Gobierno de Ecuador descarta posibilidad de muerte cruzada

El Gobierno reiteró que enviarán una nueva protesta económica.

La idea de la muerte cruzada tomó fuerza con el archivo de la Ley de Crecimiento Económico. Foto: Asamblea Nacional
19 Noviembre, 2019, 3:31 pm
Por: Redacción 
Ante las versiones que indicaban que el Gobieno analiza la posibilidad de ir a una "muerte cruzada", disolviendo la Asamblea y generando un adelanto de las elecciones, el Régimen lo descartó y señaló que "no se ha contemplado ese escenario bajo ninguna circunstancia". 
 
La muerte cruzada está contemplada en el artículo 148 de la Constitución, donde se señala que el presidente de la república, Lenín Moreno, podrá disolver la Asamblea Nacional cuando, a su juicio, esta se hubiera arrogado funciones que no le competan constitucionalmente, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional; o si de forma reiterada e injustificada obstruye la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo, o por grave crisis política y conmoción interna.
 
 
“Sobre muerte cruzada, no es una posibilidad que hayamos analizado. Entiendo que han sacado de contexto las palabras de uno los representantes del gobierno. Nosotros no hemos analizado ni valorado esa posibilidad”, dijo el vicepresidente Otto Sonnenholzner desde El Coca, Orellana.
 
Allá, el martes 19 de noviembre de 2019, con la presencia del segundo mandatario, se suscribieron convenios de financiamiento entre el Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), la Secretaría Técnica de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica (CTEA) y los gobiernos locales de esa provincia, para la ejecución de obras y proyectos prioritarios, por un monto de alrededor de USD 40 millones. 

La idea de la muerte cruzada tomó fuerza con el archivo de la Ley de Crecimiento Económico, porque durante el tiempo en que se convocan a nuevas elecciones y hasta la instalación de la nueva Asamblea Nacional, el presidente podría, previo dictamente de la Corte Constitucional, expedir decretos-leyes de urgencia económica que luego podrán ser aprobados o derogados por el órgano legislativo.

Sin embargo, el Gobierno reiteró que enviarán una nueva protesta económica. 
 
 
Ante las versiones que indicaban que el Gobieno analiza la posibilidad de ir a una "muerte cruzada", disolviendo la Asamblea y generando un adelanto de las elecciones, el Régimen lo descartó y señaló que "no se ha contemplado ese escenario bajo ninguna circunstancia". 
 
La muerte cruzada está contemplada en el artículo 148 de la Constitución, donde se señala que el presidente de la república, Lenín Moreno, podrá disolver la Asamblea Nacional cuando, a su juicio, esta se hubiera arrogado funciones que no le competan constitucionalmente, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional; o si de forma reiterada e injustificada obstruye la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo, o por grave crisis política y conmoción interna.
 
 
“Sobre muerte cruzada, no es una posibilidad que hayamos analizado. Entiendo que han sacado de contexto las palabras de uno los representantes del gobierno. Nosotros no hemos analizado ni valorado esa posibilidad”, dijo el vicepresidente Otto Sonnenholzner desde El Coca, Orellana.
 
Allá, el martes 19 de noviembre de 2019, con la presencia del segundo mandatario, se suscribieron convenios de financiamiento entre el Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), la Secretaría Técnica de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica (CTEA) y los gobiernos locales de esa provincia, para la ejecución de obras y proyectos prioritarios, por un monto de alrededor de USD 40 millones. 

La idea de la muerte cruzada tomó fuerza con el archivo de la Ley de Crecimiento Económico, porque durante el tiempo en que se convocan a nuevas elecciones y hasta la instalación de la nueva Asamblea Nacional, el presidente podría, previo dictamente de la Corte Constitucional, expedir decretos-leyes de urgencia económica que luego podrán ser aprobados o derogados por el órgano legislativo.

Sin embargo, el Gobierno reiteró que enviarán una nueva protesta económica.