Inicio ·Tendencias · Artículo

Un pequeño restaurante de playa sudafricano: el mejor del mundo

Redacción

jesuarez

|

Lunes 18 de Febrero de 2019 - 17:11
compártelo
  • Ser sustentable y volver a lo básico son los conceptos de Wolfgat que cautivaron al jurado. Foto: AFP.
  • El equipo de Wolfgat. Foto: Instagram Wolfgat
Ser sustentable y volver a lo básico son los conceptos de Wolfgat que cautivaron al jurado. Foto: AFP. El equipo de Wolfgat. Foto: Instagram Wolfgat

Un pequeño restaurante de playa situado en un aislado pueblo pesquero de Sudáfrica fue galardonado este lunes como el mejor del mundo en la primera edición de los premios World Restaurant, que se otorgan en París.

Kobus van der Merwe, el chef del Wolfgat, situado en el pueblo de pescadores de Paternoster, aprendió a cocinar cuando tenía 30 años y busca cada día sus ingredientes en la orilla del Atlántico. También fabrica él mismo el pan y la mantequilla.

El Wolfgat abrió el año pasado en una casita en la playa construida hace 130 años. Su menú de degustación de siete platos cuesta el equivalente de 53 euros (60$), mucho menos que una gran mesa en París.

Lea: Ecuador: entre los 10 mejores países para jubilarse, según estudio

El cocinero de 38 años solo puede acoger además a 20 personas, que normalmente se quedan unas dos horas y media.

Su localización modesta y la creencia de Van der Merwe de que debe ser sustentable y volver a lo básico convencieron a los jueces del premio.

Foto: Instagram Wolfgat

Con sus platos con algas, pez ángel o mejillones, también ganó el galardón al mejor restaurante "Fuera del Mapa" (Off-Map Destination).

Van der Merwe, que también fue bloguero, asegura que exceptuando el uso de algunas especias locales, su filosofía es "interferir lo menos posible con los productos y dejarlos puros, crudos y sin tratar."

Revise: Cómo una cita acabó en negocio multimillonario

"Es un planteamiento muy minimalista, no tiene sentido recoger hierbas extraordinarias para luego convertirlas en una salsa que no tiene nada que ver", dijo.

Los integrantes del restaurant premiado. Foto: Instagram Wolfgat.

- Carne de Brasil a la pasta italiana-

Los premios fueron creados entre otros por Joe Warwick, uno de los responsables de la lista de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo.

Mientras esa lista ha sido criticada por presuntamente ser víctima de presiones y privilegiar la cocina francesa, este nuevo premio tiene la ambición de incluir "diversidad e integridad", con un jurado formado por 50 hombres y 50 mujeres.

El premio al restaurante que no necesita reservas (No Reservations Required) se lo llevó el Mocotó, de Sao Paulo (Brasil), que lleva el nombre de un plato brasileño a base de carne de res.

El premio al mejor de plato de la casa (House Special of the Year) fue para el italiano Lido 84.

Por su parte el restaurante español Mugaritz, del chef Andoni Luis Aduriz, considerado uno de los más innovadores del país tras la retirada de Ferran Adriá, ganó el premio Forward Drinking a la mejor carta de vinos por su local situado en Rentería.

El premio al mejor evento del año fue para el Refugee Food Festival, que empezó en Francia y ahora ya se celebra en 18 ciudades de todo el mundo.

El galardón al Clásico Duradero ("Enduring Classic") fue para el restaurante francés La Mère Brazier. Otra mesa francesa, Le Clarence , se llevo el premio a la originalidad ("Original Thinking").

El jurado estaba formado entre otros por el chef danés Rene Redzepi, Yotam Ottolenghi, conocido por sus libros de cocina, y la chef norirlandesa Clare Smyth, la primera mujer que ganó tres estrellas Michelin en Reino Unido.

 

AFP

Un pequeño restaurante de playa situado en un aislado pueblo pesquero de Sudáfrica fue galardonado este lunes como el mejor del mundo en la primera edición de los premios World Restaurant, que se otorgan en París.

Kobus van der Merwe, el chef del Wolfgat, situado en el pueblo de pescadores de Paternoster, aprendió a cocinar cuando tenía 30 años y busca cada día sus ingredientes en la orilla del Atlántico. También fabrica él mismo el pan y la mantequilla.

El Wolfgat abrió el año pasado en una casita en la playa construida hace 130 años. Su menú de degustación de siete platos cuesta el equivalente de 53 euros (60$), mucho menos que una gran mesa en París.

Lea: Ecuador: entre los 10 mejores países para jubilarse, según estudio

El cocinero de 38 años solo puede acoger además a 20 personas, que normalmente se quedan unas dos horas y media.

Su localización modesta y la creencia de Van der Merwe de que debe ser sustentable y volver a lo básico convencieron a los jueces del premio.

Foto: Instagram Wolfgat

Con sus platos con algas, pez ángel o mejillones, también ganó el galardón al mejor restaurante "Fuera del Mapa" (Off-Map Destination).

Van der Merwe, que también fue bloguero, asegura que exceptuando el uso de algunas especias locales, su filosofía es "interferir lo menos posible con los productos y dejarlos puros, crudos y sin tratar."

Revise: Cómo una cita acabó en negocio multimillonario

"Es un planteamiento muy minimalista, no tiene sentido recoger hierbas extraordinarias para luego convertirlas en una salsa que no tiene nada que ver", dijo.

Los integrantes del restaurant premiado. Foto: Instagram Wolfgat.

- Carne de Brasil a la pasta italiana-

Los premios fueron creados entre otros por Joe Warwick, uno de los responsables de la lista de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo.

Mientras esa lista ha sido criticada por presuntamente ser víctima de presiones y privilegiar la cocina francesa, este nuevo premio tiene la ambición de incluir "diversidad e integridad", con un jurado formado por 50 hombres y 50 mujeres.

El premio al restaurante que no necesita reservas (No Reservations Required) se lo llevó el Mocotó, de Sao Paulo (Brasil), que lleva el nombre de un plato brasileño a base de carne de res.

El premio al mejor de plato de la casa (House Special of the Year) fue para el italiano Lido 84.

Por su parte el restaurante español Mugaritz, del chef Andoni Luis Aduriz, considerado uno de los más innovadores del país tras la retirada de Ferran Adriá, ganó el premio Forward Drinking a la mejor carta de vinos por su local situado en Rentería.

El premio al mejor evento del año fue para el Refugee Food Festival, que empezó en Francia y ahora ya se celebra en 18 ciudades de todo el mundo.

El galardón al Clásico Duradero ("Enduring Classic") fue para el restaurante francés La Mère Brazier. Otra mesa francesa, Le Clarence , se llevo el premio a la originalidad ("Original Thinking").

El jurado estaba formado entre otros por el chef danés Rene Redzepi, Yotam Ottolenghi, conocido por sus libros de cocina, y la chef norirlandesa Clare Smyth, la primera mujer que ganó tres estrellas Michelin en Reino Unido.

 

Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos