Lenín Moreno y secretario de la OEA conversaron sobre consulta popular e instrumentos interamericanos

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 07 de Febrero de 2018 - 16:38
compártelo
  • INTERNACIONAL.- Las autoridades resaltaron el proceso democrático que Ecuador ejerció el 4 de febrero. Collage: Ecuavisa
INTERNACIONAL.- Las autoridades resaltaron el proceso democrático que Ecuador ejerció el 4 de febrero. Collage: Ecuavisa
El presidente de la República, Lenín Moreno, reveló este 7 de febrero de 2018 que mantuvo un diálogo telefónico con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Esto, en medio de las diversas reacciones que generó el pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), de emitir medidas provisionales a favor de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).
 
A través de su cuenta de Twitter, el primer mandatario indicó que el diálogo con la autoridad del organismo internacional fue sobre el proceso de consulta popular y sobre la solicitud de la CIDH. 
 
Citando su tuit, Almagro felicitó por la misma vía al jefe de Estado ecuatoriano por el "triunfo electoral" en el referéndum y consulta popular del 4 de febrero de 2018.
 

 

El expresidente de la República, Rafael Correa, también se refirió a esta conversación.

 
 
Moreno convocó, asimismo, a los titulares de las funciones del Estado a mantener la unidad frente a los organismos internacionales, y los citó para una reunión esta tarde en el Palacio de Carondelet.
 
El 6 de febrero de 2017, la CIDH pidió medidas provisionales a favor de los consejeros de Participación Ciudadana, Edwin Jarrín, Tania Pauker y Sonia Vera, "con el propósito de que ordene al Estado ecuatoriano que se abstenga de destituir a los miembros del Consejo y de crear un consejo transitorio que pueda generar riesgos en la efectividad del Estado democrático de derecho".
 
Esto motivó, además, el retiro del representante permanente del país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el embajador José Valencia, tras ser llamado a consultas por parte de la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa.
 
En un comunicado, el Gobierno de Ecuador calificó el accionar como "incomprensible, poco ético y contrario a procedimientos legales; que, a pesar de contar con la amplia y contundente información oficial del Estado ecuatoriano, se ha pronunciado únicamente a través de un boletín de prensa, que contiene datos imprecisos y descontextualizados que ofrecen una visión parcializada y errónea del proceso democrático".
 

El presidente de la República, Lenín Moreno, reveló este 7 de febrero de 2018 que mantuvo un diálogo telefónico con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Esto, en medio de las diversas reacciones que generó el pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), de emitir medidas provisionales a favor de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

 

A través de su cuenta de Twitter, el primer mandatario indicó que el diálogo con la autoridad del organismo internacional fue sobre el proceso de consulta popular y sobre la solicitud de la CIDH. 

 

Citando su tuit, Almagro felicitó por la misma vía al jefe de Estado ecuatoriano por el "triunfo electoral" en el referéndum y consulta popular del 4 de febrero de 2018.

 

 

El expresidente de la República, Rafael Correa, también se refirió a esta conversación.

 

 

Moreno convocó, asimismo, a los titulares de las funciones del Estado a mantener la unidad frente a los organismos internacionales, y los citó para una reunión esta tarde en el Palacio de Carondelet.

 

El 6 de febrero de 2017, la CIDH pidió medidas provisionales a favor de los consejeros de Participación Ciudadana, Edwin Jarrín, Tania Pauker y Sonia Vera, "con el propósito de que ordene al Estado ecuatoriano que se abstenga de destituir a los miembros del Consejo y de crear un consejo transitorio que pueda generar riesgos en la efectividad del Estado democrático de derecho".

 

Esto motivó, además, el retiro del representante permanente del país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el embajador José Valencia, tras ser llamado a consultas por parte de la ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa.

 

En un comunicado, el Gobierno de Ecuador calificó el accionar como "incomprensible, poco ético y contrario a procedimientos legales; que, a pesar de contar con la amplia y contundente información oficial del Estado ecuatoriano, se ha pronunciado únicamente a través de un boletín de prensa, que contiene datos imprecisos y descontextualizados que ofrecen una visión parcializada y errónea del proceso democrático".

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos