Argentina conmemora 25 años de atentado al centro judío AMIA con reclamo de justicia

El atentado ocurrió un día de semana cuando un auto bomba detonó en la sede de la AMIA.

Argentina conmemora 25 años de atentado al centro judío AMIA con reclamo de justicia. Foto: AP
Argentina conmemora 25 años de atentado al centro judío AMIA con reclamo de justicia. Foto: AP
18 Julio, 2019, 2:12 pm
Por: AFP 
Familiares de las víctimas y sobrevivientes renovaron este jueves su pedido de justicia al cumplirse 25 años del atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires, el peor ataque terrorista de la historia argentina que aún sigue impune.
 
Como cada año desde aquél 18 de julio de 1994, las sirenas de la ciudad sonaron a las 09:53 locales (12H53 GMT) para recordar el momento de la explosión que mató a 85 personas y dejó unos 300 heridos.
 
El atentado ocurrió un día de semana cuando un auto bomba detonó en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), ubicadas en el ajetreado barrio comercial de Once, en el centro de Buenos Aires.
 
En medio de un silencio sepulcral, centenares de personas se congregaron frente a la reconstruida sede judía y alzaron fotografías con los rostros de las víctimas fatales cuyos nombres fueron leídos en el acto.
 
Argentina ha acusado por el atentado a altos exfuncionarios iraníes, entre ellos el expresidente Ali Rafsanjani, y al movimiento chiíta libanés Hezbolá.
 
Irán siempre se rehusó a que fueran indagados. Se sospecha que tuvieron una poderosa conexión local, que aún no fue identificada.
 
Un memorándum de entendimiento con Irán firmado en 2012 por la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) buscó según sus autores que los acusados pudiesen ser indagados fuera de Argentina, pero nunca se aplicó y ahora se investiga judicialmente como un caso de encubrimiento y traición a la patria.
 
El fiscal Alberto Nisman, que investigó el atentado y denunció el pacto con Irán, fue hallado muerto en su residencia de Buenos Aires en 2015. Este jueves fue evocado entre aplausos en el acto conmemorativo.
 
- "El mismo dolor" -
 
"Veinticinco años después, tenemos el corazón y el alma con el mismo dolor que nos dejó la bomba asesina", dijo el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum.
 
"¿Cómo es posible que 25 años más tarde no haya un sólo responsable preso por este delito?", se preguntó.
 
Florentino Sanguinetti, director del Hospital de Clínicas, muy cercano a la sede de la AMIA y que recibió a los heridos, dijo sobre ese día: "Nos partió la vida en dos, nunca volvimos a ser los mismos", al recordar a los médicos y asistentes que atendieron la emergencia.
 
En 1992 otro atentado con bomba había ocurrido en la embajada de Israel con saldo de 29 muertos y 200 heridos, sin que tampoco se hallara a los culpables.
 
El presidente Mauricio Macri estuvo ausente en la ceremonia a la que asistieron varios miembros de su gabinete. Por la tarde hará una recordación en la sede de la presidencia.
 
El miércoles creó por decreto un registro de "organizaciones terroristas", que permitiría incluir el movimiento chiíta libanés Hezbolá.
 
"La acusación contra Irán y Hezbolá está firme y sólida", dijo Eichbaum.
 
- "Justicia lejana y abstracta" -
 
El dirigente judío también cuestionó "el ritmo escandalosamente lento de la justicia. Cada año que pasa la justicia se vuelve más lejana y abstracta", remarcó.
 
En febrero fueron condenados el exjefe de Inteligencia Hugo Anzorregui y el exjuez de la causa AMIA Juan José Galeano a cuatro y seis años de prisión respectivamente por desviar la investigación, en tanto se declaró inocente al expresidente Carlos Menem (1898-1999) de encubrir a los autores.
 
También recibieron penas de dos años de prisión condicional los dos fiscales que actuaron en la causa, mientras se absolvió a un jefe policial y al expresidente de la DAIA Rubén Beraja.
 
El encubrimiento había consistido en pagarle al presunto vendedor de la camioneta-bomba unos 400.000 dólares para que acusara falsamente a un grupo de policías mientras se ordenaba la libertad de los primeros imputados.
 
"Galeano, Beraja, Menem y Nisman hicieron todo lo que estaba a su alcance para entorpecer la causa", afirmó a la AFP Ezequiel Churba cuyo tío murió en el ataque.
 
Churba integra Memoria Activa, organización de familiares que denunció el encubrimiento en abierto enfrentamiento con las autoridades de la colectividad.
 
"Por más que la justicia no los condene, nosotros sabemos quiénes usaron la voladura de la AMIA para enriquecerse, para ganar poder, para encubrir a gente poderosa; como pasa siempre en la política, el dinero bloquea la verdad", aseguró.
 
Memoria Activa realizó su propio homenaje en simultáneo al acto frente a la AMIA, pero en las puertas de los tribunales. Allí reclamaron justicia, con el apoyo de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
Familiares de las víctimas y sobrevivientes renovaron este jueves su pedido de justicia al cumplirse 25 años del atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires, el peor ataque terrorista de la historia argentina que aún sigue impune.
 
Como cada año desde aquél 18 de julio de 1994, las sirenas de la ciudad sonaron a las 09:53 locales (12H53 GMT) para recordar el momento de la explosión que mató a 85 personas y dejó unos 300 heridos.
 
El atentado ocurrió un día de semana cuando un auto bomba detonó en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), ubicadas en el ajetreado barrio comercial de Once, en el centro de Buenos Aires.
 
En medio de un silencio sepulcral, centenares de personas se congregaron frente a la reconstruida sede judía y alzaron fotografías con los rostros de las víctimas fatales cuyos nombres fueron leídos en el acto.
 
Argentina ha acusado por el atentado a altos exfuncionarios iraníes, entre ellos el expresidente Ali Rafsanjani, y al movimiento chiíta libanés Hezbolá.
 
Irán siempre se rehusó a que fueran indagados. Se sospecha que tuvieron una poderosa conexión local, que aún no fue identificada.
 
Un memorándum de entendimiento con Irán firmado en 2012 por la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) buscó según sus autores que los acusados pudiesen ser indagados fuera de Argentina, pero nunca se aplicó y ahora se investiga judicialmente como un caso de encubrimiento y traición a la patria.
 
El fiscal Alberto Nisman, que investigó el atentado y denunció el pacto con Irán, fue hallado muerto en su residencia de Buenos Aires en 2015. Este jueves fue evocado entre aplausos en el acto conmemorativo.
 
- "El mismo dolor" -
 
"Veinticinco años después, tenemos el corazón y el alma con el mismo dolor que nos dejó la bomba asesina", dijo el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum.
 
"¿Cómo es posible que 25 años más tarde no haya un sólo responsable preso por este delito?", se preguntó.
 
Florentino Sanguinetti, director del Hospital de Clínicas, muy cercano a la sede de la AMIA y que recibió a los heridos, dijo sobre ese día: "Nos partió la vida en dos, nunca volvimos a ser los mismos", al recordar a los médicos y asistentes que atendieron la emergencia.
 
En 1992 otro atentado con bomba había ocurrido en la embajada de Israel con saldo de 29 muertos y 200 heridos, sin que tampoco se hallara a los culpables.
 
El presidente Mauricio Macri estuvo ausente en la ceremonia a la que asistieron varios miembros de su gabinete. Por la tarde hará una recordación en la sede de la presidencia.
 
El miércoles creó por decreto un registro de "organizaciones terroristas", que permitiría incluir el movimiento chiíta libanés Hezbolá.
 
"La acusación contra Irán y Hezbolá está firme y sólida", dijo Eichbaum.
 
- "Justicia lejana y abstracta" -
 
El dirigente judío también cuestionó "el ritmo escandalosamente lento de la justicia. Cada año que pasa la justicia se vuelve más lejana y abstracta", remarcó.
 
En febrero fueron condenados el exjefe de Inteligencia Hugo Anzorregui y el exjuez de la causa AMIA Juan José Galeano a cuatro y seis años de prisión respectivamente por desviar la investigación, en tanto se declaró inocente al expresidente Carlos Menem (1898-1999) de encubrir a los autores.
 
También recibieron penas de dos años de prisión condicional los dos fiscales que actuaron en la causa, mientras se absolvió a un jefe policial y al expresidente de la DAIA Rubén Beraja.
 
El encubrimiento había consistido en pagarle al presunto vendedor de la camioneta-bomba unos 400.000 dólares para que acusara falsamente a un grupo de policías mientras se ordenaba la libertad de los primeros imputados.
 
"Galeano, Beraja, Menem y Nisman hicieron todo lo que estaba a su alcance para entorpecer la causa", afirmó a la AFP Ezequiel Churba cuyo tío murió en el ataque.
 
Churba integra Memoria Activa, organización de familiares que denunció el encubrimiento en abierto enfrentamiento con las autoridades de la colectividad.
 
"Por más que la justicia no los condene, nosotros sabemos quiénes usaron la voladura de la AMIA para enriquecerse, para ganar poder, para encubrir a gente poderosa; como pasa siempre en la política, el dinero bloquea la verdad", aseguró.
 
Memoria Activa realizó su propio homenaje en simultáneo al acto frente a la AMIA, pero en las puertas de los tribunales. Allí reclamaron justicia, con el apoyo de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

NOTICIAS DESTACADAS