Mire al frente y no utilice su celular al conducir

Usar el celular al conducir reduce la capacidad de reacción en un 70%.

26 Agosto, 2013, 9:04 am
Por: Redacción 
La campaña 'Mira al frente' es una iniciativa de Ecuavisa y los noticieros de la mañana 'Contacto al Amanecer' y 'Comunidad', liderada por el presentador de noticias Andrés Jungbluth.
 
Usar el celular cuando no se debe, muestra por un lado lo irrespetuoso y disociador que resulta hacerlo mientras estamos con otras personas y lo peligroso que es hablar por celular al conducir. Es un mal hábito que a diario causa accidentes de tránsito.
 
Utilizar el teléfono celular mientras conduce es tan arriesgado como manejar tras haber bebido unas 5 botellas de cerveza. El conductor que tarda un minuto en una llamada o en enviar un mensaje de texto, recorrerá casi un kilómetro de manera distraída.
 
Según estudios recientes, quien está atento al celular al conducir pasa por alto hasta un 40% de las señales de tránsito y reduce su capacidad de reacción.
 
Usar el celular al volante aumenta hasta 9 veces riesgo de chocar. Así, aumenta entre cuatro y nueve veces la posibilidad de tener un accidente de tránsito. Esto se evidencia en los datos que maneja la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).
 
Luis Lalama, jefe del cuerpo de vigilancia  de la CTE, explica que el mayor índice de accidentes es por alcance provocados por distracción al contestar o escribir mensajes texto.
 
Los sistemas de manos libres provocan el mismo efecto de distracción. El teléfono celular no se debe usar ni aunque la luz del semáforo este en rojo.
 
En el primer semestre del 2012, la CTE contabilizó 7 mil citaciones por uso del celular al volante. Este año la cifra se ubicó en 6310.
 
Se trata de una contravención leve de segunda clase multada con $ 31,80 dólares y la reducción de 3 puntos en la licencia de conducir.
 
Por eso es mejor que mientras conduce 'Mire al frente'.
 
La campaña 'Mira al frente' es una iniciativa de Ecuavisa y los noticieros de la mañana 'Contacto al Amanecer' y 'Comunidad', liderada por el presentador de noticias Andrés Jungbluth.
 
Usar el celular cuando no se debe, muestra por un lado lo irrespetuoso y disociador que resulta hacerlo mientras estamos con otras personas y lo peligroso que es hablar por celular al conducir. Es un mal hábito que a diario causa accidentes de tránsito.
 
Utilizar el teléfono celular mientras conduce es tan arriesgado como manejar tras haber bebido unas 5 botellas de cerveza. El conductor que tarda un minuto en una llamada o en enviar un mensaje de texto, recorrerá casi un kilómetro de manera distraída.
 
Según estudios recientes, quien está atento al celular al conducir pasa por alto hasta un 40% de las señales de tránsito y reduce su capacidad de reacción.
 
Usar el celular al volante aumenta hasta 9 veces riesgo de chocar. Así, aumenta entre cuatro y nueve veces la posibilidad de tener un accidente de tránsito. Esto se evidencia en los datos que maneja la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).
 
Luis Lalama, jefe del cuerpo de vigilancia  de la CTE, explica que el mayor índice de accidentes es por alcance provocados por distracción al contestar o escribir mensajes texto.
 
Los sistemas de manos libres provocan el mismo efecto de distracción. El teléfono celular no se debe usar ni aunque la luz del semáforo este en rojo.
 
En el primer semestre del 2012, la CTE contabilizó 7 mil citaciones por uso del celular al volante. Este año la cifra se ubicó en 6310.
 
Se trata de una contravención leve de segunda clase multada con $ 31,80 dólares y la reducción de 3 puntos en la licencia de conducir.
 
Por eso es mejor que mientras conduce 'Mire al frente'.