Inicio ·Noticias · Artículo

La policía turca usa gases lacrimógenos contra protestas en Estambul y Ankara

Redacción

jzapata

|

Martes 10 de Septiembre de 2013 - 15:14
compártelo
La policía turca ha empleado hoy gases lacrimógenos y agua a presión en Estambul y Ankara para dispersar a varios miles de manifestantes que protestaban por la muerte ayer de un joven en la sureña provincia de Hatay por el impacto de un bote de humo.
 
En Estambul, la policía ha bloqueado la plaza Taksim, epicentro de las protestas antigubernamentales del pasado junio, y empleó gases lacrimógenos y cañones de agua contra un millar de manifestantes que se reunieron en la calle Istiklal, la principal vía peatonal de la ciudad, informaron los medios turcos.
 
Algunos de los manifestantes dispararon fuegos artificiales y petardos contra los agentes antidisturbios, que hicieron retroceder a los manifestantes reunidos en esa conocida arteria comercial.
 
En Ankara la policía también intervino contra una marcha multitudinaria que se dirigía a la céntrica plaza de Kizilay, un símbolo de las recientes protestas contra el Gobierno.
 
En otras ciudades menores, como Adana y Hatay, también se han producido choques entre fuerzas policiales y manifestantes que protestaban por la muerte la noche anterior del manifestante de 22 años Ahmet Atakan.
 
Esa muerte, causada por el impacto de un bote de humo, hizo que en las redes sociales se convocasen hoy numerosas protestas que han sacado a la calle a decenas de miles de personas en una veintena de ciudades turcas, según los medios locales.
 
Entre los convocantes de las manifestaciones está la Plataforma de Solidaridad con Taksim, que aglutinó las protestas antigubernamentales del pasado mes de junio.
 
En todas las manifestaciones se corearon consignas antigubernamentales como: "Hombro con hombro contra el fascismo", "Todos somos Ahmet, no nos pueden matar a todos", y "Gobierno, dimisión".
 
Con el último fallecido, son ya seis las personas, cinco manifestantes y un agente, que han muerto durante las protestas contra el Gobierno desde junio.
Fuente: EFE

La policía turca ha empleado hoy gases lacrimógenos y agua a presión en Estambul y Ankara para dispersar a varios miles de manifestantes que protestaban por la muerte ayer de un joven en la sureña provincia de Hatay por el impacto de un bote de humo.

 

En Estambul, la policía ha bloqueado la plaza Taksim, epicentro de las protestas antigubernamentales del pasado junio, y empleó gases lacrimógenos y cañones de agua contra un millar de manifestantes que se reunieron en la calle Istiklal, la principal vía peatonal de la ciudad, informaron los medios turcos.

 

Algunos de los manifestantes dispararon fuegos artificiales y petardos contra los agentes antidisturbios, que hicieron retroceder a los manifestantes reunidos en esa conocida arteria comercial.

 

En Ankara la policía también intervino contra una marcha multitudinaria que se dirigía a la céntrica plaza de Kizilay, un símbolo de las recientes protestas contra el Gobierno.

 

En otras ciudades menores, como Adana y Hatay, también se han producido choques entre fuerzas policiales y manifestantes que protestaban por la muerte la noche anterior del manifestante de 22 años Ahmet Atakan.

 

Esa muerte, causada por el impacto de un bote de humo, hizo que en las redes sociales se convocasen hoy numerosas protestas que han sacado a la calle a decenas de miles de personas en una veintena de ciudades turcas, según los medios locales.

 

Entre los convocantes de las manifestaciones está la Plataforma de Solidaridad con Taksim, que aglutinó las protestas antigubernamentales del pasado mes de junio.

 

En todas las manifestaciones se corearon consignas antigubernamentales como: "Hombro con hombro contra el fascismo", "Todos somos Ahmet, no nos pueden matar a todos", y "Gobierno, dimisión".

 

Con el último fallecido, son ya seis las personas, cinco manifestantes y un agente, que han muerto durante las protestas contra el Gobierno desde junio.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos