra continuó el sábado con su visita a Japón vistiendo, para deleite de los fotógrafos, la rica indumentaria y el casco de un samurái durante una visita a los estudios de la cadena de televisión nipona NHK.
 
De viaje sin su esposa Kate, que pronto dará a luz a su segundo hijo, William, segundo en la línea de sucesión al trono británico, pidió un sable para perfeccionar su atuendo de la nobleza guerrera del Japón feudal antes de las fotos. 
 
 
"¿Está bien así?", preguntó el príncipe, a lo que alguien contestó: "te queda verdaderamente bien". 
 
 
 
El príncipe William recorrió a continuación los estudios de la NHK, donde los responsables de la cadena le explicaron cómo cubrieron el sismo, el tsunami y la catástrofe nuclear de Fukushima en 2011.
 
A continuación tenía previsto viajar hasta la región del noreste devastada por el sismo del 11 de marzo de 2011, donde debía entrevistarse por la tarde con el primer ministro conservador, Shinzo Abe.  
 
 
El principe William se reunió el viernes con la familia imperial nipona en su palacio en el corazón de Tokio durante una jornada fastuosa donde fue evocado el recuerdo de su madre, la princesa Diana. 
 
William representa no solo a la reina de Inglaterra quien, con 88 años, delega cada vez más sus viajes al extranjero, sino también a su padre, el príncipe Carlos, cuya última visita a Japón se remonta a 2008.
 
Después de Japón, William viajará a Pekín el domingo, con la esperanza de mejorar las relaciones diplomáticas entre ambos países.