Inicio ·Noticias · Artículo

Restablecen el servicio de energía en Buenaventura tras ataque de las FARC

Redacción

mguaman

|

Jueves 04 de Junio de 2015 - 12:31
compártelo
  • COLOMBIA. Según explicó EPSA, las buenas condiciones climatológicas de la zona fueron fundamentales para reducir el tiempo de reparación, que en un principio se pensó se extendería hasta mañana jueves. Fotos: Archivo
COLOMBIA. Según explicó EPSA, las buenas condiciones climatológicas de la zona fueron fundamentales para reducir el tiempo de reparación, que en un principio se pensó se extendería hasta mañana jueves. Fotos: Archivo
El servicio de electricidad de la ciudad colombiana de Buenaventura (suroeste), interrumpido desde este domingo por un atentado de las FARC contra una de las torres de energía que la abastecen, regresó hoy a la localidad tras concluir las labores de reparación, informó la empresa de energía EPSA.
 
La compañía, que proporciona el servicio a Buenaventura, indicó en un comunicado que la luz volvió a la ciudad sobre las 16.00 hora local (21.00 GMT) después de que sus ingenieros concluyeran la instalación de una nueva torre para sustituir la que la guerrilla derribó con explosivos.
 
El atentado provocó una falla eléctrica que dejó sin energía a 400.000 personas y perjudicó la actividad del puerto, el más importante de Colombia sobre el Pacífico.
 
Según explicó EPSA, las buenas condiciones climatológicas de la zona fueron fundamentales para reducir el tiempo de reparación, que en un principio se pensó se extendería hasta mañana jueves.
 
El equipo técnico desplazado a la zona comprende 75 operarios de EPSA, 50 de los cuales trabajaron directamente en la zona en las labores de montaje de la torre de emergencia y los otros 25 en Buenaventura en la preparación de las subestaciones y los circuitos para ir restableciendo paulatinamente el suministro.
 
Para que comenzaran sus labores fue necesario un estudio previo del terreno que realizaron la Armada y el Ejército con el fin de determinar si las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían sembrado minas antipersona en los alrededores.
 
Junto a la torre de Buenaventura, la guerrilla atacó en los últimos cuatro días otras dos idénticas estructuras en los departamentos de Norte de Santander (noreste), y Nariño (suroeste).
 
Las acciones forman parte de la ofensiva desplegada por las FARC después de que el pasado 22 de mayo suspendieran su alto el fuego unilateral e indefinido, que duró cinco meses como consecuencia de la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea la noche anterior en el suroeste de Colombia. 
Fuente: EFE

El servicio de electricidad de la ciudad colombiana de Buenaventura (suroeste), interrumpido desde este domingo por un atentado de las FARC contra una de las torres de energía que la abastecen, regresó hoy a la localidad tras concluir las labores de reparación, informó la empresa de energía EPSA.

 

La compañía, que proporciona el servicio a Buenaventura, indicó en un comunicado que la luz volvió a la ciudad sobre las 16.00 hora local (21.00 GMT) después de que sus ingenieros concluyeran la instalación de una nueva torre para sustituir la que la guerrilla derribó con explosivos.

 

El atentado provocó una falla eléctrica que dejó sin energía a 400.000 personas y perjudicó la actividad del puerto, el más importante de Colombia sobre el Pacífico.

 

Según explicó EPSA, las buenas condiciones climatológicas de la zona fueron fundamentales para reducir el tiempo de reparación, que en un principio se pensó se extendería hasta mañana jueves.

 

El equipo técnico desplazado a la zona comprende 75 operarios de EPSA, 50 de los cuales trabajaron directamente en la zona en las labores de montaje de la torre de emergencia y los otros 25 en Buenaventura en la preparación de las subestaciones y los circuitos para ir restableciendo paulatinamente el suministro.

 

Para que comenzaran sus labores fue necesario un estudio previo del terreno que realizaron la Armada y el Ejército con el fin de determinar si las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían sembrado minas antipersona en los alrededores.

 

Junto a la torre de Buenaventura, la guerrilla atacó en los últimos cuatro días otras dos idénticas estructuras en los departamentos de Norte de Santander (noreste), y Nariño (suroeste).

 

Las acciones forman parte de la ofensiva desplegada por las FARC después de que el pasado 22 de mayo suspendieran su alto el fuego unilateral e indefinido, que duró cinco meses como consecuencia de la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea la noche anterior en el suroeste de Colombia. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *