Liberación de Mubarak no signifca que esté "absuelto", según primer ministro egipcio

Según el primer ministro, la liberación provisional de Mubarak no significa que esté "absuelta".

24 Agosto, 2013, 10:25 am
Por: Redacción 
El primer ministro egipcio, Hazem al Beblaui, dijo hoy que la excarcelación del expresidente Hosni Mubarak no implica el retorno de su régimen, y recordó que su liberación provisional no quiere decir que haya sido absuelto.
 
"Este Gobierno no se formó para restaurar el antiguo régimen (de Mubarak) sino para completar la Revolución del 25 de enero de 2011", subrayó el jefe del Ejecutivo, en respuesta a las inquietudes y el descontento surgidos en Egipto por la decisión judicial.
 
En unas declaraciones a la prensa, destacó que esa resolución "sorprendió al Gobierno como a todo el mundo, pero el Estado respeta la ley y la independencia de la justicia. Fue una decisión rutinaria y no una absolución, ya que la corte lo condenará o absolverá".
 
Asimismo, dejó claro que el exmandatario cumplió con los periodos reglamentarios de detención preventiva que determina la ley.
 
Según Al Beblaui, Mubarak fue puesto bajo arresto domiciliario en un hospital militar de El Cairo nada más salir de la prisión de Tora el pasado jueves "en vista de la tensión y para impedir disturbios".
 
"Fue una medida cautelar por razones de seguridad y para no exponer su vida", indicó.
 
Por otro lado, reiteró el compromiso de su ejecutivo con el cumplimiento de la hoja de ruta -trazada por el Ejército tras el golpe de Estado contra Mohamed Mursi el pasado 3 de julio-, en la que están incluidas la reforma de la Constitución y la celebración de comicios parlamentarios y presidenciales.
 
"El programa del Gobierno para proteger el proceso democrático prosigue, y pedimos a todos que participen en la construcción del país", aunque especificó que serán aceptados "quienes rechacen el principio de la violencia y la mezcla de la política con la religión".
 
Al Beblaui indicó además que la economía es la base del progreso, pero que sin la recuperación de la seguridad ésta no puede avanzar, y por ello es una de las prioridades de su Gobierno.
 
Al ser cuestionado por las críticas recibidas en el exterior por la represión sobre los Hermanos Musulmanes, el primer ministro respondió que las posiciones externas sobre el país "han cambiado poco a poco, pero algunos todavía necesitan algo de tiempo para corregir sus ideas sobre lo que sucede en Egipto".
 
Por último, el político socialdemócrata destacó que disponen del respaldo de muchos países, en especial de los árabes, y que reactivarán grandes proyectos para desarrollar la economía. 
 
Fuente: EFE
El primer ministro egipcio, Hazem al Beblaui, dijo hoy que la excarcelación del expresidente Hosni Mubarak no implica el retorno de su régimen, y recordó que su liberación provisional no quiere decir que haya sido absuelto.
 
"Este Gobierno no se formó para restaurar el antiguo régimen (de Mubarak) sino para completar la Revolución del 25 de enero de 2011", subrayó el jefe del Ejecutivo, en respuesta a las inquietudes y el descontento surgidos en Egipto por la decisión judicial.
 
En unas declaraciones a la prensa, destacó que esa resolución "sorprendió al Gobierno como a todo el mundo, pero el Estado respeta la ley y la independencia de la justicia. Fue una decisión rutinaria y no una absolución, ya que la corte lo condenará o absolverá".
 
Asimismo, dejó claro que el exmandatario cumplió con los periodos reglamentarios de detención preventiva que determina la ley.
 
Según Al Beblaui, Mubarak fue puesto bajo arresto domiciliario en un hospital militar de El Cairo nada más salir de la prisión de Tora el pasado jueves "en vista de la tensión y para impedir disturbios".
 
"Fue una medida cautelar por razones de seguridad y para no exponer su vida", indicó.
 
Por otro lado, reiteró el compromiso de su ejecutivo con el cumplimiento de la hoja de ruta -trazada por el Ejército tras el golpe de Estado contra Mohamed Mursi el pasado 3 de julio-, en la que están incluidas la reforma de la Constitución y la celebración de comicios parlamentarios y presidenciales.
 
"El programa del Gobierno para proteger el proceso democrático prosigue, y pedimos a todos que participen en la construcción del país", aunque especificó que serán aceptados "quienes rechacen el principio de la violencia y la mezcla de la política con la religión".
 
Al Beblaui indicó además que la economía es la base del progreso, pero que sin la recuperación de la seguridad ésta no puede avanzar, y por ello es una de las prioridades de su Gobierno.
 
Al ser cuestionado por las críticas recibidas en el exterior por la represión sobre los Hermanos Musulmanes, el primer ministro respondió que las posiciones externas sobre el país "han cambiado poco a poco, pero algunos todavía necesitan algo de tiempo para corregir sus ideas sobre lo que sucede en Egipto".
 
Por último, el político socialdemócrata destacó que disponen del respaldo de muchos países, en especial de los árabes, y que reactivarán grandes proyectos para desarrollar la economía.