Inicio ·Noticias · Artículo

Padres demandan disculpas públicas por caso de abuso sexual en centro educativo

Redacción

arivera

|

Lunes 19 de Junio de 2017 - 15:02
compártelo
  • "Vamos a trabajar para que esto no vuelva a ocurrir en ningún plantel educativo del país", dijo Álvaro Saenz. Foto: @Educacion_Ec
Una placa se colocó como un acto de reparación simbólica para 43 niñas y niños que fueron víctimas de abuso sexal en una institución privada del sur de Quito, entre los años 2010 y 2011. En ese tiempo, el centro educativo apeló el dictamente, pero la Corte Constitucional falló a favor de las víctimas.
 
Además de la ubicación de esta lámina, la institución tenía que ofrecer unas disculpas públicas como parte de la sentencia por este caso. Y aunque el vicerrector, Guillermo Jaramillo, se dirigó a los asistentes, no hizo lo que esperaban los padres, quienes abandonaron el lugar junto a sus hijos. Lo mismo hizo la fiscal Thalia Moreno, quien aseguró que enviará un informe porque el plantel no habría cumplido la resolución dispuesta.
 
Al evento también acudieron autoridades del Ministerio de Educación, representantes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de la Fiscalía. El viceministro de Educación, Álvaro Saenz, fue cuestionado por los familiares porque no habría exigido que Jaramillo ofrezca las disculpas públicas. 
 
La placa fue ubicada en el aula donde el profesor obligaba a los menores de edad a ver e imitar películas pornográficas.
 
El individuo fue sentenciado a 16 años de prisión y a pagar $ 10.000 a cada víctima. 
Una placa se colocó como un acto de reparación simbólica para 43 niñas y niños que fueron víctimas de abuso sexal en una institución privada del sur de Quito, entre los años 2010 y 2011. En ese tiempo, el centro educativo apeló el dictamente, pero la Corte Constitucional falló a favor de las víctimas.
 
Además de la ubicación de esta lámina, la institución tenía que ofrecer unas disculpas públicas como parte de la sentencia por este caso. Y aunque el vicerrector, Guillermo Jaramillo, se dirigó a los asistentes, no hizo lo que esperaban los padres, quienes abandonaron el lugar junto a sus hijos. Lo mismo hizo la fiscal Thalia Moreno, quien aseguró que enviará un informe porque el plantel no habría cumplido la resolución dispuesta.
 
Al evento también acudieron autoridades del Ministerio de Educación, representantes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de la Fiscalía. El viceministro de Educación, Álvaro Saenz, fue cuestionado por los familiares porque no habría exigido que Jaramillo ofrezca las disculpas públicas. 
 
La placa fue ubicada en el aula donde el profesor obligaba a los menores de edad a ver e imitar películas pornográficas.
 
El individuo fue sentenciado a 16 años de prisión y a pagar $ 10.000 a cada víctima.