Inicio ·Noticias · Artículo

Los 10 acantilados más grandes e imponentes del mundo

Redacción

gpinasco

|

Domingo 07 de Junio de 2015 - 15:18
compártelo
  • Esta es una nota no apta para cardíacos y personas que sufran de vértigo.
Esta es una nota no apta para cardíacos y personas que sufran de vértigo.
Seguramente ya comienza a sentir el vértigo, y es que estos acantilados son famosos por ser los más grandes e imponentes: 
 
 
Acantilados de Moher, Clare (Irlanda)
Son probablemente los acantilados más famosos del mundo o, como mínimo, de Irlanda. Con sus más de 200 metros de caída, los Acantilados de Moher recorren ocho kilómetros de la costa oeste irlandesa. Te harán sentir diminuto: las enormes dimensiones de estos acantilados no son para menos. Como no podía ser de otra manera, han sido escenario de películas como La princesa prometida o Harry Potter y el misterio del príncipe, o de videoclips como Runaway de Maroon 5.
 
 
 
Los Doce Apóstoles, Victoria (Australia)
Se encuentran en la costa sur australiana, también conocida (por algo) como La Costa de los Naufragios. Son muchos los kilómetros de la costa de Victoria los que forman estos acantilados, por lo que muchos aprovechan para hacer un roadtrip de lo más épico: la Great Ocean Road. Los Doce Apóstoles es su punto más destacado, en el que quedan doce grandes rocas en el mar, que poco a poco irán desapareciendo por la erosión. Mientras tanto, ¡a disfrutar!
 
 
El Flysch de Zumaia, Guipúzcoa (España)
Sorprende cómo el Flysch de Zumaia es tan conocido por el viajero empedernido pero tan poco conocido por el turista medio, teniendo en cuenta semejante formación geológica. Este gran tesoro de la costa guipuzcoana recorre 13 kilómetros contando a los visitantes actuales lo que pasó hace millones de años. Sus impresionantes formas recuerdan a láminas, unas encima de otras, en un entorno natural único.
 
 
El púlpito Preikestolen, Rogaland (Noruega)
La cima de la enorme roca Preikestolen trae aquí a muchos visitantes cada año que no quieren perderse la sensación de sentirse como los reyes del mundo. Las más de dos horas de escarpada subida hasta la cima, a más de 600 metros de altura, merecen la pena. Desde arriba, las mejores vistas nórdicas que puedas esperar: el Fiordo de la Luz.
 
 
El Gran Cañón del Colorado, Arizona (EEUU)
Pocos lugares hay tan míticos como el Gran Cañón del Colorado, que recorre más de 400 kilómetros junto al río Colorado. Con un ancho de entre seis y 29 kilómetros, la enorme extensión geológica te dejará con la boca abierta, a pesar de ser un paisaje conocido por todos a través del cine norteamericano. El extremeño García López de Cárdenas fue el primer europeo en verlo con sus ojos, en el siglo XVI. Desde luego no fue el último…
 
 
Arco de Albandeira, Algarve (Portugal)
Si por algo es famosa la portuguesa costa del Algarve es por sus espectaculares acantilados. La abrupta costa del sur merece un roadtrip de un par de cientos de kilómetros, descubriendo acantilados tan espectaculares como el Arco de Albandeira, un enclave perfecto para encontrar la inspiración arropado por una cálida puesta de sol.
 
 
Koh Phi Phi, Krabi (Tailandia)
Koh Phi Phi, es decir, la Isla de Phi Phi, es realmente uno de los archipiélagos más conocidos de Tailandia, en el mar de Andamán. Las enormes formaciones rocosas del archipiélago hacen de Phi Phi un lugar único, con enormes acantilados y playas paradisíacas. Desafortunadamente, fue una zona muy castigada por el tsunami de 2004, aunque ahora ya está casi todo recuperado.
 
 
Acantilado de los Gigantes, Tenerife (España)
La canaria isla de Tenerife, de origen volcánico, tiene algunos de los paisajes más espectaculares del archipiélago. Entre ellos, el famoso Acantilado de los Gigantes, al noroeste de la isla, que se alza imponente sobre el atlántico a más de 600 metros de altura. También apodado como la Muralla del Infierno, se extiende a lo largo de 15 kilómetros de costa.
 
 
Murallas de Dubrovnik, Dubrovnik-Neretva (Croacia)
Al sur de Croacia se encuentra la ciudad medieval de Dubrovnik, uno de los lugares con más encanto de la costa Dálmata. Las famosas Murallas de Dubrovnik se encuentran sobre un espectacular acantilado, una formación muy común a lo largo de todo el mar Adriático. También conocida como la Perla del Adriático, Dubrovnik deja sin palabras a sus visitantes con esta postal de cuento.
 
 
El Capitán, California (EEUU)
En pleno Parque Nacional de Yosemite se encuentra un gran joya: el Capitán, una enorme pared de granito de casi un kilómetro de alto. Sin embargo, ver las vistas desde arriba no es tan fácil: los primeros escaladores lo lograron en 1958. Pero no te preocupes, desde abajo es realmente impresionante.
 

Seguramente ya comienza a sentir el vértigo, y es que estos acantilados son famosos por ser los más grandes e imponentes: 

 

Vea: EN AUSTRALIA DISEÑAN MODELO DE VIVIENDA EN EL ACANTILADO

 

Acantilados de Moher, Clare (Irlanda)

Son probablemente los acantilados más famosos del mundo o, como mínimo, de Irlanda. Con sus más de 200 metros de caída, los Acantilados de Moher recorren ocho kilómetros de la costa oeste irlandesa. Te harán sentir diminuto: las enormes dimensiones de estos acantilados no son para menos. Como no podía ser de otra manera, han sido escenario de películas como La princesa prometida o Harry Potter y el misterio del príncipe, o de videoclips como Runaway de Maroon 5.

 

 

 

Los Doce Apóstoles, Victoria (Australia)

Se encuentran en la costa sur australiana, también conocida (por algo) como La Costa de los Naufragios. Son muchos los kilómetros de la costa de Victoria los que forman estos acantilados, por lo que muchos aprovechan para hacer un roadtrip de lo más épico: la Great Ocean Road. Los Doce Apóstoles es su punto más destacado, en el que quedan doce grandes rocas en el mar, que poco a poco irán desapareciendo por la erosión. Mientras tanto, ¡a disfrutar!

 

 

El Flysch de Zumaia, Guipúzcoa (España)

Sorprende cómo el Flysch de Zumaia es tan conocido por el viajero empedernido pero tan poco conocido por el turista medio, teniendo en cuenta semejante formación geológica. Este gran tesoro de la costa guipuzcoana recorre 13 kilómetros contando a los visitantes actuales lo que pasó hace millones de años. Sus impresionantes formas recuerdan a láminas, unas encima de otras, en un entorno natural único.

 

 

El púlpito Preikestolen, Rogaland (Noruega)

La cima de la enorme roca Preikestolen trae aquí a muchos visitantes cada año que no quieren perderse la sensación de sentirse como los reyes del mundo. Las más de dos horas de escarpada subida hasta la cima, a más de 600 metros de altura, merecen la pena. Desde arriba, las mejores vistas nórdicas que puedas esperar: el Fiordo de la Luz.

 

 

El Gran Cañón del Colorado, Arizona (EEUU)

Pocos lugares hay tan míticos como el Gran Cañón del Colorado, que recorre más de 400 kilómetros junto al río Colorado. Con un ancho de entre seis y 29 kilómetros, la enorme extensión geológica te dejará con la boca abierta, a pesar de ser un paisaje conocido por todos a través del cine norteamericano. El extremeño García López de Cárdenas fue el primer europeo en verlo con sus ojos, en el siglo XVI. Desde luego no fue el último…

 

 

Arco de Albandeira, Algarve (Portugal)

Si por algo es famosa la portuguesa costa del Algarve es por sus espectaculares acantilados. La abrupta costa del sur merece un roadtrip de un par de cientos de kilómetros, descubriendo acantilados tan espectaculares como el Arco de Albandeira, un enclave perfecto para encontrar la inspiración arropado por una cálida puesta de sol.

 

 

Koh Phi Phi, Krabi (Tailandia)

Koh Phi Phi, es decir, la Isla de Phi Phi, es realmente uno de los archipiélagos más conocidos de Tailandia, en el mar de Andamán. Las enormes formaciones rocosas del archipiélago hacen de Phi Phi un lugar único, con enormes acantilados y playas paradisíacas. Desafortunadamente, fue una zona muy castigada por el tsunami de 2004, aunque ahora ya está casi todo recuperado.

 

 

Acantilado de los Gigantes, Tenerife (España)

La canaria isla de Tenerife, de origen volcánico, tiene algunos de los paisajes más espectaculares del archipiélago. Entre ellos, el famoso Acantilado de los Gigantes, al noroeste de la isla, que se alza imponente sobre el atlántico a más de 600 metros de altura. También apodado como la Muralla del Infierno, se extiende a lo largo de 15 kilómetros de costa.

 

 

Murallas de Dubrovnik, Dubrovnik-Neretva (Croacia)

Al sur de Croacia se encuentra la ciudad medieval de Dubrovnik, uno de los lugares con más encanto de la costa Dálmata. Las famosas Murallas de Dubrovnik se encuentran sobre un espectacular acantilado, una formación muy común a lo largo de todo el mar Adriático. También conocida como la Perla del Adriático, Dubrovnik deja sin palabras a sus visitantes con esta postal de cuento.

 

 

El Capitán, California (EEUU)

En pleno Parque Nacional de Yosemite se encuentra un gran joya: el Capitán, una enorme pared de granito de casi un kilómetro de alto. Sin embargo, ver las vistas desde arriba no es tan fácil: los primeros escaladores lo lograron en 1958. Pero no te preocupes, desde abajo es realmente impresionante.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *