Inicio ·Noticias · Artículo

México refuerza la protección de la casi extinguida vaquita marina

Redacción

jzapata

|

Jueves 16 de Abril de 2015 - 22:45
compártelo
  • La vaquita "podría extinguirse en 2018 si no se establecen medidas de protección.
La vaquita "podría extinguirse en 2018 si no se establecen medidas de protección.
El gobierno mexicano anunció este jueves que ampliará el área de protección de la vaquita marina, un cetáceo endémico del Golfo de California, y reforzará su vigilancia por parte de las fuerzas armadas para tratar de salvarla de su grave peligro de extinción.
 
La población de la vaquita marina ha ido disminuyendo a un ritmo vertiginoso en los últimos años hasta el punto de que hoy queda menos de un centenar de ejemplares en esa zona del noroeste de México, ha alertado el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA).
 
El propio presidente Enrique Peña Nieto anunció el jueves desde la región mexicana de Baja California, con costas sobre el golfo, la puesta en marcha de una serie de acciones para tratar de salvar la especie como la ampliación de su área de protección.
 
El ministerio de Medio Ambiente había anunciado en febrero que ese área crecería de 126.000 hectáreas a 1,3 millones.
 
Además, Peña Nieto avanzó que habrá una veda de pesca en esa zona durante dos años, comprometiéndose a compensar económicamente a los pescadores, así como un reforzamiento de la vigilancia de la Marina Armada.
 
"Somos un gobierno verde", destacó Peña Nieto durante el anuncio en la población pesquera de San Felipe.
 
Además de entregar nuevas embarcaciones a las Fuerzas Armadas para patrullar la zona, el gobierno impulsará nuevas formas de pesca "más amigables y sustentables", afirmó Peña Nieto.
 
El costo de este programa es de 541 millones de pesos (35,6 millones de dólares) al año.
 
Posteriormente, Greenpeace dijo que medidas como la veda de pesca durante dos años o una mayor vigilancia son "acciones positivas, pero que requieren continuidad y seguimiento para realmente garantizar la conservación de esta especie".
 
La vaquita "podría extinguirse en 2018, año en el que Enrique Peña Nieto dejará el poder, y si no establece medidas permanentes dejará una gran incertidumbre sobre el futuro de esta especie endémica de México", advirtió la ONG ambientalista en un comunicado.
 
La vaquita marina es el cetáceo más pequeño y amenazado de las 128 especies en el mundo debido, entre otras razones, a las redes de arrastre que utilizan los pescadores de la zona, según el CIRVA.
 
Entre otros factores que han llevado a su casi extinción se encuentra también la pesca ilegal del pez gigante conocido como totoaba y su demanda en el mercado asiático, así como el uso de artes de pesca para camarón y escama.
Fuente: AFP

El gobierno mexicano anunció este jueves que ampliará el área de protección de la vaquita marina, un cetáceo endémico del Golfo de California, y reforzará su vigilancia por parte de las fuerzas armadas para tratar de salvarla de su grave peligro de extinción.

 

La población de la vaquita marina ha ido disminuyendo a un ritmo vertiginoso en los últimos años hasta el punto de que hoy queda menos de un centenar de ejemplares en esa zona del noroeste de México, ha alertado el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA).

 

El propio presidente Enrique Peña Nieto anunció el jueves desde la región mexicana de Baja California, con costas sobre el golfo, la puesta en marcha de una serie de acciones para tratar de salvar la especie como la ampliación de su área de protección.

 

El ministerio de Medio Ambiente había anunciado en febrero que ese área crecería de 126.000 hectáreas a 1,3 millones.

 

Además, Peña Nieto avanzó que habrá una veda de pesca en esa zona durante dos años, comprometiéndose a compensar económicamente a los pescadores, así como un reforzamiento de la vigilancia de la Marina Armada.

 

"Somos un gobierno verde", destacó Peña Nieto durante el anuncio en la población pesquera de San Felipe.

 

Además de entregar nuevas embarcaciones a las Fuerzas Armadas para patrullar la zona, el gobierno impulsará nuevas formas de pesca "más amigables y sustentables", afirmó Peña Nieto.

 

El costo de este programa es de 541 millones de pesos (35,6 millones de dólares) al año.

 

Posteriormente, Greenpeace dijo que medidas como la veda de pesca durante dos años o una mayor vigilancia son "acciones positivas, pero que requieren continuidad y seguimiento para realmente garantizar la conservación de esta especie".

 

La vaquita "podría extinguirse en 2018, año en el que Enrique Peña Nieto dejará el poder, y si no establece medidas permanentes dejará una gran incertidumbre sobre el futuro de esta especie endémica de México", advirtió la ONG ambientalista en un comunicado.

 

La vaquita marina es el cetáceo más pequeño y amenazado de las 128 especies en el mundo debido, entre otras razones, a las redes de arrastre que utilizan los pescadores de la zona, según el CIRVA.

 

Entre otros factores que han llevado a su casi extinción se encuentra también la pesca ilegal del pez gigante conocido como totoaba y su demanda en el mercado asiático, así como el uso de artes de pesca para camarón y escama.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos