Yemen frustra ataques de Al Qaeda contra una ciudad

Al Qaeda planeaba tomar el control de una ciudad y atentar contra 2 terminales de petróleleo y gas.

SANÁ, Yemen.- Las autoridades yemeníes reforzaron las medidas de seguridad tras recibir informaciones sobre amenazas terroristas contra la Embajada de EEUU y otras extranjeras. Foto: EFE.
7 Agosto, 2013, 11:43 am
Por: Redacción 
Las autoridades yemeníes anunciaron hoy que han frustrado varios ataques de la red terrorista Al Qaeda, que planeaba tomar el control de una ciudad y atentar contra dos terminales de petróleo y una de gas, en el sur del país.
 
En declaraciones el consejero de Información de la jefatura del Gobierno, Rayeh Badi, precisó que los terroristas pretendían hacerse con el control de Al Mukala, capital de la provincia de Hadramut, en el sureste.
 
No sería la primera vez que militantes del grupo terrorista toman una localidad en el Yemen, como ocurrió con Zinyibar, también en el sur, que estuvo durante un año ocupada por milicianos de la organización Ansar al Sharía, vinculada a Al Qaeda, hasta que fueron expulsados por el ejército en junio de 2012.
 
Badi agregó que los últimos ataques iban a producirse entre los pasados domingo y lunes, y que fueron las medidas adoptadas por EEUU y el Reino Unido ante una importante "amenaza terrorista" las que alertaron al Gobierno yemení, que tuvo que intensificar la seguridad, lo que llevó al descubrimiento de los planes.
 
Las dos terminales de crudo, contra las que los terroristas iban a atentar, se ubican en Hadramut, junto al mar Arábigo, mientras que la de gas es la de Balhaf, en la provincia vecina de Shabua.
 
Esa planta es la más importante de licuefacción de gas natural para exportación del país, y el gasoducto que conduce a ella ha sido objeto de sabotajes en innumerables ocasiones.
 
Washington pidió el martes a sus ciudadanos que abandonaran el Yemen inmediatamente debido a una grave amenaza terrorista, mientras que Londres ha retirado de manera temporal a todo el personal de su embajada en el estado árabe.
 
El Ministerio yemení de Exteriores aseguró ayer que había tomado "todas las precauciones necesarias" para garantizar la seguridad de las legaciones diplomáticas, tras la alerta mundial emitida por EEUU sobre posibles atentados.
 
Aun así, dicho departamento consideró que la evacuación del personal de las embajadas servía a los intereses de los extremistas.
 
La situación hoy en Saná era la misma que en la jornada anterior, cuando las autoridades aumentaron los controles en las calles de la ciudad.
 
Las medidas son estrictas en la carretera que conduce al aeropuerto, donde los puestos de control y los registros se redoblaron hoy a dos kilómetros de las instalaciones aeroportuarias.
 
Mientras, continúan las operaciones de seguridad contra los "yihadistas".
 
Al menos siete presuntos miembros de Al Qaeda perdieron la vida la pasada madrugada en un ataque de un avión no tripulado estadounidense en Shabua.
 
La aeronave disparó dos proyectiles contra dos vehículos todoterreno, en los que viajaban los supuestos terroristas, en la zona de Marja, 570 kilómetros al sureste de Saná, dijeron fuentes de los cuerpos de seguridad.
 
Se trata del quinto ataque aéreo contra objetivos de Al Qaeda en los últimos diez días.
 
Al menos cuatro sospechosos de pertenecer a esa organización perecieron ayer en un ataque similar en el valle de Obeida, en la provincia de Mareb (noreste), donde, poco después, los terroristas derribaron un helicóptero militar yemení, que estaba de exploración, y causaron la muerte diez personas.
 
Desde comienzos de este año, se han incrementado los ataques con aviones no tripulados contra objetivos de Al Qaeda en el Yemen.
 
EEUU participa en la lucha contra este grupo mediante este tipo de ataques selectivos, al considerar que Al Qaeda tiene bases y centros de entrenamiento en territorio yemení.
 
Washington mantiene aún cerradas 19 embajadas, entre ellas las de Jordania, Yemen y Egipto, que no abrirán hasta el próximo sábado por precaución ante una amenaza terrorista.
 
Fuentes oficiales estadounidenses han revelado a The New York Times que la alerta se desató por varios mensajes interceptados entre el líder de Al Qaeda, Aymán al Zawahiri, y el jefe de la organización en la Península Arábiga, Naser al Wahishi, que hablaban de un ataque el pasado domingo, un extremo que no ha sido confirmado ni desmentido por el Departamento de Estado.
 
El presidente de EEUU, Barack Obama, defendió el martes que su Gobierno haya tomado "todas las precauciones" ante una amenaza "lo suficientemente importante".
 
Obama rechazó que EEUU haya exagerado en una entrevista en el programa "The Tonight Show", del popular presentador Jay Leno.
 
Fuente: EFE
Las autoridades yemeníes anunciaron hoy que han frustrado varios ataques de la red terrorista Al Qaeda, que planeaba tomar el control de una ciudad y atentar contra dos terminales de petróleo y una de gas, en el sur del país.
 
En declaraciones el consejero de Información de la jefatura del Gobierno, Rayeh Badi, precisó que los terroristas pretendían hacerse con el control de Al Mukala, capital de la provincia de Hadramut, en el sureste.
 
No sería la primera vez que militantes del grupo terrorista toman una localidad en el Yemen, como ocurrió con Zinyibar, también en el sur, que estuvo durante un año ocupada por milicianos de la organización Ansar al Sharía, vinculada a Al Qaeda, hasta que fueron expulsados por el ejército en junio de 2012.
 
Badi agregó que los últimos ataques iban a producirse entre los pasados domingo y lunes, y que fueron las medidas adoptadas por EEUU y el Reino Unido ante una importante "amenaza terrorista" las que alertaron al Gobierno yemení, que tuvo que intensificar la seguridad, lo que llevó al descubrimiento de los planes.
 
Las dos terminales de crudo, contra las que los terroristas iban a atentar, se ubican en Hadramut, junto al mar Arábigo, mientras que la de gas es la de Balhaf, en la provincia vecina de Shabua.
 
Esa planta es la más importante de licuefacción de gas natural para exportación del país, y el gasoducto que conduce a ella ha sido objeto de sabotajes en innumerables ocasiones.
 
Washington pidió el martes a sus ciudadanos que abandonaran el Yemen inmediatamente debido a una grave amenaza terrorista, mientras que Londres ha retirado de manera temporal a todo el personal de su embajada en el estado árabe.
 
El Ministerio yemení de Exteriores aseguró ayer que había tomado "todas las precauciones necesarias" para garantizar la seguridad de las legaciones diplomáticas, tras la alerta mundial emitida por EEUU sobre posibles atentados.
 
Aun así, dicho departamento consideró que la evacuación del personal de las embajadas servía a los intereses de los extremistas.
 
La situación hoy en Saná era la misma que en la jornada anterior, cuando las autoridades aumentaron los controles en las calles de la ciudad.
 
Las medidas son estrictas en la carretera que conduce al aeropuerto, donde los puestos de control y los registros se redoblaron hoy a dos kilómetros de las instalaciones aeroportuarias.
 
Mientras, continúan las operaciones de seguridad contra los "yihadistas".
 
Al menos siete presuntos miembros de Al Qaeda perdieron la vida la pasada madrugada en un ataque de un avión no tripulado estadounidense en Shabua.
 
La aeronave disparó dos proyectiles contra dos vehículos todoterreno, en los que viajaban los supuestos terroristas, en la zona de Marja, 570 kilómetros al sureste de Saná, dijeron fuentes de los cuerpos de seguridad.
 
Se trata del quinto ataque aéreo contra objetivos de Al Qaeda en los últimos diez días.
 
Al menos cuatro sospechosos de pertenecer a esa organización perecieron ayer en un ataque similar en el valle de Obeida, en la provincia de Mareb (noreste), donde, poco después, los terroristas derribaron un helicóptero militar yemení, que estaba de exploración, y causaron la muerte diez personas.
 
Desde comienzos de este año, se han incrementado los ataques con aviones no tripulados contra objetivos de Al Qaeda en el Yemen.
 
EEUU participa en la lucha contra este grupo mediante este tipo de ataques selectivos, al considerar que Al Qaeda tiene bases y centros de entrenamiento en territorio yemení.
 
Washington mantiene aún cerradas 19 embajadas, entre ellas las de Jordania, Yemen y Egipto, que no abrirán hasta el próximo sábado por precaución ante una amenaza terrorista.
 
Fuentes oficiales estadounidenses han revelado a The New York Times que la alerta se desató por varios mensajes interceptados entre el líder de Al Qaeda, Aymán al Zawahiri, y el jefe de la organización en la Península Arábiga, Naser al Wahishi, que hablaban de un ataque el pasado domingo, un extremo que no ha sido confirmado ni desmentido por el Departamento de Estado.
 
El presidente de EEUU, Barack Obama, defendió el martes que su Gobierno haya tomado "todas las precauciones" ante una amenaza "lo suficientemente importante".
 
Obama rechazó que EEUU haya exagerado en una entrevista en el programa "The Tonight Show", del popular presentador Jay Leno.