Inglaterra y Gales se preparan para nuevas tormentas

Las zonas más afectadas por los aguaceros de Dennis podrían sufrir nuevas inundaciones.

Intensas lluvias en Ironbridge, Inglaterra, miércoles 19 de febrero de 2020. Foto: AP
19 Febrero, 2020, 11:51 am
Por: AP 
Poblaciones de Inglaterra y Gales reforzaban sus defensas el miércoles ante los pronósticos de lluvias intensas después de los daños e inundaciones provocados por la tormenta Dennis.
 
Las zonas más afectadas por los aguaceros y vientos de Dennis podrían sufrir nuevas inundaciones debido a los desbordes de ríos y embalses, dijo el servicio meteorológico británico el miércoles.
 
“Hay mucha más agua en los sistemas fluviales”, dijo Kate Marks, vicedirectora de la Agencia Ambiental. “Nos preocupan en particular los ríos Severn, Teme y Wye”.
 
La agencia dijo que había unas 600 propiedades inundadas en Inglaterra. Unas 800 viviendas en Gales se vieron afectadas, dijo el primer ministro galés Mark Drakeford a la BBC.
 
Se han erigido barreras temporarias contra las inundaciones en todo el país, dijo la agencia.
 
La oficina meteorológica emitió alertas por lluvias persistentes en Gales y el noreste de Inglaterra.
 
Poblaciones de Inglaterra y Gales reforzaban sus defensas el miércoles ante los pronósticos de lluvias intensas después de los daños e inundaciones provocados por la tormenta Dennis.
 
Las zonas más afectadas por los aguaceros y vientos de Dennis podrían sufrir nuevas inundaciones debido a los desbordes de ríos y embalses, dijo el servicio meteorológico británico el miércoles.
 
“Hay mucha más agua en los sistemas fluviales”, dijo Kate Marks, vicedirectora de la Agencia Ambiental. “Nos preocupan en particular los ríos Severn, Teme y Wye”.
 
La agencia dijo que había unas 600 propiedades inundadas en Inglaterra. Unas 800 viviendas en Gales se vieron afectadas, dijo el primer ministro galés Mark Drakeford a la BBC.
 
Se han erigido barreras temporarias contra las inundaciones en todo el país, dijo la agencia.
 
La oficina meteorológica emitió alertas por lluvias persistentes en Gales y el noreste de Inglaterra.