Medio ambiente

Guayaquil necesitaría 900 000 árboles para mejorar la calidad del aire, según OMS

Especialistas recomiendan poner mayor atención a los cerros.


25 ago 2022 , 11:58

Según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Guayaquil necesitaría al menos 900 000 árboles para brindar una mejor calidad de aire a sus ciudadanos, sin embargo el cantón cerraría este año con una cifra muchísimo menor a la sugerida: casi 116 000 árboles sembrados.

La OMS sugiere que exista un árbol por cada tres habitantes, no obstante, desde la Dirección de Ambiente de la Alcaldía de Guayaquil se considera un "error" estimar una cifra si no se conoce el área arbolable (territorio donde se pueden sembrar árboles) de esta ciudad.

María Fernanda Rumbea, titular de la Dirección de Ambiente, asegura que un 18 % de Guayaquil es zona arbolable.

La funcionaria explica que un 77 % del territorio no se puede arborizar porque "ya es un área consolidada, es decir ya existen edificios, carreteras y construcciones".

Añade que el Cabildo prevé plantar 8 000 árboles de especies nativas del bosque seco-tropical en diferentes avenidas de la urbe.

"La intención es convertir a Guayaquil en una ciudad más verde", aseveró.

Poner mayor atención en los cerros

La ambientalista Andrea González-Nader considera que el Municipio también debe brindar especial atención a los cerros que existen en la ciudad, que "están en peligro crítico de extinción", advierte.

Además, según González-Nader, hace falta información entre quienes habitan en estos espacios.

De su lado, el catedrático de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), Edwin Jiménez, agrega que se deben incorporar "arbustos y hierbas".

Además de la falta de árboles, Guayaquil también debe enfrentar el problema de plagas como la cochinilla, un insecto que afecta, en su mayoría, a especies del norte del Puerto Principal.

La plaga de la cochinilla afecta a árboles de Guayaquil.
La plaga de la cochinilla afecta a árboles de Guayaquil. ( )

El Municipio intenta paliar esta plaga liberando mariquitas, otro insecto que se comería a la cochinilla.

Por otras parte, la Alcaldía ha emprendido la campaña "Sembratón" para plantar más árboles en la ciudad, una deuda pendiente de las autoridades locales.