Recorra el hogar que inspiró al poeta José Joaquín de Olmedo

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 05 de Noviembre de 2014 - 17:10
compártelo
  • Aora se han incluido dos figuras que simulan a Olmedo y su esposa, María Rosa Icaza, vigilando sus recuerdos.
Aora se han incluido dos figuras que simulan a Olmedo y su esposa, María Rosa Icaza, vigilando sus recuerdos.
En la ruta del banano y el cacao se llega a una joya de la historia ecuatoriana, 'la casa de Olmedo', un inmueble marcado por el orgullo de ver crecer al prócer José Joaquín de Olmedo. En este lugar ubicado en Babahoyo, se esconden recuerdos de la inspiración del poeta y político.
 
Aunque la historia dice que Olmedo es guayaquileño, en este cantón fluminense está la hacienda 'Virginia' en la que el poeta se inspiró para sus grandes obras. Este fue su lugar de culto a las letras, a esas ideas de libertad e independencia, fue su hogar. 
 
Javier Cherres es el encargado de mantener todo en orden. “En esta hacienda pasaba escribiendo, inspirándose, su lugar de descanso, su lugar de reuniones con líderes políticos de esa época. Donde se encuentra el escritorio él pasaba horas y horas escribiendo sus poemas”, comenta. 
 
Entrar a la casa es volver a vivir la historia. En uno de sus salones creó el canto al 9 de octubre, en el que la aurora gloriosa anuncia libertad.
 
Es una hacienda de tres hectáreas en cuyo espacio se pretende hacer un centro cultural que muestre la naturaleza y en el que se destaque el valor histórico e intangible que guarda por más de 200 años. 
 
Julio León Bazán es el presidente de la Casa de la Cultura de Babahoyo. La entidad se esfuerza por mantener el mismo estilo de los muebles originales, de los cuadros, paredes y adornos, ahora han incluido dos figuras que simulan a Olmedo y su esposa, María Rosa Icaza, vigilando sus recuerdos.
 
“Es un lugar propicio donde él escribe los poemas, probablemente también escribió la propuesta para abolir la esclavitud en este planeta. Olmedo aquí se inspiró, también aquí peleó, Olmedo en este lugar en la parte baje también suscribió el acta de compromiso con Juan José Flores cuando capituló el militarismo extranjero en 1845”.
 
Según Julio, es muy posible que Olmedo habría tomado la imagen para dibujar el escudo de armas del Ecuador de 1845 desde su balcón en La Virginia: “Olmedo dio un aporte importante en tres momentos de la vida de la República, el primero en el tiempo de la esclavitud, el tiempo de la colonia; el segundo momento que es el tiempo de la independencia y el tercer momento que es el tiempo de la República”.
 
Afuera de la casa puede ver una estatua que se mezcla con el entorno, en el que estos corpulentos árboles custodian la casa de Olmedo mirando al río, testigo de su pasión por la patria.
 
 

En la ruta del banano y el cacao se llega a una joya de la historia ecuatoriana, 'la casa de Olmedo', un inmueble marcado por el orgullo de ver crecer al prócer José Joaquín de Olmedo. En este lugar ubicado en Babahoyo, se esconden recuerdos de la inspiración del poeta y político.

 

Aunque la historia dice que Olmedo es guayaquileño, en este cantón fluminense está la hacienda 'Virginia' en la que el poeta se inspiró para sus grandes obras. Este fue su lugar de culto a las letras, a esas ideas de libertad e independencia, fue su hogar. 

 

Javier Cherres es el encargado de mantener todo en orden. “En esta hacienda pasaba escribiendo, inspirándose, su lugar de descanso, su lugar de reuniones con líderes políticos de esa época. Donde se encuentra el escritorio él pasaba horas y horas escribiendo sus poemas”, comenta. 

 

Entrar a la casa es volver a vivir la historia. En uno de sus salones creó el canto al 9 de octubre, en el que la aurora gloriosa anuncia libertad.

 

Es una hacienda de tres hectáreas en cuyo espacio se pretende hacer un centro cultural que muestre la naturaleza y en el que se destaque el valor histórico e intangible que guarda por más de 200 años. 

 

Julio León Bazán es el presidente de la Casa de la Cultura de Babahoyo. La entidad se esfuerza por mantener el mismo estilo de los muebles originales, de los cuadros, paredes y adornos, ahora han incluido dos figuras que simulan a Olmedo y su esposa, María Rosa Icaza, vigilando sus recuerdos.

 

“Es un lugar propicio donde él escribe los poemas, probablemente también escribió la propuesta para abolir la esclavitud en este planeta. Olmedo aquí se inspiró, también aquí peleó, Olmedo en este lugar en la parte baje también suscribió el acta de compromiso con Juan José Flores cuando capituló el militarismo extranjero en 1845”.

 

Según Julio, es muy posible que Olmedo habría tomado la imagen para dibujar el escudo de armas del Ecuador de 1845 desde su balcón en La Virginia: “Olmedo dio un aporte importante en tres momentos de la vida de la República, el primero en el tiempo de la esclavitud, el tiempo de la colonia; el segundo momento que es el tiempo de la independencia y el tercer momento que es el tiempo de la República”.

 

Afuera de la casa puede ver una estatua que se mezcla con el entorno, en el que estos corpulentos árboles custodian la casa de Olmedo mirando al río, testigo de su pasión por la patria.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos