Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Un hombre pasa 24 años con el corazón en el estómago

Redacción

mguaman

|

Jueves 05 de Septiembre de 2013 - 13:48
compártelo
Huang Rongming, vive en una provincia de China y pasó 24 años de su vida con el corazón sobresalido en su abdomen, por lo que decidió realizarse una riesgosa cirugía que le cambiaría la vida, según informa Dailymail.co.uk
 
Este desplazamiento cardíaco congénito solo ocurre en cinco bebés de cada millón de nacidos. La mayoría muere después del nacimiento, pero Rongming ha sobrevivido y hasta ahora mantuvo la esperanza de llevar una vida normal.
 
La operación del joven ameritaba una inversión de 200.000 yuanes, dinero que no poseía, pero la cobertura de los medios chinos despertó la generosidad de varias personas, permitiendo al paciente reunir el dinero suficiente.
 
La cirugía tardó más de 10 horas y fue todo un éxito, hoy en día el joven chino posee un abdomen plano y el corazón en el pecho, todo esto gracias al dinero aportado por los lectores.
 
“Es un sueño hecho realidad. Voy a llevar una vida normal como todos los demás (…) Ahora soy normal, gracias a las muchas almas caritativas”, expresó Rongming.

Huang Rongming, vive en una provincia de China y pasó 24 años de su vida con el corazón sobresalido en su abdomen, por lo que decidió realizarse una riesgosa cirugía que le cambiaría la vida, según informa Dailymail.co.uk

 

Este desplazamiento cardíaco congénito solo ocurre en cinco bebés de cada millón de nacidos. La mayoría muere después del nacimiento, pero Rongming ha sobrevivido y hasta ahora mantuvo la esperanza de llevar una vida normal.

 

La operación del joven ameritaba una inversión de 200.000 yuanes, dinero que no poseía, pero la cobertura de los medios chinos despertó la generosidad de varias personas, permitiendo al paciente reunir el dinero suficiente.

 

La cirugía tardó más de 10 horas y fue todo un éxito, hoy en día el joven chino posee un abdomen plano y el corazón en el pecho, todo esto gracias al dinero aportado por los lectores.

 

“Es un sueño hecho realidad. Voy a llevar una vida normal como todos los demás (…) Ahora soy normal, gracias a las muchas almas caritativas”, expresó Rongming.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos