Fiscalía pide archivar denuncia de Chevron por supuesto complot en su contra

El fiscal general Galo Chiriboga pidió el archivo definitivo por considerarla maliciosa y temeraria.

19 Agosto, 2013, 9:40 pm
Por: Redacción 
El fiscal general Galo Chiriboga pidió hoy a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) que archive una denuncia de la petrolera Chevron, presentada en 2009, sobre supuestos "pactos" para perjudicar a la compañía en un juicio ambiental en su contra.
 
Chiriboga presentó su petición de "archivo definitivo" de la denuncia en la Sala Penal de la CNJ, por considerarla "maliciosa y temeraria", al no demostrar los supuestos "pactos" para perjudicar a la compañía estadounidense, informó la Fiscalía en un comunicado.
 
Se refirió a la denuncia presentada el 2 de septiembre de 2009 por el abogado y representante de la petrolera, Thomas F. Cullen, quien señaló entonces que tenía información relacionada sobre el juicio ambiental que colonos de la Amazonía ecuatoriana seguían contra Chevron en la Corte de la provincia de Sucumbíos.
 
Según esa denuncia, la información proporcionada por el jurista hacía referencia a "supuestos pactos para que el juez del caso falle contra Chevron", precisó la Fiscalía en su comunicado.
 
No obstante, la Fiscalía pidió a la CNJ que "se declare maliciosa y temeraria la denuncia debido a que, en la presente indagación previa, Thomas F. Cullen no demostró lo afirmado en su escrito".
 
Además, recordó que la CNJ, según sus disposiciones, debe obligar a los jueces a "calificar las denuncias, como en este caso, de malicia y temeridad por las razones antes mencionadas", es decir, cuando no se han demostrado las acusaciones.
 
En 2011, la Corte de Justicia de Sucumbíos condenó a la petrolera a pagar más de 19.000 millones de dólares por los daños ambientales causados entre 1964 y 1990 por Texaco, compañía que fue adquirida posteriormente por Chevron.
 
Los demandantes, al considerar que Chevron no tiene activos en Ecuador, han iniciado causas de ejecución de la sentencia en otros países como Argentina, Brasil y Canadá.
 
La petrolera, por su parte, asegura que la condena en Ecuador obedece a un "fraude" en su contra, por parte de los abogados que patrocinan a los demandantes ecuatorianos.
Fuente: EFE
El fiscal general Galo Chiriboga pidió hoy a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) que archive una denuncia de la petrolera Chevron, presentada en 2009, sobre supuestos "pactos" para perjudicar a la compañía en un juicio ambiental en su contra.
 
Chiriboga presentó su petición de "archivo definitivo" de la denuncia en la Sala Penal de la CNJ, por considerarla "maliciosa y temeraria", al no demostrar los supuestos "pactos" para perjudicar a la compañía estadounidense, informó la Fiscalía en un comunicado.
 
Se refirió a la denuncia presentada el 2 de septiembre de 2009 por el abogado y representante de la petrolera, Thomas F. Cullen, quien señaló entonces que tenía información relacionada sobre el juicio ambiental que colonos de la Amazonía ecuatoriana seguían contra Chevron en la Corte de la provincia de Sucumbíos.
 
Según esa denuncia, la información proporcionada por el jurista hacía referencia a "supuestos pactos para que el juez del caso falle contra Chevron", precisó la Fiscalía en su comunicado.
 
No obstante, la Fiscalía pidió a la CNJ que "se declare maliciosa y temeraria la denuncia debido a que, en la presente indagación previa, Thomas F. Cullen no demostró lo afirmado en su escrito".
 
Además, recordó que la CNJ, según sus disposiciones, debe obligar a los jueces a "calificar las denuncias, como en este caso, de malicia y temeridad por las razones antes mencionadas", es decir, cuando no se han demostrado las acusaciones.
 
En 2011, la Corte de Justicia de Sucumbíos condenó a la petrolera a pagar más de 19.000 millones de dólares por los daños ambientales causados entre 1964 y 1990 por Texaco, compañía que fue adquirida posteriormente por Chevron.
 
Los demandantes, al considerar que Chevron no tiene activos en Ecuador, han iniciado causas de ejecución de la sentencia en otros países como Argentina, Brasil y Canadá.
 
La petrolera, por su parte, asegura que la condena en Ecuador obedece a un "fraude" en su contra, por parte de los abogados que patrocinan a los demandantes ecuatorianos.