Sepultadas en Guayaquil las niñas ecuatorianas ahogadas en Madrid

Las dos menores murieron ahogadas en el embalse de Valmayor, cerca de Madrid.

2 Septiembre, 2013, 7:20 am
Por: Redacción 
Los restos mortales de dos niñas ecuatorianas que el pasado 18 de agosto se ahogaron en un embalse de la región de Madrid, fueron sepultados ayer en la ciudad costera de Guayaquil, en el suroeste de Ecuador.
 
Los cuerpos de Joseline y Diana, de trece y catorce años de edad y primas entre sí, llegaron ayer al aeropuerto de Guayaquil y hoy se cumplió el velatorio en la sala "Esperanza" del Instituto de Seguridad Social.
 
A bordo de dos carrozas fúnebres, los blancos ataúdes llegaron al cementerio "Parque de la Paz" en la vía a Samborondón alrededor de las 16:30 hora local, informó el diario El Universo, en su versión digital.
 
Añadió que en la entrada del cementerio los familiares más cercanos decidieron cargar en hombros los ataúdes hasta llegar a las bóvedas, mientras decenas de familiares, quienes llegaron en tres autobuses, acompañaron a los dolidos padres.
 
Las dos menores murieron ahogadas en el embalse de Valmayor, a unos cuarenta kilómetros al noroeste de Madrid, cuando se adentraron en el agua al apartarse de sus familias, con las que pasaban un día de ocio y pesca.
 
Los cuerpos de las niñas fueron encontrados por los servicios de emergencia a unos diez metros de distancia de la orilla del embalse y a ocho de profundidad. 
Fuente: EFE
Los restos mortales de dos niñas ecuatorianas que el pasado 18 de agosto se ahogaron en un embalse de la región de Madrid, fueron sepultados ayer en la ciudad costera de Guayaquil, en el suroeste de Ecuador.
 
Los cuerpos de Joseline y Diana, de trece y catorce años de edad y primas entre sí, llegaron ayer al aeropuerto de Guayaquil y hoy se cumplió el velatorio en la sala "Esperanza" del Instituto de Seguridad Social.
 
A bordo de dos carrozas fúnebres, los blancos ataúdes llegaron al cementerio "Parque de la Paz" en la vía a Samborondón alrededor de las 16:30 hora local, informó el diario El Universo, en su versión digital.
 
Añadió que en la entrada del cementerio los familiares más cercanos decidieron cargar en hombros los ataúdes hasta llegar a las bóvedas, mientras decenas de familiares, quienes llegaron en tres autobuses, acompañaron a los dolidos padres.
 
Las dos menores murieron ahogadas en el embalse de Valmayor, a unos cuarenta kilómetros al noroeste de Madrid, cuando se adentraron en el agua al apartarse de sus familias, con las que pasaban un día de ocio y pesca.
 
Los cuerpos de las niñas fueron encontrados por los servicios de emergencia a unos diez metros de distancia de la orilla del embalse y a ocho de profundidad.