Un antiviral oral detiene el coronavirus en células humanas

Los investigadores creen que, si demuestra seguridad en pacientes, puede ser clave.

El Covid-19 lleva más de cuatro meses desde que se compruebe el primer caso.
8 Abril, 2020, 10:00 am
Por: Kevin Verdezoto 
Es un primer paso, pero un antiviral denominado EIDD-2801 ha demostrado, en las primeras pruebas en células humanas de pulmón y vías respiratorias cultivadas, detener la infección que causa el coronavirus.
 
Este medicamento antiviral oral de amplio espectro llamado EIDD-2801 podría ayudar en el control y tratamientos del SARS-CoV-2. El fármaco también ha mostrado resultados prometedores contra los coronavirus relacionados, incluidos MERS y el virus SARS original, cuando se ha probado en ratones y células humanas cultivadas.
 
EIDD-2801 es similar al remdesivir -fármaco que es activo contra SARS-CoV-2 y otros tipos de coronavirus, un posible antiviral que se está testando frente al SARS-CoV-2. Ambos , explica un informe que se publica en « Science Translational Medicine», funcionan imitando los ribonucleósidos, los componentes principales de las moléculas de ARN.
 
El grupo de Timothy Sheahan de la Universidad de North Carolina en Chapel Hill (EE.UU.) ha encontrado evidencias que sugieren que EIDD-2801 puede funcionar bien contra varios miembros de la familia del coronavirus, incluido el SARS-CoV-2, y puede ofrecer algunas ventajas sobre remdesivir.
 
 
Los investigadores, en primer lugar, probaron la forma activa de EIDD-2801 contra SARS-CoV-2 y MERS en células epiteliales de pulmón humano cultivadas, y contra SARS-CoV-2, MERS y SARS en células epiteliales de vías respiratorias humanas primarias.
 
En estos experimentos, el fármaco inhibió de forma potente la replicación viral mientras evitaba los efectos tóxicos en las células cultivadas.
 
A continuación, administraron EIDD-2801 por vía oral a ratones antes o hasta 48 horas después de la infección con SARS o MERS, y vieron que el fármaco mejoró la función pulmonar, redujo la carga viral y evitó la pérdida de peso en los ratones infectados.
 
Sin embargo, los investigadores no examinaron la eficacia del medicamento cuando se administró a ratones más de 48 horas después de la infección.
 
Según los investigadores, EIDD-2801 puede ofrecer varias ventajas terapéuticas sobre remdesivir. Por ejemplo, los experimentos in vitro con el medicamento mostraron eficacia contra un coronavirus de ratón resistente a remdesivir. Y, a diferencia del remdesivir, que debe administrarse por vía intravenosa, «EIDD-2801 es un medicamento oral que se puede administrar en el hogar, temprano después del diagnóstico», señala Timothy Sheahan, autor principal del estudio.
 
Sheahan cree que este medicamento puede convertirse en el «Tamiflu» del futuro -fármaco que fue clave en la epidemia de gripe A en 2009, «siempre que resulte seguro y efectivo en las personas». Debido a que todavía no existe un modelo de ratón para SARS-CoV-2, Sheahan advierte que, «en una situación normal, las pruebas en primates no humanos serían el siguiente paso obvio en el camino hacia las pruebas en humanos. Pero, debido a que estos no estamos en una momento normal, este paso podría omitirse y evaluarse como uso compasivo y ensayos clínicos en pacientes. El objetivo es atacar directamente al virus, disminuir los síntomas, disminuir la patogénesis y salvar vidas». (ABC)
Es un primer paso, pero un antiviral denominado EIDD-2801 ha demostrado, en las primeras pruebas en células humanas de pulmón y vías respiratorias cultivadas, detener la infección que causa el coronavirus.
 
Este medicamento antiviral oral de amplio espectro llamado EIDD-2801 podría ayudar en el control y tratamientos del SARS-CoV-2. El fármaco también ha mostrado resultados prometedores contra los coronavirus relacionados, incluidos MERS y el virus SARS original, cuando se ha probado en ratones y células humanas cultivadas.
 
EIDD-2801 es similar al remdesivir -fármaco que es activo contra SARS-CoV-2 y otros tipos de coronavirus, un posible antiviral que se está testando frente al SARS-CoV-2. Ambos , explica un informe que se publica en « Science Translational Medicine», funcionan imitando los ribonucleósidos, los componentes principales de las moléculas de ARN.
 
El grupo de Timothy Sheahan de la Universidad de North Carolina en Chapel Hill (EE.UU.) ha encontrado evidencias que sugieren que EIDD-2801 puede funcionar bien contra varios miembros de la familia del coronavirus, incluido el SARS-CoV-2, y puede ofrecer algunas ventajas sobre remdesivir.
 
 
Los investigadores, en primer lugar, probaron la forma activa de EIDD-2801 contra SARS-CoV-2 y MERS en células epiteliales de pulmón humano cultivadas, y contra SARS-CoV-2, MERS y SARS en células epiteliales de vías respiratorias humanas primarias.
 
En estos experimentos, el fármaco inhibió de forma potente la replicación viral mientras evitaba los efectos tóxicos en las células cultivadas.
 
A continuación, administraron EIDD-2801 por vía oral a ratones antes o hasta 48 horas después de la infección con SARS o MERS, y vieron que el fármaco mejoró la función pulmonar, redujo la carga viral y evitó la pérdida de peso en los ratones infectados.
 
Sin embargo, los investigadores no examinaron la eficacia del medicamento cuando se administró a ratones más de 48 horas después de la infección.
 
Según los investigadores, EIDD-2801 puede ofrecer varias ventajas terapéuticas sobre remdesivir. Por ejemplo, los experimentos in vitro con el medicamento mostraron eficacia contra un coronavirus de ratón resistente a remdesivir. Y, a diferencia del remdesivir, que debe administrarse por vía intravenosa, «EIDD-2801 es un medicamento oral que se puede administrar en el hogar, temprano después del diagnóstico», señala Timothy Sheahan, autor principal del estudio.
 
Sheahan cree que este medicamento puede convertirse en el «Tamiflu» del futuro -fármaco que fue clave en la epidemia de gripe A en 2009, «siempre que resulte seguro y efectivo en las personas». Debido a que todavía no existe un modelo de ratón para SARS-CoV-2, Sheahan advierte que, «en una situación normal, las pruebas en primates no humanos serían el siguiente paso obvio en el camino hacia las pruebas en humanos. Pero, debido a que estos no estamos en una momento normal, este paso podría omitirse y evaluarse como uso compasivo y ensayos clínicos en pacientes. El objetivo es atacar directamente al virus, disminuir los síntomas, disminuir la patogénesis y salvar vidas». (ABC)