Correa se presenta en consulado de Ecuador en Bruselas tras vinculación al caso Balda

La jueza Camacho había dispuesto que Correa acuda a Corte Nacional de Justicia en Quito.

La jueza Camacho había dispuesto que Correa acuda a Corte Nacional de Justicia en Quito. Foto: Archivo
2 Julio, 2018, 7:23 am
Por: Redacción 
El expresidente ecuatoriano Rafael Correa se presentó a las 11H00 (hora de Bélgica) en el Consulado de Ecuador en Bruselas, tras su vinculación al proceso por el secuestro a Fernando Balda. Sin embargo, la jueza Daniella Camacho había dispuesto que acuda a la Corte Nacional de Justicia en Quito.
 
La defensa del político opositor Fernando Balda, quien acusa a Correa de haber ordenado su presunto secuestro y por el que es investigado, dijo a su vez que cabe la orden de prisión preventiva para el exmandatario.
 
Correa expresó a través de su cuenta en Twitter que se presentó "para cumplir la medida cautelar impuesta por la ilegal e ilegítima vinculación al llamado “Caso Balda". Agregó que "todos saben que es una vulgar persecución política, que nunca hubiera podido ocurrir en un verdadero Estado de Derecho".
 
Para este martes 3 de julio, a las 13h00, la jueza Daniella Camacho fijó la audiencia para revisar la medida de cautelar dispuesta para el expresidente Rafael Correa.
 
Rafael Correa

Hasta el pasado viernes 29 de junio, en una entrevista con el medio español El Diario, Correa dijo que evalúa con sus abogados el acudir o no a la diligencia ya que tenía "algunas cuestiones familiares". Además, el exmandatario sostuvo que detrás de esta diligencia hay una “persecución política” y que con ello lo quieren sacar del juego político.

- Prisión preventiva -
 
El abogado de Balda, Felipe Rodríguez, manifestó a la prensa que Correa "no se puede presentar donde a él le plazca" y que "es problema de él" si decidió dejar un escrito en el consulado en Bruselas.
 
"La ley dice que si incumplió la medida alternativa a la prisión preventiva, entonces tendrá que dictarse una medida privativa de libertad", añadió Rodríguez, apuntando que este martes habrá una audiencia sobre el caso en la Corte.
 
Balda sostiene que cuando estaba en Bogotá en 2012, y por orden de Correa, cinco personas lo subieron a la fuerza a un automóvil, aunque la policía colombiana interceptó el vehículo y frustró el secuestro.
 
Por el caso ya están detenidos tres agentes de Inteligencia y un excomandante de la Policía, así como está con orden de prisión un exjefe de la Secretaría (ministerio) Nacional de Inteligencia que está en España y cuya extradición pidió Ecuador.
 
Diputados afines al expresidente socialista (minoría) le pidieron el jueves último desde Quito que no regrese al país para presentarse ante la justicia.
 
La legisladora correísta Gabriela Rivadeneira agregó que el pedido es para "precautelar la seguridad integral, incluyendo la seguridad física" de su líder.
 
El oficialismo, en el gobierno desde hace una década, cayó en crisis debido a una pugna de poder entre Correa y el mandatario Lenín Moreno, que también derivó en el fraccionamiento de su bloque parlamentario que controlaba la Asamblea Nacional (con 74 de 137 curules).
 
Una treintena de diputados quedaron alineados a Correa y el resto apoya a Moreno, que junto a sectores de oposición al exgobernante ahora logra la mayoría que incluso permitió que la justicia le vincule en el caso por supuesto secuestro.
 
 
AFP - Redacción
El expresidente ecuatoriano Rafael Correa se presentó a las 11H00 (hora de Bélgica) en el Consulado de Ecuador en Bruselas, tras su vinculación al proceso por el secuestro a Fernando Balda. Sin embargo, la jueza Daniella Camacho había dispuesto que acuda a la Corte Nacional de Justicia en Quito.
 
La defensa del político opositor Fernando Balda, quien acusa a Correa de haber ordenado su presunto secuestro y por el que es investigado, dijo a su vez que cabe la orden de prisión preventiva para el exmandatario.
 
Correa expresó a través de su cuenta en Twitter que se presentó "para cumplir la medida cautelar impuesta por la ilegal e ilegítima vinculación al llamado “Caso Balda". Agregó que "todos saben que es una vulgar persecución política, que nunca hubiera podido ocurrir en un verdadero Estado de Derecho".
 
Para este martes 3 de julio, a las 13h00, la jueza Daniella Camacho fijó la audiencia para revisar la medida de cautelar dispuesta para el expresidente Rafael Correa.
 
Rafael Correa

Hasta el pasado viernes 29 de junio, en una entrevista con el medio español El Diario, Correa dijo que evalúa con sus abogados el acudir o no a la diligencia ya que tenía "algunas cuestiones familiares". Además, el exmandatario sostuvo que detrás de esta diligencia hay una “persecución política” y que con ello lo quieren sacar del juego político.

- Prisión preventiva -
 
El abogado de Balda, Felipe Rodríguez, manifestó a la prensa que Correa "no se puede presentar donde a él le plazca" y que "es problema de él" si decidió dejar un escrito en el consulado en Bruselas.
 
"La ley dice que si incumplió la medida alternativa a la prisión preventiva, entonces tendrá que dictarse una medida privativa de libertad", añadió Rodríguez, apuntando que este martes habrá una audiencia sobre el caso en la Corte.
 
Balda sostiene que cuando estaba en Bogotá en 2012, y por orden de Correa, cinco personas lo subieron a la fuerza a un automóvil, aunque la policía colombiana interceptó el vehículo y frustró el secuestro.
 
Por el caso ya están detenidos tres agentes de Inteligencia y un excomandante de la Policía, así como está con orden de prisión un exjefe de la Secretaría (ministerio) Nacional de Inteligencia que está en España y cuya extradición pidió Ecuador.
 
Diputados afines al expresidente socialista (minoría) le pidieron el jueves último desde Quito que no regrese al país para presentarse ante la justicia.
 
La legisladora correísta Gabriela Rivadeneira agregó que el pedido es para "precautelar la seguridad integral, incluyendo la seguridad física" de su líder.
 
El oficialismo, en el gobierno desde hace una década, cayó en crisis debido a una pugna de poder entre Correa y el mandatario Lenín Moreno, que también derivó en el fraccionamiento de su bloque parlamentario que controlaba la Asamblea Nacional (con 74 de 137 curules).
 
Una treintena de diputados quedaron alineados a Correa y el resto apoya a Moreno, que junto a sectores de oposición al exgobernante ahora logra la mayoría que incluso permitió que la justicia le vincule en el caso por supuesto secuestro.