Inicio ·Noticias · Artículo

El Pentágono admite una "pausa operativa" en Siria

Redacción

jvite

|

Lunes 05 de Marzo de 2018 - 22:21
compártelo
  • "La naturaleza de nuestra misión en Siria no cambió", según Departamento de Defensa. Foto: Archivo AFP
"La naturaleza de nuestra misión en Siria no cambió", según Departamento de Defensa. Foto: Archivo AFP


La partida de una parte de los combatientes kurdos aliados de Estados Unidos en Siria hacia el enclave de Afrin, blanco de un ataque de Turquía, provocó una "pausa" en las operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), admitió el lunes 5 de marzo de 2018 el Pentágono.
 
La alianza árabe-kurda de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) se debilitó a raíz de las acciones turcas contra la región de Afrin y la decisión de numerosos combatientes de la facción kurda de ese pacto, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) de priorizar la lucha contra Turquía sobre el combate al EI.
 
La casi totalidad del territorio que controlaba el grupo yihadista en el este de Siria ha sido liberada, pero algunos de sus combatientes permanecen atrincherados en el valle del Éufrates, cerca de la frontera iraquí.
 
"Las pausas operativas se producen regularmente por diversas razones", declaró el coronel Rob Manning, portavoz del Departamento de Defensa.
 
"La naturaleza de nuestra misión en Siria no cambió", agregó. "Esta pausa operativa no nos desviará de nuestro objetivo principal, el EI".
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
El comandante Adrian Rankine-Galloway, otro vocero del Pentágono, subrayó que Estados Unidos continúa sus bombardeos aéreos contra el EI y que ningún territorio había caído en manos yihadistas. 
 
"Sabemos que algunos combatientes de las FDS abandonaron el valle del Éufrates e insistimos en el hecho que desviarse del combate al EI podría costar muy caro", afirmó. 
 
El jefe del Comando para el Próximo y el Cercano Oriente de Estados Unidos (Centcom), el general Joe Votel, advirtió al Congreso la semana pasada que Washington y Ankara tienen "intereses divergentes" en la región. "Nuestra preocupación es, por supuesto, que esta actividad en Afrin nos desvíe de nuestros esfuerzos contra el EI", advirtió. 
 
Turquía lanzó el 20 de enero una ofensiva aérea y terrestre para desalojar de Afrin a las YPG, a las que considera un grupo "terrorista" y una amenaza a su territorio.


 
 
AFP

La partida de una parte de los combatientes kurdos aliados de Estados Unidos en Siria hacia el enclave de Afrin, blanco de un ataque de Turquía, provocó una "pausa" en las operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), admitió el lunes 5 de marzo de 2018 el Pentágono. 

La alianza árabe-kurda de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) se debilitó a raíz de las acciones turcas contra la región de Afrin y la decisión de numerosos combatientes de la facción kurda de ese pacto, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) de priorizar la lucha contra Turquía sobre el combate al EI. 

La casi totalidad del territorio que controlaba el grupo yihadista en el este de Siria ha sido liberada, pero algunos de sus combatientes permanecen atrincherados en el valle del Éufrates, cerca de la frontera iraquí. 

"Las pausas operativas se producen regularmente por diversas razones", declaró el coronel Rob Manning, portavoz del Departamento de Defensa. 

"La naturaleza de nuestra misión en Siria no cambió", agregó. "Esta pausa operativa no nos desviará de nuestro objetivo principal, el EI".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea: Las mujeres explotadas en Siria a cambio de asistencia humanitaria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El comandante Adrian Rankine-Galloway, otro vocero del Pentágono, subrayó que Estados Unidos continúa sus bombardeos aéreos contra el EI y que ningún territorio había caído en manos yihadistas.  

"Sabemos que algunos combatientes de las FDS abandonaron el valle del Éufrates e insistimos en el hecho que desviarse del combate al EI podría costar muy caro", afirmó.  

El jefe del Comando para el Próximo y el Cercano Oriente de Estados Unidos (Centcom), el general Joe Votel, advirtió al Congreso la semana pasada que Washington y Ankara tienen "intereses divergentes" en la región. "Nuestra preocupación es, por supuesto, que esta actividad en Afrin nos desvíe de nuestros esfuerzos contra el EI", advirtió.  

Turquía lanzó el 20 de enero una ofensiva aérea y terrestre para desalojar de Afrin a las YPG, a las que considera un grupo "terrorista" y una amenaza a su territorio. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *