Obama, en su despedida, reafirma transferencia de poder "pacífica"

Redacción

jvite

|

Martes 10 de Enero de 2017 - 22:33
compártelo
  • Presidente de EE.UU. pidió a sus compatriotas que crean en capacidad de lograr el "cambio". Foto: AFP
Presidente de EE.UU. pidió a sus compatriotas que crean en capacidad de lograr el "cambio". Foto: AFP

El presidente de EE.UU., Barack Obama, reiteró este martes 10 de enero de 2017 su compromiso con una transferencia de poder "pacífica", como ya transmitió en su día a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump, durante su discurso de despedida desde Chicago.
 
"Depende de todos nosotros asegurarnos de que nuestro Gobierno pueda ayudarnos a acometer los muchos desafíos que todavía enfrentamos", subrayó Obama ante unas 20.000 personas congregadas en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago. 
 
Obama pidió a todos sus compatriotas que crean en su propia capacidad de lograr el "cambio", al prometerles que permanecerá a su lado, "como ciudadano", durante el resto de su vida.
 
"Yes, we can. Yes, we did" (Sí, podemos. Sí, lo hicimos"), dijo Obama al cerrar su discurso de despedida como presidente de EE.UU.
 
 
El mandatario remarcó que corresponde a "todos" los ciudadanos ser "guardianes" de la democracia, no solamente cuando hay una elección, sino "durante toda la vida".
 
"Nuestra democracia se ve amenazada si la damos por sentada", dijo Obama durante su alocución al llamar a todos sus compatriotas a "aceptar la responsabilidad de la ciudadanía". 
 
Obama formuló un dramático llamado a la unión "más allá de nuestras diferencias", en su último mensaje a la nación antes de pasar el mando a su sucesor, Donald Trump, el 20 de enero.

 
 

Foto: AFP
 
 
 
 
Obama dijo que el país estaba ahora "más fuerte" que hace ocho años, cuando llegó al poder, y aunque aseguró que la sociedad había mejorado las relaciones raciales, admitió que el tema sigue siendo una "fuerza divisiva" entre los estadounidenses.
 
El último viaje de Obama en el avión presidencial Air Force One fue una peregrinación a la ciudad que lo adoptó y lo catapultó políticamente. 
 
Muchos desafiaron el gélido invierno de Chicago para asistir al discurso del mandatario saliente, en el que también estuvieron presentes la primera dama, Michelle Obama, el vicepresidente, Joe Biden, y su esposa, Jill.
 
AFP-EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, reiteró este martes 10 de enero de 2017 su compromiso con una transferencia de poder "pacífica", como ya transmitió en su día a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump, durante su discurso de despedida desde Chicago.

 

"Depende de todos nosotros asegurarnos de que nuestro Gobierno pueda ayudarnos a acometer los muchos desafíos que todavía enfrentamos", subrayó Obama ante unas 20.000 personas congregadas en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago. 

 

Obama pidió a todos sus compatriotas que crean en su propia capacidad de lograr el "cambio", al prometerles que permanecerá a su lado, "como ciudadano", durante el resto de su vida.

 

"Yes, we can. Yes, we did" (Sí, podemos. Sí, lo hicimos"), dijo Obama al cerrar su discurso de despedida como presidente de EE.UU.

 

LEA TAMBIÉNObama se despide en Chicago, donde todo comenzó

 

El mandatario remarcó que corresponde a "todos" los ciudadanos ser "guardianes" de la democracia, no solamente cuando hay una elección, sino "durante toda la vida".

 

"Nuestra democracia se ve amenazada si la damos por sentada", dijo Obama durante su alocución al llamar a todos sus compatriotas a "aceptar la responsabilidad de la ciudadanía". 

 

Obama formuló un dramático llamado a la unión "más allá de nuestras diferencias", en su último mensaje a la nación antes de pasar el mando a su sucesor, Donald Trump, el 20 de enero. 

 

Foto: AFP

 

 

 

 

Obama dijo que el país estaba ahora "más fuerte" que hace ocho años, cuando llegó al poder, y aunque aseguró que la sociedad había mejorado las relaciones raciales, admitió que el tema sigue siendo una "fuerza divisiva" entre los estadounidenses.

 

El último viaje de Obama en el avión presidencial Air Force One fue una peregrinación a la ciudad que lo adoptó y lo catapultó políticamente. 

 

Muchos desafiaron el gélido invierno de Chicago para asistir al discurso del mandatario saliente, en el que también estuvieron presentes la primera dama, Michelle Obama, el vicepresidente, Joe Biden, y su esposa, Jill.