Inicio ·Noticias · Artículo

Contraloría determina irregularidades en contratos con Petrochina y Unipec

Redacción

jvite

|

Lunes 27 de Noviembre de 2017 - 21:49
compártelo
  • Informe señaló que los contratos generaron perjuicio para el Estado ecuatoriano. Foto referencial
Video: Informe señaló que los contratos generaron perjuicio para el Estado ecuatoriano. Foto referencial Informe señaló que los contratos generaron perjuicio para el Estado ecuatoriano. Foto referencial


Un informe de la Contraloría determinó irregularidades en la negociación y ejecución de los contratos de compra venta de petróleo firmados por Petrochina y Unipec. 
 
El 20 de diciembre de 2012 el gerente de Comercio Internacional de Petroecuador, Nilsen Arias, firmó dos contratos con estas empresas, petroleras con las que se comprometió a entregar más de 80 millones de barriles de crudo  por 6.108 millones de dólares.
 
Los contratos se suscribieron para ocho años pese a que la normativa de Petroecuador limita estos compromisos a dos años de duración.
 
La informalidad fue la tónica de la negociación, según la Contraloría.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No hubo informes técnicos, económicos, ni legales, ni documentos que sustenten el beneficio para el país.
 
La Contraloría también responsabiliza al directorio de Petroecuador, conformado en ese entonces por el ministro de Recursos Naturales, el secretario de Senplades y el delegado del Ejecutivo, para el caso el ministro coordinador de Sectores Estratégicos, quienes no exigieron sustentos para la contratación, al punto que tomaron decisiones con informes verbales que no fueron plasmados en documentos, como lo exige la ley.
 
Pero eso no es todo: la Contraloría encontró que entre diciembre del 2012 y agosto del 2016 Petroecuador dejó de percibir  48 millones de dólares por la aplicación de una fórmula de cálculo del precio del crudo ecuatoriano perjudicial para los intereses del país. 
 
Esa fórmula tampoco pasó por Petroecuador, sino que fue sugerida por la consultora internacional Arthur D. Little 
 
Otra de las ilegalidades pasa por los embarques de crudo. Según la ley, estos debían llegar a las refinerías de los compradores pero de los 226 cargamentos enviados hasta el 2016, 115 fueron a Estados Unidos, 38 a Chile, 30 a Perú y solo 3 a China. Petroecuador terminó enviando cargamentos a 17 destinos de todo el mundo.
 
El control también fue una de la fallas: la gerencia de Petroecuador nunca nombro administrador de los contratos; por lo tanto, estos no tuvieron el seguimiento que manda la ley.
 
En la misma tónica, el gerente de Comercio Internacional suscribió cinco alcances a los contratos, todos para modificar la fórmula de cálculo del precio del crudo ecuatoriano y ninguno de estos contó con los informes previos para su suscripción.
 

Un informe de la Contraloría determinó irregularidades en la negociación y ejecución de los contratos de compra venta de petróleo firmados por Petrochina y Unipec.  

El 20 de diciembre de 2012 el gerente de Comercio Internacional de Petroecuador, Nilsen Arias, firmó dos contratos con estas empresas, petroleras con las que se comprometió a entregar más de 80 millones de barriles de crudo  por 6.108 millones de dólares.

 

Los contratos se suscribieron para ocho años pese a que la normativa de Petroecuador limita estos compromisos a dos años de duración.

 

La informalidad fue la tónica de la negociación, según la Contraloría.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea: Contraloría detecta irregularidades en negociación petrolera con China

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hubo informes técnicos, económicos, ni legales, ni documentos que sustenten el beneficio para el país.

 

La Contraloría también responsabiliza al directorio de Petroecuador, conformado en ese entonces por el ministro de Recursos Naturales, el secretario de Senplades y el delegado del Ejecutivo, para el caso el ministro coordinador de Sectores Estratégicos, quienes no exigieron sustentos para la contratación, al punto que tomaron decisiones con informes verbales que no fueron plasmados en documentos, como lo exige la ley.

 

Pero eso no es todo: la Contraloría encontró que entre diciembre del 2012 y agosto del 2016 Petroecuador dejó de percibir  48 millones de dólares por la aplicación de una fórmula de cálculo del precio del crudo ecuatoriano perjudicial para los intereses del país. 

 

Esa fórmula tampoco pasó por Petroecuador, sino que fue sugerida por la consultora internacional Arthur D. Little 

 

Otra de las ilegalidades pasa por los embarques de crudo. Según la ley, estos debían llegar a las refinerías de los compradores pero de los 226 cargamentos enviados hasta el 2016, 115 fueron a Estados Unidos, 38 a Chile, 30 a Perú y solo 3 a China. Petroecuador terminó enviando cargamentos a 17 destinos de todo el mundo.

 

El control también fue una de la fallas: la gerencia de Petroecuador nunca nombro administrador de los contratos; por lo tanto, estos no tuvieron el seguimiento que manda la ley.

 

En la misma tónica, el gerente de Comercio Internacional suscribió cinco alcances a los contratos, todos para modificar la fórmula de cálculo del precio del crudo ecuatoriano y ninguno de estos contó con los informes previos para su suscripción.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *