Coimas de Odebrecht en Ecuador ascienden, al menos, a 50 millones de dólares

El procurador general, Íñigo Salvador, mantuvo una entrevista en Contacto Directo.

Odebrecht - Foto: AP Archivo
Salvador respondió a las aseveraciones del representante de Odebrecht quien también estuvo en Contacto Directo. Foto: Captura
18 Diciembre, 2019, 9:00 am
Por: Televistazo y Redacción 

El procurador general del Estado, Iñigo Salvador, reveló, en una entrevista en Contacto Directo el monto que, a la fecha, la empresa Odebrecht a calculado por el concepto de coimas: 50 millones de dólares

“La única forma de determinar el monto de la indemnización que Odebrecht deba pagar al Estado ecuatoriano (...) es sabiendo exactamente en qué contratos la compañía causó daños (...). Tenemos una cifra aproximada, admitida por la compañía Odebrecht, de lo que representa coimas. Ellos sostienen que eso asciende a alrededor de 50 millones de dólares; creemos que podría ser más, pero eso es una parte del daño causado, a aparte de eso hay posible sobreprecios, incumplimientos contractuales, etc.", aseveró el procurador. 
 
 
 
La razón por la que aún no se tiene definida la cifra de reparación para Ecuador tiene que ver con las protestas de octubre. El procurador indicó que el 16 de ese mes estaba previsto un encuentro entre el contralor general del Estado, Pablo Celi, y el representante regional de Odebrecht en ese tiempo, Félix Martins. El funcionario se refirió al incendio en la Contraloría General del Estado que consumió "buena parte de la información" que tenía sobre los actos de corrupación de la empresa brasileña. "Desde esa fecha se está recomponiendo esa base documental. Tan pronto como haya la posibilidad real de contar con esa documentación retomaremos las conversaciones con la compañía Odebrecht", aseveró el procurador.
 
 
Así mismo, el funcionario respondió a las aseveraciones del actual representante regional de Odebrecht en Ecuador, Mauricio Cruz, vertidas el día anterior también en Contacto Directo, cuando dijo que “la empresa no define la agenda" y que "la empresa está dispuesta a seguir adelante lo que quiera el Estado ecuatoriano". Según Salvador, no se trata de que el Estado ecuatoriano establezca la agenda, puesto que esta implica la cooperación eficaz de Odebrecht, que -según el funcionario- aún no entrega toda la información respecto a sus operaciones en Ecuador y de esto también dependería el avance del diálogo. Agregó que, tan pronto el contralor Celi indique que se tiene la documentación reconstituida se redefinirá el calendario.

Otro tema sobre el cual respondió el procurador fue sobre los valores pendientes que el Estado ecuatoriano tiene retenido a la empresa brasileña. De acuerdo con Cruz, la principal preocupación de Odebrecht es pagar las deudas que tiene en el país con al menos 80 empresas entre subcontratistas y proveedores, pero que para eso necesitan que el Gobierno les pague 103 millones de dólares que están pendientes por algunas de las obras que obtuvieron a través del pago de coimas. “Necesitamos cobrar las cuentas que tenemos por cobrar para tener medios para pagar a esas empresas”, indicó. 

Sobre aquello, Salvador explicó que el Estado tiene retenido a Odebrecht montos por encima de los 100 millones de dólares en virtud de una medida cautelar emitida por la Fiscalía en el marco de las investigaciones en relación al caso Odebrecht y el caso Sobornos 2012-2016. "Odebrecht tiene que cumplir sus obligaciones trayendo fondos propios", manifestó Salvador. 

Respecto a las declaraciones de Cruz sobre que la empresa no tiene la intención de acudir a arbitrajes para cobrar valores al Estado ecuatoriano (como sí ha ocurrido en Perú y en Colombia), el procurador indicó que ellos están en libertad de emprender acciones contra Ecuador y, de darse la situación, el Estado responderá.

También, el pasado lunes, la fiscal Diana Salazar, en Contacto Directo, explicó por qué la empresa no fue acusada en Ecuador, a pesar de tener pruebas de varios actos ilícitos. Según la fiscal, debido al acuerdo de cooperación eficaz. "De lo que yo entiendo, la Fiscalía está honrando un compromiso con la justicia brasileña. Mientras los señores de Odebrecht brinden su colaboración a través de la cooperación eficaz, dando información a la Fiscalía para que procese y eventualmente la justicia juzgue a las personas (...) en el proceso Sobornos, la Fiscalia se abstendría de procesar a esos funcionarios de Odebrecht", detalló el procurador. 

 

 

El procurador general del Estado, Iñigo Salvador, reveló, en una entrevista en Contacto Directo el monto que, a la fecha, la empresa Odebrecht a calculado por el concepto de coimas: 50 millones de dólares

“La única forma de determinar el monto de la indemnización que Odebrecht deba pagar al Estado ecuatoriano (...) es sabiendo exactamente en qué contratos la compañía causó daños (...). Tenemos una cifra aproximada, admitida por la compañía Odebrecht, de lo que representa coimas. Ellos sostienen que eso asciende a alrededor de 50 millones de dólares; creemos que podría ser más, pero eso es una parte del daño causado, a aparte de eso hay posible sobreprecios, incumplimientos contractuales, etc.", aseveró el procurador. 
 
 
 
La razón por la que aún no se tiene definida la cifra de reparación para Ecuador tiene que ver con las protestas de octubre. El procurador indicó que el 16 de ese mes estaba previsto un encuentro entre el contralor general del Estado, Pablo Celi, y el representante regional de Odebrecht en ese tiempo, Félix Martins. El funcionario se refirió al incendio en la Contraloría General del Estado que consumió "buena parte de la información" que tenía sobre los actos de corrupación de la empresa brasileña. "Desde esa fecha se está recomponiendo esa base documental. Tan pronto como haya la posibilidad real de contar con esa documentación retomaremos las conversaciones con la compañía Odebrecht", aseveró el procurador.
 
 
Así mismo, el funcionario respondió a las aseveraciones del actual representante regional de Odebrecht en Ecuador, Mauricio Cruz, vertidas el día anterior también en Contacto Directo, cuando dijo que “la empresa no define la agenda" y que "la empresa está dispuesta a seguir adelante lo que quiera el Estado ecuatoriano". Según Salvador, no se trata de que el Estado ecuatoriano establezca la agenda, puesto que esta implica la cooperación eficaz de Odebrecht, que -según el funcionario- aún no entrega toda la información respecto a sus operaciones en Ecuador y de esto también dependería el avance del diálogo. Agregó que, tan pronto el contralor Celi indique que se tiene la documentación reconstituida se redefinirá el calendario.

Otro tema sobre el cual respondió el procurador fue sobre los valores pendientes que el Estado ecuatoriano tiene retenido a la empresa brasileña. De acuerdo con Cruz, la principal preocupación de Odebrecht es pagar las deudas que tiene en el país con al menos 80 empresas entre subcontratistas y proveedores, pero que para eso necesitan que el Gobierno les pague 103 millones de dólares que están pendientes por algunas de las obras que obtuvieron a través del pago de coimas. “Necesitamos cobrar las cuentas que tenemos por cobrar para tener medios para pagar a esas empresas”, indicó. 

Sobre aquello, Salvador explicó que el Estado tiene retenido a Odebrecht montos por encima de los 100 millones de dólares en virtud de una medida cautelar emitida por la Fiscalía en el marco de las investigaciones en relación al caso Odebrecht y el caso Sobornos 2012-2016. "Odebrecht tiene que cumplir sus obligaciones trayendo fondos propios", manifestó Salvador. 

Respecto a las declaraciones de Cruz sobre que la empresa no tiene la intención de acudir a arbitrajes para cobrar valores al Estado ecuatoriano (como sí ha ocurrido en Perú y en Colombia), el procurador indicó que ellos están en libertad de emprender acciones contra Ecuador y, de darse la situación, el Estado responderá.

También, el pasado lunes, la fiscal Diana Salazar, en Contacto Directo, explicó por qué la empresa no fue acusada en Ecuador, a pesar de tener pruebas de varios actos ilícitos. Según la fiscal, debido al acuerdo de cooperación eficaz. "De lo que yo entiendo, la Fiscalía está honrando un compromiso con la justicia brasileña. Mientras los señores de Odebrecht brinden su colaboración a través de la cooperación eficaz, dando información a la Fiscalía para que procese y eventualmente la justicia juzgue a las personas (...) en el proceso Sobornos, la Fiscalia se abstendría de procesar a esos funcionarios de Odebrecht", detalló el procurador.