Gobierno abre la puerta a más deuda con veto a Ley de Fomento Productivo

El veto plantea no limitar endeudamiento en recesión, catástrofe o estado de excepción

Foto:API
19 Julio, 2018, 9:51 pm
Por: Redacción 
En la Ley de Fomento Productivo y Atracción de Inversiones, el Gobierno de Lenín Moreno propone que por los próximos tres años no se tome en cuenta el límite de endeudamiento del 40% del Producto Interno Bruto hasta que se estabilice la economía.
 
Ahora, con el veto parcial a esta normativa, el régimen plantea que tampoco se tome en cuenta ese límite de endeudamiento en caso de: 
 
- catástrofes naturales
- recesión económica grave
- desequilibrios en sistema de pagos
- frente a una emergencia nacional
 
Para eliminar las reglas macrofiscales, el gobierno deberá contar aprobación, por mayoría absoluta, de la Asamblea Nacional.
 
Así lo explica el ministro de Finanzas, Richard Martínez: “Es natural que el país tiene una emergencia y que esa emergencia puede ser atendida en una parte con más deuda, porque tienes que registrar un déficit”.
 
Y es que hasta llegar a una sostenibilidad fiscal, el Gobierno deberá seguir adoptando nueva deuda: “El país no puede transitar hacia ese objetivo sin más financiamiento. La economía y la caja fiscal está complicada”. 
 
 
Esta propuesta sigue generando incertidumbre entre los asambleístas.“Por un lado, dicen que estamos sobreendeudados, pero por otro, buscan poderse endeudar más. Eso le hace daño a la economía ecuatoriana”, expresó Esteban Melo, asambleísta de la bancada correísta. 
 
“Creemos que es discrecional el endeudamiento y no podemos nosotros seguir apoyando esa posibilidad de hipotecar el futuro de los ecuatorianos”, señaló Homero Castanier, asambleísta de CREO.  
 
Entre tanto, la independiente Mae Montaño considera que no está clara la propuesta sobre el endeudamiento público y la estabilización de la economía: “El presidente de la República, no sabemos por qué razón, no quiere asumir las decisiones urgentes, estamos en una situación urgente. Reducir el gasto corriente, no lo sentimos todavía”.
 
El ministro precisa que hasta que no entre en vigencia la ley económica, el Gobierno no se endeudará pues van a esperar la reacción de los mercados internacionales en caso de ser aprobada.
 
Mientras tanto, la Comisión de Desarrollo Económico ya comenzó, este jueves 19 de julio de 2018, con el análisis de las 43 observaciones del Ejecutivo a esta ley.
 
En la Ley de Fomento Productivo y Atracción de Inversiones, el Gobierno de Lenín Moreno propone que por los próximos tres años no se tome en cuenta el límite de endeudamiento del 40% del Producto Interno Bruto hasta que se estabilice la economía.
 
Ahora, con el veto parcial a esta normativa, el régimen plantea que tampoco se tome en cuenta ese límite de endeudamiento en caso de: 
 
- catástrofes naturales
- recesión económica grave
- desequilibrios en sistema de pagos
- frente a una emergencia nacional
 
Para eliminar las reglas macrofiscales, el gobierno deberá contar aprobación, por mayoría absoluta, de la Asamblea Nacional.
 
Así lo explica el ministro de Finanzas, Richard Martínez: “Es natural que el país tiene una emergencia y que esa emergencia puede ser atendida en una parte con más deuda, porque tienes que registrar un déficit”.
 
Y es que hasta llegar a una sostenibilidad fiscal, el Gobierno deberá seguir adoptando nueva deuda: “El país no puede transitar hacia ese objetivo sin más financiamiento. La economía y la caja fiscal está complicada”. 
 
 
Esta propuesta sigue generando incertidumbre entre los asambleístas.“Por un lado, dicen que estamos sobreendeudados, pero por otro, buscan poderse endeudar más. Eso le hace daño a la economía ecuatoriana”, expresó Esteban Melo, asambleísta de la bancada correísta. 
 
“Creemos que es discrecional el endeudamiento y no podemos nosotros seguir apoyando esa posibilidad de hipotecar el futuro de los ecuatorianos”, señaló Homero Castanier, asambleísta de CREO.  
 
Entre tanto, la independiente Mae Montaño considera que no está clara la propuesta sobre el endeudamiento público y la estabilización de la economía: “El presidente de la República, no sabemos por qué razón, no quiere asumir las decisiones urgentes, estamos en una situación urgente. Reducir el gasto corriente, no lo sentimos todavía”.
 
El ministro precisa que hasta que no entre en vigencia la ley económica, el Gobierno no se endeudará pues van a esperar la reacción de los mercados internacionales en caso de ser aprobada.
 
Mientras tanto, la Comisión de Desarrollo Económico ya comenzó, este jueves 19 de julio de 2018, con el análisis de las 43 observaciones del Ejecutivo a esta ley.