Inicio ·Noticias · Artículo

Argentino secuestrado en Nigeria: nombrar a Messi me salvó la vida

Redacción

tmenendez

|

Lunes 29 de Junio de 2015 - 11:14
compártelo
  • ARGENTINA.- Santiago López Menéndez, de 28 años, trabaja desde junio de 2014 para una empresa agrícola desarrollando cultivos de maíz y soja. Foto: Facebook
ARGENTINA.- Santiago López Menéndez, de 28 años, trabaja desde junio de 2014 para una empresa agrícola desarrollando cultivos de maíz y soja. Foto: Facebook
Un joven ingeniero de Argentina, secuestrado el 24 de junio en Nigeria, asegura que nombrar al astro de fútbol Lionel Messi calmó la ira de sus captores y le salvó la vida.  
 
Según informa el periódico Clarín, Santiago López Menéndez, de 28 años, trabaja desde junio de 2014 para una empresa agrícola desarrollando cultivos de maíz y soja. Ese día, tres hombres armados se lo llevaron a la fuerza a un lugar desconocido donde lo mantuvieron durante tres días, después de haber exigido un rescate a su compañía empleadora.
 
 
 
 
El joven cuenta que el cautiverio fue muy duro, ya que recibía golpes a menudo y le obligaron a caminar constantemente sin proporcionarle ningún alimento. Recuerda que trataba de explicarles a sus captores, que casi no hablaban inglés, que era argentino, de América Latina, para que no fueran tan violentos con él, pero ellos entendieron que era norteamericano y se volvieron más agresivos todavía. Solo cuando gritó: "¡Messi, Messi, Messi!" consiguió calmar a sus secuestradores.
 
Actualmente, Menéndez se encuentra en la embajada argentina en la capital de Nigeria, con su hermano y la novia, quienes le ayudan a recuperarse del trauma psicológico y a fortalecer su estado de salud, que se ha debilitado significativamente tras los tres días de secuestro. 

Un joven ingeniero de Argentina, secuestrado el 24 de junio en Nigeria, asegura que nombrar al astro de fútbol Lionel Messi calmó la ira de sus captores y le salvó la vida.  

 

Según informa el periódico Clarín, Santiago López Menéndez, de 28 años, trabaja desde junio de 2014 para una empresa agrícola desarrollando cultivos de maíz y soja. Ese día, tres hombres armados se lo llevaron a la fuerza a un lugar desconocido donde lo mantuvieron durante tres días, después de haber exigido un rescate a su compañía empleadora.

 

 

Messi a los 9 años ya la rompía

 

 

El joven cuenta que el cautiverio fue muy duro, ya que recibía golpes a menudo y le obligaron a caminar constantemente sin proporcionarle ningún alimento. Recuerda que trataba de explicarles a sus captores, que casi no hablaban inglés, que era argentino, de América Latina, para que no fueran tan violentos con él, pero ellos entendieron que era norteamericano y se volvieron más agresivos todavía. Solo cuando gritó: "¡Messi, Messi, Messi!" consiguió calmar a sus secuestradores.

 

Actualmente, Menéndez se encuentra en la embajada argentina en la capital de Nigeria, con su hermano y la novia, quienes le ayudan a recuperarse del trauma psicológico y a fortalecer su estado de salud, que se ha debilitado significativamente tras los tres días de secuestro. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos