Inicio ·Noticias · Artículo

Disminuye posibilidad de hallar con vida a desaparecidos tras sismo en Malasia

Redacción

gpinasco

|

Domingo 07 de Junio de 2015 - 10:00
compártelo
  • Las autoridades han ofrecido pocos detalles hasta el momento sobre las víctimas o sobre el rescate de los cuerpos en el monte Kinabalu. Fotos: AFP.
Las autoridades han ofrecido pocos detalles hasta el momento sobre las víctimas o sobre el rescate de los cuerpos en el monte Kinabalu. Fotos: AFP.
Las esperanzas de hallar con vida a las seis personas todavía desparecidas en el monte Kinabalu parecían alejarse este domingo, después de que el sismo registrado en esta montaña de Malasia matara a 13 personas.
 
Los equipos de rescate comenzaron durante la mañana la búsqueda en una zona de esta popular cima, arrasada por los desprendimientos de rocas tras el sismo de magnitud 6 del viernes, informaron fuentes oficiales.
 
Un oficial de la policía local elevó a última hora del sábado el balance de víctimas a 13 muertos, mientras otras seis personas continuaban desaparecidas. Entre estas, podrían estar un grupo de escolares de Singapur.
 
Las autoridades han ofrecido pocos detalles hasta el momento sobre las víctimas o sobre el rescate de los cuerpos en el monte, un popular destino turístico de la isla malasia de Borneo.
 
En este sentido, el portal web local Kinabalu Today apuntaba a la imposibilidad de recuperar todos los cuerpos, ya que, según los socorristas, muchos podrían encontrarse bajo enormes rocas.
 
El rotativo singapurense Straits Times dijo, por su parte, que se identificó el cadáver de una de los escolares de 12 años y que otros seis alumnos y dos profesores podrían estar entre los desaparecidos o fallecidos. 
 
Además de la escolar, los medios malasios también informaron de la muerte de un guía local.
 
 
Los equipos de rescate socorrieron el sábado a los 137 montañistas, que quedaron atrapados durante 18 horas en el monte por un desprendimiento de rocas generado por el sismo.
 
La mayoría de las personas presentes en la montaña en el momento del sismo eran ciudadanos malasios, aunque también había montañistas de Singapur, Estados Unidos, Filipinas, Reino Unido, Tailandia, Turquía, China y Japón.
 
Masidi anunció que las actividades de alpinismo quedarían suspendidas durante al menos tres semanas en el monte Kinabalu para poder reparar los senderos dañados, los refugios y otras instalaciones. 
 
Los terremotos de gran magnitud son poco frecuentes en Malasia, un país situado fuera del Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica y volcánica.
Fuente: AFP

Las esperanzas de hallar con vida a las seis personas todavía desparecidas en el monte Kinabalu parecían alejarse este domingo, después de que el sismo registrado en esta montaña de Malasia matara a 13 personas.

 

Los equipos de rescate comenzaron durante la mañana la búsqueda en una zona de esta popular cima, arrasada por los desprendimientos de rocas tras el sismo de magnitud 6 del viernes, informaron fuentes oficiales.

 

Un oficial de la policía local elevó a última hora del sábado el balance de víctimas a 13 muertos, mientras otras seis personas continuaban desaparecidas. Entre estas, podrían estar un grupo de escolares de Singapur.

 

Las autoridades han ofrecido pocos detalles hasta el momento sobre las víctimas o sobre el rescate de los cuerpos en el monte, un popular destino turístico de la isla malasia de Borneo.

 

En este sentido, el portal web local Kinabalu Today apuntaba a la imposibilidad de recuperar todos los cuerpos, ya que, según los socorristas, muchos podrían encontrarse bajo enormes rocas.

 

El rotativo singapurense Straits Times dijo, por su parte, que se identificó el cadáver de una de los escolares de 12 años y que otros seis alumnos y dos profesores podrían estar entre los desaparecidos o fallecidos. 

 

Además de la escolar, los medios malasios también informaron de la muerte de un guía local.

 

Lea: AL MENOS 11 MUERTOS Y 8 DESAPARECIDOS EN MONTAÑA MALASIA TRAS SISMO

 

Los equipos de rescate socorrieron el sábado a los 137 montañistas, que quedaron atrapados durante 18 horas en el monte por un desprendimiento de rocas generado por el sismo.

 

La mayoría de las personas presentes en la montaña en el momento del sismo eran ciudadanos malasios, aunque también había montañistas de Singapur, Estados Unidos, Filipinas, Reino Unido, Tailandia, Turquía, China y Japón.

 

Masidi anunció que las actividades de alpinismo quedarían suspendidas durante al menos tres semanas en el monte Kinabalu para poder reparar los senderos dañados, los refugios y otras instalaciones. 

 

Los terremotos de gran magnitud son poco frecuentes en Malasia, un país situado fuera del Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica y volcánica.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos