Inicio ·Noticias · Artículo

Las cenizas del disidente chino Liu Xiaobo fueron dispersadas en el mar

Redacción

tmenendez

|

Sábado 15 de Julio de 2017 - 11:43
compártelo
  • CHINA.- Las cenizas del premio Nobel de la Paz fueron esparcidas en presencia de su viuda y en una discreta ceremonia. Foto: AFP
Las cenizas del premio Nobel de la Paz y disidente chino Liu Xiaobo fueron esparcidas en el mar este 15 de julio de 2017, horas después de que fuera incinerado, en una discreta ceremonia en presencia de su viuda, cuyo futuro sigue siendo incierto.
 
Las autoridades divulgaron un video en el que se ve a su esposa Liu Xia y a otras personas sumergiendo en el agua una urna blanca, dos días después del fallecimiento, a causa de un cáncer del opositor de 61 años, figura de la lucha por la democracia en China.
 
Los restos del disidente habían sido cremados, en la madrugada del sábado, lejos de la mirada de los medios, en Shenyang (noreste de China), donde Liu Xiaobo se encontraba hospitalizado hasta su fallecimiento el jueves pasado.
 
"Las autoridades temen que si alguien tan emblemático como Liu Xiaobo tiene una tumba, ésta se convierta en un lugar" de peregrinación para sus simpatizantes, declaró a la AFP Ye Du, un disidente próximo a la familia. "No podían autorizar que fuera enterrado". 
 
"En China, no encontraremos ningún lugar para conmemorar a Liu Xiaobo", lamentó por su parte Hu Jia, militante y amigo de la pareja.
 
Pero su hermano mayor Liu Xiaoguang defendió esta opción el sábado por la tarde en conferencia de prensa. Defendió el "sistema socialista", agradeció a las autoridades por su "humanidad" y afirmó que habían actuado en función "de la voluntad de los miembros de la familia".
AFP
Las cenizas del premio Nobel de la Paz y disidente chino Liu Xiaobo fueron esparcidas en el mar este 15 de julio de 2017, horas después de que fuera incinerado, en una discreta ceremonia en presencia de su viuda, cuyo futuro sigue siendo incierto.
 
Las autoridades divulgaron un video en el que se ve a su esposa Liu Xia y a otras personas sumergiendo en el agua una urna blanca, dos días después del fallecimiento, a causa de un cáncer del opositor de 61 años, figura de la lucha por la democracia en China.
 
Los restos del disidente habían sido cremados, en la madrugada del sábado, lejos de la mirada de los medios, en Shenyang (noreste de China), donde Liu Xiaobo se encontraba hospitalizado hasta su fallecimiento el jueves pasado.
 
"Las autoridades temen que si alguien tan emblemático como Liu Xiaobo tiene una tumba, ésta se convierta en un lugar" de peregrinación para sus simpatizantes, declaró a la AFP Ye Du, un disidente próximo a la familia. "No podían autorizar que fuera enterrado". 
 
"En China, no encontraremos ningún lugar para conmemorar a Liu Xiaobo", lamentó por su parte Hu Jia, militante y amigo de la pareja.
 
Pero su hermano mayor Liu Xiaoguang defendió esta opción el sábado por la tarde en conferencia de prensa. Defendió el "sistema socialista", agradeció a las autoridades por su "humanidad" y afirmó que habían actuado en función "de la voluntad de los miembros de la familia".