Viernes 26 de Junio de 2015 - 12:23

El hombre decapitado hallado hoy en una fábrica química en el este de Francia era el gerente de la empresa de reparto en la que trabajaba el supuesto autor del crimen, informaron fuentes cercanas a la investigación. Las fuentes explicaron a un grupo de medios, entre ellos Efe, que el sospechoso, identificado como Yasin Salhi, llegó a la empresa Air Products, en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, en una furgoneta que contaba con la autorización pertinente para acceder al lugar. EFE