Ecuador subutiliza la capacidad de producción hidroeléctrica, según experto

Redacción

jvite

|

Miércoles 06 de Diciembre de 2017 - 21:07
compártelo
  • En Gobierno de Correa se impulsó construcción de 8 centrales hidroeléctricas para cambio de matriz productiva. Foto: Archivo energia.gob.ec
Video: En Gobierno de Correa se impulsó construcción de 8 centrales hidroeléctricas para cambio de matriz productiva. Foto: Archivo energia.gob.ec En Gobierno de Correa se impulsó construcción de 8 centrales hidroeléctricas para cambio de matriz productiva. Foto: Archivo energia.gob.ec
El Ecuador subutiliza la capacidad de producción hidroeléctrica por falta de demanda. Así lo considera el presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha, Andrés Oquendo.
 
El país no utiliza toda su capacidad de generación hidroeléctrica, que aumentó desde 2015 con la incorporación de tres centrales al Sistema Nacional Interconectado.   
 
Según información oficial, actualmente la oferta o capacidad de generación en el Ecuador es de 7.000 megavatios y la demanda, de 3.600 megavatios. 
 
Es decir, existe un desperdicio o subutilización de energía del 50% después del funcionamiento de tres de las ocho centrales hidroeléctricas que impulsó el Gobierno del presidente Rafael Correa durante sus diez años de gestión.      
 
 
 
 
 



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 
Estas tres centrales son:  
 
Coca Codo Sinclair, que tuvo una inversión de 2.245 millones y fue inaugurada en noviembre de 2016.
 
Sopladora, cuya inversión fue de 755 millones de dólares y se inauguró en agosto de 2016.
 
La otra es Manduriacu, con 183 millones de dólares e inaugurada en marzo de 2015.
 
El país desperdicia la capacidad instalada de generación eléctrica, a criterio del presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha.   
 
“Por qué no crecemos en la demanda, eso es lo que verdaderamente debe preocuparnos, es ahí donde debería enfocarse el problema. La prueba evidente de que no hay inversión en el sector industrial”, comentó Oquendo. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
El Gobierno anterior aseguró que el Ecuador pasó de los apagones de los 90 a la suficiencia energética del siglo XXI, que inclusive el país está en capacidad de vender energía a los países vecinos. 
 
Oquendo señala que eso tampoco ha ocurrido como se esperaba. “La cantidad que vendimos a Colombia es una cantidad muy pequeñita y fue circunstancial porque hubo una falla muy grande en una de las hidroeléctricas de Colombia, hubo un incendio”, aseguró. 
 
Entre tanto, cinco proyectos hidroeléctricos están en construcción; centrales que aportarían con 780 megavatios adicionales.   
 
En total, el régimen anterior invirtió 4.702 millones para los ocho proyectos hidroeléctricos con los que pretendió cambiar la matriz productiva.   
 
Desde septiembre, Ecuavisa insistió por una entrevista al entonces ministro de Electricidad Medardo Cadena, quien renunció la semana pasada. También  se pidió la autorización para visitar las centrales hidroeléctricas con problemas en la construcción y se espera la respuesta.   
 

El Ecuador subutiliza la capacidad de producción hidroeléctrica por falta de demanda. Así lo considera el presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha, Andrés Oquendo. 

El país no utiliza toda su capacidad de generación hidroeléctrica, que aumentó desde 2015 con la incorporación de tres centrales al Sistema Nacional Interconectado.   

 

Según información oficial, actualmente la oferta o capacidad de generación en el Ecuador es de 7.000 megavatios y la demanda, de 3.600 megavatios. 

 

Es decir, existe un desperdicio o subutilización de energía del 50% después del funcionamiento de tres de las ocho centrales hidroeléctricas que impulsó el Gobierno del presidente Rafael Correa durante sus diez años de gestión.      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea: Descubra cómo es la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estas tres centrales son:  

 

Coca Codo Sinclair, que tuvo una inversión de 2.245 millones y fue inaugurada en noviembre de 2016.

 

Sopladora, cuya inversión fue de 755 millones de dólares y se inauguró en agosto de 2016.

 

La otra es Manduriacu, con 183 millones de dólares e inaugurada en marzo de 2015.

 

El país desperdicia la capacidad instalada de generación eléctrica, a criterio del presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha.   

 

“Por qué no crecemos en la demanda, eso es lo que verdaderamente debe preocuparnos, es ahí donde debería enfocarse el problema. La prueba evidente de que no hay inversión en el sector industrial”, comentó Oquendo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea: Energía hidroeléctrica caerá 25% por cambio climático en América Latina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Gobierno anterior aseguró que el Ecuador pasó de los apagones de los 90 a la suficiencia energética del siglo XXI, que inclusive el país está en capacidad de vender energía a los países vecinos. 

 

Oquendo señala que eso tampoco ha ocurrido como se esperaba. “La cantidad que vendimos a Colombia es una cantidad muy pequeñita y fue circunstancial porque hubo una falla muy grande en una de las hidroeléctricas de Colombia, hubo un incendio”, aseguró. 

 

Entre tanto, cinco proyectos hidroeléctricos están en construcción; centrales que aportarían con 780 megavatios adicionales.   

 

En total, el régimen anterior invirtió 4.702 millones para los ocho proyectos hidroeléctricos con los que pretendió cambiar la matriz productiva.   

 

Desde septiembre, Ecuavisa insistió por una entrevista al entonces ministro de Electricidad Medardo Cadena, quien renunció la semana pasada. También  se pidió la autorización para visitar las centrales hidroeléctricas con problemas en la construcción y se espera la respuesta.   

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *