Inicio ·Noticias · Artículo

Gobierno prevé cambios en proceso para fijar aumento de salario básico unificado

Redacción

jvite

|

Jueves 28 de Diciembre de 2017 - 21:06
compártelo
  • Se considerarían crecimiento de economía y productividad del trabajador. Foto: Archivo API
Video: Se considerarían crecimiento de economía y productividad del trabajador. Foto: Archivo API Se considerarían crecimiento de economía y productividad del trabajador. Foto: Archivo API

Una vez al año se reúne el Consejo de Salarios integrado por el Ministerio de Trabajo, representantes de los trabajadores y de los empleadores para acordar el incremento, pero si no hay acuerdos, como sucedió este 2017, la decisión la toma el Gobierno y se aplica a quienes ganan el salario básico.
 
El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, cree que el mecanismo no es el correcto. “Debería haber un nuevo esquema de reforma de aumento salarial que afecte o que beneficie al universo integral de los trabajadores, no solo a los del salario mínimo”, expresó el funcionario. 
 
Anunció que el primer paso se dará en enero, cuando emitirá un acuerdo para integrar un nuevo Consejo Salarial. “Que tienda a generar una comisión intersectorial entre las distintas instituciones como el SRI, Ministerio de Finanzas, Banco Central, INEC, Ministerio de Trabajo y por supuesto trabajadores y empleadores, de manera que podamos ver todos los elementos que deberían de ser integrados para efectos de la fijación del aumento salarial”, explicó.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La base de la negociación del incremento serán las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que propone que además de la inflación se consideren factores sociales, productividad, crecimiento económico, entre otros.
 
El presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), José Villavicencio, ve con buenos ojos el anuncio del ministro. Esta organización fue excluida del Consejo de Salarios en el gobierno de Rafael Correa. “Respetemos la Constitución y en ese sentido no se debe tomar solo parámetros técnicos, es fundamental discutir el tema de la inflación, de la productividad, el tema de la equidad en nuestro país”, aseguró.
 
Los trabajadores esperan que este no sea el único cambio en el ámbito laboral. “Aspiramos que desde enero que tenemos la primera reunión con el ministro Ledesma podamos ir fijando y aterrizando en leyes y en decretos que nos permitan recuperar los espacios que vulneró el correísmo”, manifestó el dirigente. 
 
El plan es que durante el 2018 se apruebe el nuevo Código Laboral que contendrá, entre otras, la reforma permanente al sistema de fijación de salarios.
 
El miércoles 27 de diciembre de 2017 se fijó en 11 dólares el incremento al salario básico. La decisión no satisface al Gobierno, a los empleadores, ni a los trabajadores, no solo por el monto, sino por la forma en que se lo decidió.
 

Una vez al año se reúne el Consejo de Salarios integrado por el Ministerio de Trabajo, representantes de los trabajadores y de los empleadores para acordar el incremento, pero si no hay acuerdos, como sucedió este 2017, la decisión la toma el Gobierno y se aplica a quienes ganan el salario básico.

 

El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, cree que el mecanismo no es el correcto. “Debería haber un nuevo esquema de reforma de aumento salarial que afecte o que beneficie al universo integral de los trabajadores, no solo a los del salario mínimo”, expresó el funcionario. 

 

Anunció que el primer paso se dará en enero, cuando emitirá un acuerdo para integrar un nuevo Consejo Salarial. “Que tienda a generar una comisión intersectorial entre las distintas instituciones como el SRI, Ministerio de Finanzas, Banco Central, INEC, Ministerio de Trabajo y por supuesto trabajadores y empleadores, de manera que podamos ver todos los elementos que deberían de ser integrados para efectos de la fijación del aumento salarial”, explicó.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea: Gobierno establece que el salario básico unificado será de $ 386 para el 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La base de la negociación del incremento serán las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que propone que además de la inflación se consideren factores sociales, productividad, crecimiento económico, entre otros.

 

El presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), José Villavicencio, ve con buenos ojos el anuncio del ministro. Esta organización fue excluida del Consejo de Salarios en el gobierno de Rafael Correa. “Respetemos la Constitución y en ese sentido no se debe tomar solo parámetros técnicos, es fundamental discutir el tema de la inflación, de la productividad, el tema de la equidad en nuestro país”, aseguró.

 

Los trabajadores esperan que este no sea el único cambio en el ámbito laboral. “Aspiramos que desde enero que tenemos la primera reunión con el ministro Ledesma podamos ir fijando y aterrizando en leyes y en decretos que nos permitan recuperar los espacios que vulneró el correísmo”, manifestó el dirigente. 

 

El plan es que durante el 2018 se apruebe el nuevo Código Laboral que contendrá, entre otras, la reforma permanente al sistema de fijación de salarios.

 

El miércoles 27 de diciembre de 2017 se fijó en 11 dólares el incremento al salario básico. La decisión no satisface al Gobierno, a los empleadores, ni a los trabajadores, no solo por el monto, sino por la forma en que se lo decidió.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos