El reajuste económico llegó a la Asamblea Nacional

Gabriela Rivadeneira anunció suspensión de obras y recorte de personal en el legislativo.

QUITO, Ecuador.- LAsamblea Nacional piensa liberar 30 millones de dólares de su presupuesto 2016. Foto: API
19 Mayo, 2016, 4:25 pm
Por: Redacción 
Suspender la construcción de dos torres del complejo legislativo fue la decisión adoptada este 19 de mayo de 2016 por el Consejo de Administración Legislativa (CAL). Con esta medida, la Asamblea Nacional piensa liberar 30 millones de dólares de su presupuesto 2016 y así aportar a la reconstrucción de las zonas afectadas, principalmente en Esmeraldas y Manabí, por el terremoto del 16 de abril de 2016 y sus recientes réplicas. 
 
El presupuesto del parlamento para este 2016 bordeaba los 130 millones de dólares, pero, en vista de la situación económica del país, la intención es ahorrar lo que más se pueda, dijo la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira. “Optimización del sistema tecnológico para bajar el uso de material, estamos generando un manual de buenas prácticas institucionales, antes se compraban 600 periódicos mensuales, hemos bajado a 50, solo eso representa más de 40.000 dólares anuales de ahorro para la Asamblea Nacional”
 
Su coideario, Fausto Cayambe, también integrante del CAL, explicó que también se incluye una reducción del personal, de allí que no se renovarán contratos vencidos. “Sin afectar los derechos de los servidores públicos de la función legislativa, pero sí contribuyendo a ajustar el gasto corriente”.
 
Pero Franco Romero, asambleísta socialcristiano, no está de acuerdo con esos ahorros. Indicó que el legislativo es la primera función del Estado y criticó que durante tres años se haya invertido recursos en cosas innecesarias.
 
Antonio Posso, del partido Avanza, coincide con el legislador de la oposición. Reclamó que hasta la fecha la presidenta de la Asamblea no le haya remitido un informe de los viáticos de los legisladores que han viajado al exterior. 
 
Con unos a favor y otros en contra, la Asamblea empezó a aplicar su plan de ahorro, que según aclaró Rivadeneira, no va a alterar el trabajo de los legisladores.
 
 
Suspender la construcción de dos torres del complejo legislativo fue la decisión adoptada este 19 de mayo de 2016 por el Consejo de Administración Legislativa (CAL). Con esta medida, la Asamblea Nacional piensa liberar 30 millones de dólares de su presupuesto 2016 y así aportar a la reconstrucción de las zonas afectadas, principalmente en Esmeraldas y Manabí, por el terremoto del 16 de abril de 2016 y sus recientes réplicas. 
 
El presupuesto del parlamento para este 2016 bordeaba los 130 millones de dólares, pero, en vista de la situación económica del país, la intención es ahorrar lo que más se pueda, dijo la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira. “Optimización del sistema tecnológico para bajar el uso de material, estamos generando un manual de buenas prácticas institucionales, antes se compraban 600 periódicos mensuales, hemos bajado a 50, solo eso representa más de 40.000 dólares anuales de ahorro para la Asamblea Nacional”
 
Su coideario, Fausto Cayambe, también integrante del CAL, explicó que también se incluye una reducción del personal, de allí que no se renovarán contratos vencidos. “Sin afectar los derechos de los servidores públicos de la función legislativa, pero sí contribuyendo a ajustar el gasto corriente”.
 
Pero Franco Romero, asambleísta socialcristiano, no está de acuerdo con esos ahorros. Indicó que el legislativo es la primera función del Estado y criticó que durante tres años se haya invertido recursos en cosas innecesarias.
 
Antonio Posso, del partido Avanza, coincide con el legislador de la oposición. Reclamó que hasta la fecha la presidenta de la Asamblea no le haya remitido un informe de los viáticos de los legisladores que han viajado al exterior. 
 
Con unos a favor y otros en contra, la Asamblea empezó a aplicar su plan de ahorro, que según aclaró Rivadeneira, no va a alterar el trabajo de los legisladores.