Inicio ·Noticias · Artículo

Quito cuenta con la primera clínica para grupos GLBTI del Ecuador

Redacción

gpinasco

|

Martes 27 de Agosto de 2013 - 14:11
compártelo
Desde este mes la comunidad GLBTI (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Travestis, Transgénero e Intersexuales) contará con un nuevo espacio de atención médica creado con la finalidad de brindar diferentes servicios de salud a este colectivo.
 
Rachel Erazo, presidenta de la Asociación Alfil, que promueve esta iniciativa, comenta que es el primer consultorio de este tipo que funciona en la capital.  
 
La iniciativa de abrir un consultorio especializada, a decir de una de sus mentalizadoras, se debe a que en el sistema público de salud todavía existen casos de discriminación. Según Erazo, muchos médicos incluso no saben cómo tratar a los pacientes.
 
En este espacio no solo se dan consultas en medicina general, sino también pruebas gratuitas de VIH y sífilis, tratamientos de hormonas para personas trans y terapias psicológicas. En busca de este último servicio acudió Kimberly, una mujer trans que busca ayuda para que su familia acepte su realidad, pues siempre quiso ser mujer pese a que nació como hombre.
 
Por el momento, el consultorio médico atiende solo de cinco a siete de la noche los martes y jueves, sus impulsadores esperan que en algún momento este sistema de atención pueda replicarse en la red de salud pública. 
 

Desde este mes la comunidad GLBTI (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Travestis, Transgénero e Intersexuales) contará con un nuevo espacio de atención médica creado con la finalidad de brindar diferentes servicios de salud a este colectivo.

 

Rachel Erazo, presidenta de la Asociación Alfil, que promueve esta iniciativa, comenta que es el primer consultorio de este tipo que funciona en la capital.  

 

La iniciativa de abrir un consultorio especializada, a decir de una de sus mentalizadoras, se debe a que en el sistema público de salud todavía existen casos de discriminación. Según Erazo, muchos médicos incluso no saben cómo tratar a los pacientes.

 

En este espacio no solo se dan consultas en medicina general, sino también pruebas gratuitas de VIH y sífilis, tratamientos de hormonas para personas trans y terapias psicológicas. En busca de este último servicio acudió Kimberly, una mujer trans que busca ayuda para que su familia acepte su realidad, pues siempre quiso ser mujer pese a que nació como hombre.

 

Por el momento, el consultorio médico atiende solo de cinco a siete de la noche los martes y jueves, sus impulsadores esperan que en algún momento este sistema de atención pueda replicarse en la red de salud pública. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos