Otras ciudades de la Sierra registraron inconvenientes en el inicio de clases

Las autoridades afirman que ningún niño se quedará sin estudiar este año.

2 Septiembre, 2013, 8:46 pm
Por: Redacción 
En Ambato, Riobamba y Latacunga, decenas de padres de familia buscaban información en las Direcciones Provinciales de Educación. Pichincha no fue la única provincia protagonista del drama que vivieron cuientos de padres esperan un cupo.
 
En Riobamba, capital de la provincia de Chimborazo, cientos de personas se agolparon en los sitios de información, donde no hubo atención. Wilma Sánchez protestó porque encontró las puertas cerradas. "No es justo que nos tenga así a la ciudadanía, las puertas siempre se encuentran cerradas" afirmó esta madre de familia.
 
En Latacunga, provincia de Cotopaxi la espera de los padres se repitió. Muchos de ellos desde la madrugada buscaron atención en la dirección provincial de educación. 
 
La situación en Ambato, provincia de Tungurahua, no fue mejor para centenares de padres de familia que acudieron a la Dirección de Educación de esa provincia. Las quejas fueron las mismas, Magali López está desde mayo tratando de que le entregue un cupo.
 
Y las autoridades piden paciencia. Ramiro Velasteguí, funcionario del Ministerio, asegura que la disposición es clara y dice que se van a dar soluciones a todos los casos.
 
En Cuenca, el inicio de clases fue menos accidentado.  Sin embargo, los problemas persisten. Humberto Guevara, gobernador de la provincia, cree que en este mes todos los casos serán resueltos. “Ningún niño o niña se quedará sin educación” afirmó el funcionario.
 
En Loja la situación fue similar para cientos de padres cuyos hijos se quedaron sin cupo y no saben si podrán estudiar este año.
 
En Ambato, Riobamba y Latacunga, decenas de padres de familia buscaban información en las Direcciones Provinciales de Educación. Pichincha no fue la única provincia protagonista del drama que vivieron cuientos de padres esperan un cupo.
 
En Riobamba, capital de la provincia de Chimborazo, cientos de personas se agolparon en los sitios de información, donde no hubo atención. Wilma Sánchez protestó porque encontró las puertas cerradas. "No es justo que nos tenga así a la ciudadanía, las puertas siempre se encuentran cerradas" afirmó esta madre de familia.
 
En Latacunga, provincia de Cotopaxi la espera de los padres se repitió. Muchos de ellos desde la madrugada buscaron atención en la dirección provincial de educación. 
 
La situación en Ambato, provincia de Tungurahua, no fue mejor para centenares de padres de familia que acudieron a la Dirección de Educación de esa provincia. Las quejas fueron las mismas, Magali López está desde mayo tratando de que le entregue un cupo.
 
Y las autoridades piden paciencia. Ramiro Velasteguí, funcionario del Ministerio, asegura que la disposición es clara y dice que se van a dar soluciones a todos los casos.
 
En Cuenca, el inicio de clases fue menos accidentado.  Sin embargo, los problemas persisten. Humberto Guevara, gobernador de la provincia, cree que en este mes todos los casos serán resueltos. “Ningún niño o niña se quedará sin educación” afirmó el funcionario.
 
En Loja la situación fue similar para cientos de padres cuyos hijos se quedaron sin cupo y no saben si podrán estudiar este año.