Convento de San Agustín no será expropiado

Para los agustinos se trata de un error de contenido en la notificación de desalojo.

23 Agosto, 2013, 2:22 pm
Por: Redacción 
La parte patrimonial del convento de San Agustín en Quito no será expropiada, aclaran las autoridades del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público.
 
Hubo una mala interpretación en la notificación de la declaratoria de utilidad pública que comprende únicamente el edificio donde funcionaba el Registro Civil en la calle Mejía. Para los agustinos se trata de un error de contenido en la notificación de desalojo.
 
El convento de San Agustín es una de las joyas patrimoniales de Quito, fue construido entre 1580 y 1669. La tarde de este jueves la orden agustina se alarmó tras una notificación de declaratoria de utilidad pública que llegó a sus manos. En ella, El Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público informaba sobre la expropiación del convento de San Agustín con la iglesia contigua, casa y tiendas en la calle Guayaquil que forman un solo cuerpo. Les notificaron que en forma voluntaria desocupen los inmuebles declarados en utilidad pública.
 
El secretario de Gestión Inmobiliaria del Sector Público, Arturo Mejía, aclaró que la parte patrimonial no se verá afectada y explica el por qué de la confusión.
 
Mientras tanto, los inquilinos de los almacenes no solo hablan de su nostalgia al dejar el lugar en donde algunas familias han trabajado mas de 40 años, sino del temor de perder su fuente de ingreso, como es el caso de Leonor Castro y Ximena López.
 
Los agustinos no están conformes con la decisión, pero la respetan y buscan alcanzar con las autoridades de gobierno un acuerdo a un proyecto arquitectónico que beneficie a ambas partes.
 
La parte patrimonial del convento de San Agustín en Quito no será expropiada, aclaran las autoridades del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público.
 
Hubo una mala interpretación en la notificación de la declaratoria de utilidad pública que comprende únicamente el edificio donde funcionaba el Registro Civil en la calle Mejía. Para los agustinos se trata de un error de contenido en la notificación de desalojo.
 
El convento de San Agustín es una de las joyas patrimoniales de Quito, fue construido entre 1580 y 1669. La tarde de este jueves la orden agustina se alarmó tras una notificación de declaratoria de utilidad pública que llegó a sus manos. En ella, El Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público informaba sobre la expropiación del convento de San Agustín con la iglesia contigua, casa y tiendas en la calle Guayaquil que forman un solo cuerpo. Les notificaron que en forma voluntaria desocupen los inmuebles declarados en utilidad pública.
 
El secretario de Gestión Inmobiliaria del Sector Público, Arturo Mejía, aclaró que la parte patrimonial no se verá afectada y explica el por qué de la confusión.
 
Mientras tanto, los inquilinos de los almacenes no solo hablan de su nostalgia al dejar el lugar en donde algunas familias han trabajado mas de 40 años, sino del temor de perder su fuente de ingreso, como es el caso de Leonor Castro y Ximena López.
 
Los agustinos no están conformes con la decisión, pero la respetan y buscan alcanzar con las autoridades de gobierno un acuerdo a un proyecto arquitectónico que beneficie a ambas partes.