Lunes 06 de Julio de 2015 - 10:58

El avión que trasladaba al papa Francisco a Guayaquil aterrizó en la base aérea Simón Bolívar a las 09h41 en medio del júbilo de decenas de guayaquileños que esperaban en la pista.

 
Al grito de los fieles que coreaban su nombre, Francisco demostró nuevamente su sencillez al tomarse fotos con varios de ellos y saludar a grandes y niños que lo esperaban con ansias desde muy temprano.