Inicio ·Especiales · Artículo

El cangrejo es parte de la historia gastronómica de Guayaquil

Redacción

fsalcedo

|

Jueves 11 de Julio de 2013 - 18:49
compártelo
  • Foto: Tomada del perfil en Facebook de Cangrejos a la Cantonesa
Video: Foto: Tomada del perfil en Facebook de Cangrejos a la Cantonesa Foto: Tomada del perfil en Facebook de Cangrejos a la Cantonesa
Los cangrejos de manglar es uno de los alimentos que está estrechamente ligado a la historia del Puerto Principal.
 
De su hábitat directo a la Caraguay. Este famoso mercado en el sur de la ciudad de Guayaquil es el principal punto de venta y distribución del cangrejo.
 
Aquí el crustáceo empieza su ruta, luego los cangrejos rojos salen en planchas cuatro atados de 12 cangrejos cada uno, a ofrecerse en las diferentes calles de la urbe.
 
Pero es por las noches cuando su olor sancochado con hierbas envuelve a la ciudad.
 
Los cangrejos han sido desde siempre uno de los manjares predilectos en Guayaquil, hay ofertas a toda hora, y los combos enganchan a quienes no dejan pasar ni un fin de semana sin degustar su delicioso sabor.
 
En cada rincón de esta urbe hay un cangrejal. En ellos se reemplazan los cubiertos y manteles, por tablas y martillos.
 
Dependiendo del paladar y el apuro del comensal, hay diferentes formas de consumirlo. La tradicional es usando las manos para obtener su carne, pero también existen restaurantes donde existen otras opciones para saborearlo más rápido.
 
Para los amantes del cangrejo los meses más difíciles son los de la veda. Y hay dos en el año, desde el 15 de enero hasta el 15 de febrero y desde el 15 de agosto hasta el 15 de septiembre.
 
El cangrejo es el plato estrella de Guayaquil, incluso desde antes de nacer como ciudad.
 
Historiadores y chefs coinciden en que desde 1526 los habitantes prehispánicos de la Isla Puná y del Golfo de Guayaquil se alimentaban con este fruto del manglar. Difícil contenerse ante su olor e indescriptible sabor.

Los cangrejos de manglar es uno de los alimentos que está estrechamente ligado a la historia del Puerto Principal.

 

De su hábitat directo a la Caraguay. Este famoso mercado en el sur de la ciudad de Guayaquil es el principal punto de venta y distribución del cangrejo.

 

Aquí el crustáceo empieza su ruta, luego los cangrejos rojos salen en planchas cuatro atados de 12 cangrejos cada uno, a ofrecerse en las diferentes calles de la urbe.

 

Pero es por las noches cuando su olor sancochado con hierbas envuelve a la ciudad.

 

Los cangrejos han sido desde siempre uno de los manjares predilectos en Guayaquil, hay ofertas a toda hora, y los combos enganchan a quienes no dejan pasar ni un fin de semana sin degustar su delicioso sabor.

 

En cada rincón de esta urbe hay un cangrejal. En ellos se reemplazan los cubiertos y manteles, por tablas y martillos.

 

Dependiendo del paladar y el apuro del comensal, hay diferentes formas de consumirlo. La tradicional es usando las manos para obtener su carne, pero también existen restaurantes donde existen otras opciones para saborearlo más rápido.

 

Para los amantes del cangrejo los meses más difíciles son los de la veda. Y hay dos en el año, desde el 15 de enero hasta el 15 de febrero y desde el 15 de agosto hasta el 15 de septiembre.

 

El cangrejo es el plato estrella de Guayaquil, incluso desde antes de nacer como ciudad.

 

Historiadores y chefs coinciden en que desde 1526 los habitantes prehispánicos de la Isla Puná y del Golfo de Guayaquil se alimentaban con este fruto del manglar. Difícil contenerse ante su olor e indescriptible sabor.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos