Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Una familia en Canadá decide vivir con la tecnología de los ochenta

Redacción

tmenendez

|

Sábado 14 de Septiembre de 2013 - 8:27
compártelo
Mientras muchos morirían por tener en sus manos el nuevo iPhone 5s, que tiene hasta reconocimiento de huella dactilar; una familia canadiense, de la localidad de Guelph, en Ontario, decidió vivir en los ochenta, concretamente en 1986.
 
Sin teléfonos móviles, sin ordenadores y sin Internet, Blair McMillan, su novia de 27 años y sus hijos -de cinco y dos años- tratan de llevar una vida lo más parecido a la actualidad, pero con las limitaciones de los ochenta, y lo muestran en un vídeo“Básicamente, tratamos de hacer todo lo que queremos hacer en 2013, pero al estilo del 86”, dijo McMillan.
 
La idea surgió cuando uno de los hijos de Blair rechazó salir a jugar al jardín con él y prefirió quedarse jugando con su consola.
 
Ya llevan cinco meses con este experimento y pretenden llegar hasta el final previsto, en abril de 2014. Cada vez son más los intrépidos que, ante la omnipresencia de la tecnología, deciden dar un relajante paseo por el pasado.

Mientras muchos morirían por tener en sus manos el nuevo iPhone 5s, que tiene hasta reconocimiento de huella dactilar; una familia canadiense, de la localidad de Guelph, en Ontario, decidió vivir en los ochenta, concretamente en 1986.

 

Sin teléfonos móviles, sin ordenadores y sin Internet, Blair McMillan, su novia de 27 años y sus hijos -de cinco y dos años- tratan de llevar una vida lo más parecido a la actualidad, pero con las limitaciones de los ochenta, y lo muestran en un vídeo“Básicamente, tratamos de hacer todo lo que queremos hacer en 2013, pero al estilo del 86”, dijo McMillan.

 

La idea surgió cuando uno de los hijos de Blair rechazó salir a jugar al jardín con él y prefirió quedarse jugando con su consola.

 

Ya llevan cinco meses con este experimento y pretenden llegar hasta el final previsto, en abril de 2014. Cada vez son más los intrépidos que, ante la omnipresencia de la tecnología, deciden dar un relajante paseo por el pasado.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos