Continúa el éxodo masivo de refugiados sirios a Irak

El número de refugiados sirios que han llegado al norte de Irak en una semana asciende a 40.000.

23 Agosto, 2013, 12:43 pm
Por: Redacción 
El número de refugiados sirios que han llegado al norte de Irak en una semana asciende a 40.000, con lo que en total suman ahora 195.000 personas, informaron hoy agencias humanitarias de la ONU.
 
"Ayer unas 1.300 personas atravesaron la frontera y llegaron a Irak. Hoy las fronteras se encuentran cerradas, como ocurrió el viernes pasado", afirmó en rueda de prensa el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR.
 
Este organismo indicó que es difícil predecir cuántas personas podrían estar en el lado sirio de la frontera esperando para cruzar a Irak, aunque la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calculó que se trata de miles de personas procedentes de Alepo, Hassakahes, Qamishli y Efrin.
 
"Los refugiados que llegan nos cuentan que la situación se ha deteriorado mucho en estos lugares desde hace unos meses a medida que las luchas se han intensificado, hay escasez de comida y el precio de los productos básicos ha aumentado", agregó la OIM.
 
El flujo de refugiados comenzó el pasado día 15 cuando las autoridades de la región autónoma kurda en Irak abrieron inesperadamente el puente de Peshkhabour sobre el río Tigris, uno de los pasos entre Siria y Irak, después de que la frontera entre ambos países permaneciera cerrada desde el pasado mayo.
 
A su llegada, los refugiados, que se cree que son en su mayoría sirios kurdos, están siendo atendidos por las agencias humanitarias, que les ofrecen agua y alimentos tras un agotador recorrido de cuatro o cinco horas a unos cuarenta grados centígrados.
 
Además, la OIM y las autoridades de la región autónoma iraquí de Kurdistán han puesto a disposición de los refugiados servicios de autobús que los llevan al interior de Irak y que realizan un total de 140 viajes diarios.
 
Hasta ahora unos 32.000 sirios han sido trasladados desde los puntos fronterizos de Peshkhabour y Sahela hasta campos de refugiados y de tránsito en las gobernaciones de Erbil y Sulaymaniyah.
 
Muchos otros refugiados se encuentran acogidos por familiares y amigos. 
 
Fuente: EFE
El número de refugiados sirios que han llegado al norte de Irak en una semana asciende a 40.000, con lo que en total suman ahora 195.000 personas, informaron hoy agencias humanitarias de la ONU.
 
"Ayer unas 1.300 personas atravesaron la frontera y llegaron a Irak. Hoy las fronteras se encuentran cerradas, como ocurrió el viernes pasado", afirmó en rueda de prensa el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR.
 
Este organismo indicó que es difícil predecir cuántas personas podrían estar en el lado sirio de la frontera esperando para cruzar a Irak, aunque la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calculó que se trata de miles de personas procedentes de Alepo, Hassakahes, Qamishli y Efrin.
 
"Los refugiados que llegan nos cuentan que la situación se ha deteriorado mucho en estos lugares desde hace unos meses a medida que las luchas se han intensificado, hay escasez de comida y el precio de los productos básicos ha aumentado", agregó la OIM.
 
El flujo de refugiados comenzó el pasado día 15 cuando las autoridades de la región autónoma kurda en Irak abrieron inesperadamente el puente de Peshkhabour sobre el río Tigris, uno de los pasos entre Siria y Irak, después de que la frontera entre ambos países permaneciera cerrada desde el pasado mayo.
 
A su llegada, los refugiados, que se cree que son en su mayoría sirios kurdos, están siendo atendidos por las agencias humanitarias, que les ofrecen agua y alimentos tras un agotador recorrido de cuatro o cinco horas a unos cuarenta grados centígrados.
 
Además, la OIM y las autoridades de la región autónoma iraquí de Kurdistán han puesto a disposición de los refugiados servicios de autobús que los llevan al interior de Irak y que realizan un total de 140 viajes diarios.
 
Hasta ahora unos 32.000 sirios han sido trasladados desde los puntos fronterizos de Peshkhabour y Sahela hasta campos de refugiados y de tránsito en las gobernaciones de Erbil y Sulaymaniyah.
 
Muchos otros refugiados se encuentran acogidos por familiares y amigos.