Las Olimpiadas Especiales cuentan con entrenadores especiales

Decenas de entrenadores que asisten a este evento trabajan voluntariamente.

QUITO, Ecuador.- Allison Macías junto a su entrenadora de gimnasia de la provincia de El Oro. Foto: Ecuavisa
11 Junio, 2018, 9:05 pm
Por: Redacción 

Esta edición de las Olimpiadas Especiales ha reunido a alrededor de mil deportistas de 21 provincias del país. Pero además ha sido punto de encuentro de decenas de entrenadores de siete disciplinas: natación, ciclismo, levantamiento de potencia, fútbol, tenis, atletismo y gimnasia; cuyo principal motivo es la satisfacción personal de trabajar con personas especiales.



En su mayoría, los entrenadores comparten una característica, entre sus familiares o allegados cercanos hay una persona con alguna discapacidad.


Este fue el principal impulso de Roberto Andrade, entrenador del equipo femenino de fútbol de la delegación de Imbabura. Su hijo es nadador y ha sido participante por algunas ocasiones de este evento. Para Roberto, jubilado de la milicia, este trabajo le deja un enorme beneficio emocional, mas ninguno económico.

Le puede interesar: Inician los XX Juegos de Olimpiadas Especiales


"Nosotros tenemos que hacer autogestiones para incluso conseguir los uniformes. Cuando tenemos que entrenar toca comprarles aguas y sánduches", aseveró Roberto.



Pese a que recibe apoyo de la Federación Deportiva de Imbabura con las instalaciones donde entrenan las futbolistas, esta contribución no es suficiente.

QUITO, Ecuador.- El entrenador mientras daba direcciones a sus futbolistas. Foto: Ecuavisa


Al igual que Roberto, Rocío Murillo, quien es entrenadora de natación de la delegación de Los Ríos también tiene un familiar con discapacidad: su hermano. Ella participa en estos Juegos Deportivos por vocación.


"Cuando uno ama lo que hace, no es difícil trabajar con personas con discapacidades" asegura Rocío, quien no tiene el espacio adecuado para entrenar en la ciudad de Baba y debe invitar a las atletas a las instalaciones de su empleo donde realizan las prácticas.

QUITO, Ecuador.- Rocío Murillo también dirige a las competidoras de atletismo. Foto: Ecuavisa

Desde Manabí, llega por primera vez a este evento Anthony Velásquez, joven universitario de diecinueve años proveniente de Chone quien es entrenador de ciclismo. Manifiesta que su estímulo es ver a sus atletas competir.


"Lo bueno es ayudar, ellos representan a nuestra provincia" expresa Velázquez quien junto a los padres de los deportistas tienen que hacer labores para la autogestión para sus implementos.

QUITO, Ecuador.-  La delegación de ciclismo de Manabí junto a su entrenador. Foto: Ecuavisa

 

Redacción

Esta edición de las Olimpiadas Especiales ha reunido a alrededor de mil deportistas de 21 provincias del país. Pero además ha sido punto de encuentro de decenas de entrenadores de siete disciplinas: natación, ciclismo, levantamiento de potencia, fútbol, tenis, atletismo y gimnasia; cuyo principal motivo es la satisfacción personal de trabajar con personas especiales.

En su mayoría, los entrenadores comparten una característica, entre sus familiares o allegados cercanos hay una persona con alguna discapacidad.

Este fue el principal impulso de Roberto Andrade, entrenador del equipo femenino de fútbol de la delegación de Imbabura. Su hijo es nadador y ha sido participante por algunas ocasiones de este evento. Para Roberto, jubilado de la milicia, este trabajo le deja un enorme beneficio emocional, mas ninguno económico.

Le puede interesar: Inician los XX Juegos de Olimpiadas Especiales

"Nosotros tenemos que hacer autogestiones para incluso conseguir los uniformes. Cuando tenemos que entrenar toca comprarles aguas y sánduches", aseveró Roberto.

Pese a que recibe apoyo de la Federación Deportiva de Imbabura con las instalaciones donde entrenan las futbolistas, esta contribución no es suficiente.

QUITO, Ecuador.- El entrenador mientras daba direcciones a sus futbolistas. Foto: Ecuavisa

Al igual que Roberto, Rocío Murillo, quien es entrenadora de natación de la delegación de Los Ríos también tiene un familiar con discapacidad: su hermano. Ella participa en estos Juegos Deportivos por vocación.

"Cuando uno ama lo que hace, no es difícil trabajar con personas con discapacidades" asegura Rocío, quien no tiene el espacio adecuado para entrenar en la ciudad de Baba y debe invitar a las atletas a las instalaciones de su empleo donde realizan las prácticas.

QUITO, Ecuador.- Rocío Murillo también dirige a las competidoras de atletismo. Foto: EcuavisaDesde Manabí, llega por primera vez a este evento Anthony Velásquez, joven universitario de diecinueve años proveniente de Chone quien es entrenador de ciclismo. Manifiesta que su estímulo es ver a sus atletas competir.

"Lo bueno es ayudar, ellos representan a nuestra provincia" expresa Velázquez quien junto a los padres de los deportistas tienen que hacer labores para la autogestión para sus implementos.

QUITO, Ecuador.-  La delegación de ciclismo de Manabí junto a su entrenador. Foto: Ecuavisa