La sombra del dopaje ha perseguido a Michael Arroyo

El jugador ecuatoriano volvió a ser suspendido por dar positivo en control antidopaje.

  • El jugador ecuatoriano volvió a ser suspendido por dar positivo en control antidopaje. Foto: API/Archivo
21 Noviembre, 2018, 10:26 am
Por: Redacción 

El jugador Michael Arroyo volvió a ser sancionado por dar positivo en un control antidopaje 11 años después de la primera vez que le sucedió y prácticamente sentenció su carrera.

En septiembre de 2007, Arroyo dio positivo por marihuana cuando era jugador de Emelec. Dicha infracción le significó una suspensión de 6 meses. En ese entonces tenía 20 años y pudo recuperar su carrera.

En 2009 jugó para Deportivo Quito, equipo con el cuál fue campeón nacional siendo una de las figuras del equipo. Un año después tendría su primera experiencia internacional al ser fichado por San Luis de México, pasó por el Atlante y en 2012 volvió al país para salir otra vez campeón nacional, pero en esta ocasión con Barcelona.

En 2013 volvió al Atlante, de ahí pasó al América de México donde también fue campeón y figura, pero donde la sombra del dopaje también volvió a aparecer. En diciembre de 2015, 'gambetita' fue acusado de dopaje por un medio mexicano tras la clasificación de las 'Águilas' a la semifinal del torneo. Él descartó esa acusación y no sufrió ninguna sanción, ya que no se comprobó.

Con el cuadro mexicano, el volante nacional fue campeón nacional en 2014 y campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf en 2015 y 2016. En 2017 pasó a Gremio, donde pasó más lesionado y casi no jugó, y en 2018 regresó a Barcelona donde retomó protagonismo. 

Eso hasta el clásico del astillero en el estadio Monumental el pasado 14 de octubre. En el mismo salió lesionado, debido a eso no se hizo la prueba antidopaje en ese momento, sino unos días depués y esa es la que ahora lo ha sentenciado a sufrir una nueva suspensión. 

 

El jugador Michael Arroyo volvió a ser sancionado por dar positivo en un control antidopaje 11 años después de la primera vez que le sucedió y prácticamente sentenció su carrera.

En septiembre de 2007, Arroyo dio positivo por marihuana cuando era jugador de Emelec. Dicha infracción le significó una suspensión de 6 meses. En ese entonces tenía 20 años y pudo recuperar su carrera.

En 2009 jugó para Deportivo Quito, equipo con el cuál fue campeón nacional siendo una de las figuras del equipo. Un año después tendría su primera experiencia internacional al ser fichado por San Luis de México, pasó por el Atlante y en 2012 volvió al país para salir otra vez campeón nacional, pero en esta ocasión con Barcelona.

En 2013 volvió al Atlante, de ahí pasó al América de México donde también fue campeón y figura, pero donde la sombra del dopaje también volvió a aparecer. En diciembre de 2015, 'gambetita' fue acusado de dopaje por un medio mexicano tras la clasificación de las 'Águilas' a la semifinal del torneo. Él descartó esa acusación y no sufrió ninguna sanción, ya que no se comprobó.

Con el cuadro mexicano, el volante nacional fue campeón nacional en 2014 y campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf en 2015 y 2016. En 2017 pasó a Gremio, donde pasó más lesionado y casi no jugó, y en 2018 regresó a Barcelona donde retomó protagonismo. 

Eso hasta el clásico del astillero en el estadio Monumental el pasado 14 de octubre. En el mismo salió lesionado, debido a eso no se hizo la prueba antidopaje en ese momento, sino unos días depués y esa es la que ahora lo ha sentenciado a sufrir una nueva suspensión. 

 

SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS